Cinco grandes mujeres bateristas de la historia del rock

Les presentamos un top cinco de algunas bateristas chicas que han cambiado las reglas del juego y nos han puesto a alucinar con su energía

Cinco grandes mujeres bateristas de la historia del rock

Les presentamos un top 5 de algunas bateristas chicas que han cambiado las reglas del juego y nos han puesto a alucinar con sus redobles y su energía

En Radiónica no nos cansamos de escuchar música, buena música, está dentro de nuestro ADN. Por eso, valoramos cada canción, cada riff, cada baquetazo al cielo, la profundidad delirante y armoniosa del bajo y el protagonismo valiente de las voces que nos hacen aplaudir y emocionarnos. 

Y precisamente hoy queremos recordar la energía desbordante de las baterías, la sincronía de los golpes, la contundencia del bombo sonando en todo el cuerpo, los platos, brillantes y relucientes y las manos ágiles de muchas mujeres que han hecho de este instrumento un altar para no parar de tocar.

Acá, un top 5 de grandes mujeres bateristas de la historia del rock
 

Samantha Maloney 

Fuegos artificiales en vivo, eso pasa con el público cuando Samantha está tocando la batería. Su historia en este instrumento es amplia y no solo por los años que lleva ejecutándola, desde los cinco años, sino por la cantidad y calidad de bandas que ha tenido la oportunidad de acompañar: Hole, Mötley Crüe, Eagles of Death Metal y Peaches.  Por eso, si usted no ha tenido la oportunidad de verla crear universos sonoros con los toms, redoblante y platillos, esta es la oportunidad de tenerla en el radar.

 

Cindy Blackman

Sobre sus manos, recae el peso de canciones históricas como Are You Gonna Go My Way o It ain’t over ‘til it’s over, ella ha construido su historia al lado de Lenny Kravitz desde el año 1996. Tiene fuerza, actitud y una capacidad camaleónica de pasar del hard rock, al jazz y al progresivo. Ha tenido la oportunidad de ser la base rítmica de artistas como Buckethead, Bill Laswell, Pharoah Sanders, Sonny Simmons, Ron Carter, Sam Rivers, entre muchos otros. 

 

Meg White

A Meg la recordamos con cariño y con nostalgia por su proyecto The White Stripes, uno de los dúos musicales más icónicos de las últimas décadas. Es inolvidable su forma simple de tocar la batería, el color rojo y negro de su vestimenta, las baterias sencillas pero poderosas, y canciones que han hecho parte de su historia musical. Meg es la dueña de clásicos recordados como Seven Nation Army, Hardest Button To Button y aunque desde el año 2011 desapareció del mapa de la industria musical, queda el recuerdo de una huella rápida y contundente que marcó la historia rockera del mundo. 

 

Andrea Álvarez

El recuerdo que tenemos de Andrea Álvarez al lado de Soda Stereo es solo uno de los capítulos de su vida como baterista. Ella formó parte de Rouge, la primera banda de rock argentina integrada solamente por mujeres. Su paso por la percusión le ha dado la oportunidad de ser la base rítmica de artistas como Charly García, Divididos, Celeste Carballo, Juan Carlos Baglieto, Memphis la Blusera, Alejandro Lerner, Celia Cruz, Draco Rosa, Attaque 77, entre muchos otros. Finalizando los años noventa, Andrea comenzó a darle cuerda a su proyecto como solista, produjo su propia música, publicó cuatro discos, dos EPs, y un disco en vivo. Además, fundó Pulsomadre, un ensamble de percusión compuesto enteramente por mujeres.

 

Mónica Moreno

La batería de Mónica Moreno tiene actitud y presencia, suena duro y forma pogos inolvidables. Ella empezó a tocar la batería gracias a ser cómplice y visitante de los ensayos de I.R.A cuando solo era una niña. En algún momento quiso aprender a tocarla a la perfección y David Viola, su pareja, le enseñó con cariño hasta que debutó en un concierto en Cali. 35 años cumple I.R.A y todos esos años, se han logrado gracias a la valentía de sus fills y al compromiso ético y musical que le imprime a cada baquetazo. 

¿Qué te pareció este contenido?