Campus Party 2020 descentraliza la distribución de conocimiento

Charlamos con la gerente del Proyecto Campus Party para entender un poco más acerca del enfoque que esta edición del evento.

El Campus Party es una institución en nuestro país, desde su inicio en 2008 ha sido el lugar de encuentro de cientos de comunidades que comparten una profunda pasión por la innovación y la tecnología. Este año el evento se enfrenta a un reto que pareciera creado para ellos, la necesidad de presentar una propuesta que abrace y aproveche todas las posibilidades que la tecnología, como escenario exclusivo para su realización, puede brindar.

En Radiónica En Casa hablamos con Violeta Chamorro, una experta en conceptualización de eventos académicos y la persona a cargo de esta edición del Campus Party.

Para muchos, llevar a cabo un evento de estas proporciones en el contexto de la pandemia que enfrenta el mundo en la actualidad, pero para el Campus Party esta ha sido una oportunidad única para explotar una de las potencialidades más grandes del proyecto: la descentralización de contenidos y asistentes.

El año pasado el 42 % de los asistentes venían de otras regiones, un número importante aún teniendo en cuenta que la asistencia fue de más de 5.000 personas, este año al momento de la apertura se habían registrado más de 80 mil asistentes conectados, permitiendo romper las limitaciones de los recintos físicos y dando otro punto a favor de la programación digital de esta edición.

Definitivamente el carácter tecnológico y de participación del evento es una ventaja natural ya que muchas de las comunidades que participan son algunas de las más activas en foros y redes, entienden el verdadero valor de compartir conocimiento. Para Violeta el objetivo fundamental de este evento es romper paradigmas y darle la oportunidad a sus asistentes de aportar ideas y compartir conocimiento.

¿Qué te pareció este contenido?