Series cortas de anime para ver en maratón

En estos tiempos de aislamiento social que mejor oportunidad para aprovecharlo que poniéndose al día con el maravilloso mundo del anime.

Muchos de los títulos más conocidos consisten en obras gigantes e interminables que pueden llegar a necesitar de meses ininterrumpidos para completar. Pero como la idea no es pasar la cuarentena viendo solo una serie, Naruto en sus dos sagas originales tiene más de 720 episodios. Aquí les presentamos series imperdibles para recorrer en 20 capítulos o menos.

Estamos hablando de historias completas, muchas de ellas contenidas en sí mismas así que no hay que preocuparse por tener que conocer la obra origen o buscar las complementarias. Otras hacen parte de universos ya conocidos pero que tienen mucho valor por sí mismas.

Devilman Crybaby

Esta serie basada en la obra de go Nagai Devilman, es una adaptación de la obra original de Go Nagai realizada por el estudio Aniplex en distribución para Netflix. Estamos hablando de una obra oscura que resalta todos los elementos que hacen parte de su autor original pero expuestos desde la visión del director Masaaki Yuasa, quien trató de imaginar Devilman sin las limitaciones técnicas y de tono que exigían otros tiempos.

Devilman Crybaby, que cuenta la historia de Akira Fudo, un alma gentil que se convierte en un demonio contra su voluntad. La mayoría de los demonios usan su increíble destreza física para la violencia sin sentido, pero Akira usa la suya para proteger a la humanidad, al menos, en la medida en que su amigo Ryo lo permita.

Esta serie ha ganado muchos reconocimientos, entre ellos el Anime Of The Year de Crunchyroll.

 

Baccano!

Escrita por Ryohgo Narita e ilustrada por Katsumi Enami. La serie, toma diferentes elementos del género mafia y mezcla influencias italianas, norteamericanas y japonesas para brindar una historia que combina múltiples historias que incluyen tensión en la mafia, encuentros fatídicos en un tren transcontinental llamado Flying Pussyfoot y un elixir que promete la inmortalidad. Estas historias parecen no estar relacionadas al principio, pero se entrelazan de una manera muy interesante.

Esta serie ha sido una de las más populares de su generación y de una de las más exitosas del año 2007.

 

Terror In Resonance

Esta serie también conocida como Terror en Tokio, fue creada y dirigida por Shinichirō Watanabe, con diseños de personajes de Kazuto Nakazawa y música de la maravillosa Yoko Kanno. Este fue uno de los primeros animes distribuidos por Netflix para América Latina. La serie nos cuenta la historia de Nueve y doce, miembros del grupo terrorista Sphinx. Ambos son sobrevivientes de un instituto experimental para niños superdotados llamado The Settlement. Tienen un mensaje para el mundo y lo comparten a través de ataques terroristas. Este es uno de los pocos animes que aborda el terrorismo político y social de manera tan directa.

 

Elfen Lied

Escrito e ilustrado por Lynn Okamoto, esta serie y su manga original fuern muy importantes al inicio del milenio. Elfen Lied cuenta la historia de Lucy, una Diclonius que ha sido objeto de brutales experimentos gubernamentales desde la infancia. Atrapada entre su sed de venganza y su deseo de conectarse con los humanos, Lucy debe aceptar lo que ha hecho y lo que le hicieron. La serie tiene un inicio muy oscuro que recuerda incluso el tono de Akira, pero que rápidamente cambia planteando menos violencia y más drama.

Sus elementos de fantasía oscura y ciencia ficción han sido un referente para series como Stranger Things.

 

No Game No Life

Escrita e ilustrada por el mangaka Yū Kamiya, la idea original detrás de esta serie era narrar una historia de fantasía con batallas, como a su creador no le gustaba dibujar batallas, lo reemplazó con juegos competitivos de todo tipo. A través de colores vivos, paisajes detallados y arte impresionante, No Game No Life lleva a los espectadores a un viaje por el mundo de Disboard, donde cada conflicto se decide a través de juegos creativos y elaborados. En este mundo, los protagonistas Sora y Shiro pasan de encierros sin perspectivas a realeza en pocos días. Es un hermoso ejemplo de cómo el entorno adecuado puede capitalizar los talentos de una persona.

 

Violet Evergarden

Esta es una serie original de Netflix sobre una niña criada para ser una máquina de matar. Después de que termina la Gran Guerra, Violet tiene un nuevo objetivo: descubrir a qué se refería su oficial al mando cuando le dijo que la amaba. Para comprender mejor la complejidad de la emoción humana, se convierte en una Auto Memory Doll, cuyo trabajo es transcribir los sentimientos de otras personas en letras.

La serie nos presenta escenarios tremendamente animados y detallados con una estética algo steampunk en donde los temas de la guerra y las emociones humanas se abordan con una bonita profundidad.

 

Erased

Escrita por Kei Sanbe, esta serie también conocida como “Perdida” cuenta la historia de Satoru Fujinuma, quien viaja a su infancia en la década de 1980 para tratar de evitar el asesinato de una compañera de clase. Es una historia emocionalmente compleja y rica que toma los mejores elementos de las series de misterio criminal para contarnos las relaciones familiares y fraternales de un grupo de niños que tienen que enfrentar la desgracia.

Esta es una serie dramática muy interesante, cuenta además con música de Asian Kung Fu Generation así como con una adaptación live action que también se puede ver en Netflix.

Esperamos que estas recomendaciones les den la oportunidad de ver historias accesibles y fáciles de terminar en esta cuarentena.

¿Qué te pareció este contenido?