Foto: cortesía de Luz Calderón y Jhon Cruz

Luz Calderón y Jhon Cruz: recicladores y Youtubers

Un proyecto con el que buscan enseñar a reciclar, mostrar la realidad de este oficio y cumplir sus sueños y los de sus hijos.

Luz Calderón y Jhon Cruz, desde casi toda su vida, han vivido del reciclaje en Bogotá. Cada semana, esta pareja sale a recorrer las calles de la capital con el fin de llenar su carreta de materiales que al final signifiquen los 100 mil pesos semanales con los que subsisten. La tarea no es fácil, es desgastante y muchas veces no cuenta con el apoyo de los ciudadanos que no tienen muy claro lo fundamental de su labor ni cómo botar la basura para hacerla más fácil. 

En Bogotá, según cifras de la Alcaldía, hay cerca de 25 mil personas que tienen como principal fuente de ingreso la labor del reciclaje, sin embargo, hay personas que viven de esta labor de manera informal, lo que podría incrementar dicha cifra. El 42% del oficio lo realizan mujeres frente a un 58% de hombres. El 44% de los recicladores vive en arriendo, mientras un 12% tiene vivienda propia, el 4% vive en la calle y un 36% no reporta información. Sólo el 3% de  las personas que se dedican a esta labor dijeron estar cobijados por seguridad social en el aspecto de pensión, pues hay un alto nivel de informalidad en la actividad. Y solo el 1% se encuentran cobijados en riesgos laborales.

Con el objetivo de superar las dificultades económicas y sociales, y de hacer pedagogía, Luz Calderón y Jhon Cruz decidieron crear un canal de YouTube para contar su historia, mostrar cómo es la vida real del reciclaje en la ciudad, enseñar a las personas cómo reciclar de manera adecuada y vender un producto que ayuda a hacerlo de forma sencilla.

“Mientras reciclábamos, un día conocimos a unas personas que nos preguntaron qué materiales servían para reciclar y cuáles no. Ahí les comentamos que nosotros queremos explicar a otras personas cómo hacerlo, pero también contarles cómo es la vida real del reciclaje en las calles de Bogotá. Ellos se ofrecieron a apoyarnos y nos ayudaron a crear nuestro canal”, cuenta Calderón. 

Así, contando con el apoyo de una periodista y un realizador audiovisual, sacaron adelante su canal de YouTube y publicaron sus primeras piezas. Ahora buscan solidaridad para poder continuar este proyecto que surge de la propia calle y en donde buscan narrar sus jornadas que arrancan a la 1 de la tarde para recorrer la ciudad hasta la medianoche, descansar un rato en un parque y luego madrugar para organizar todo el material. 

También para contar la historia de su hogar, conformado por ellos y sus dos hijos de 9 y 13 años, los deseos de que ellos terminen el bachillerato, de tener una casa propia y seguir labrando un mejor futuro.  

“Nosotros vemos en noticias que hay personas enseñando a reciclar, pero desde estudios de televisión o lugares que no son la calle real. Enseñan cómo hacer artesanías con botellas y cosas así, pero eso no es todo. Queremos mostrarles la realidad, esa que incluye las trasnochadas, las dificultades, el cansancio y sobre todo, el esfuerzo que significa reciclar cuando como ciudadanía no ayudamos a hacerlo de manera correcta”, explica Cruz.

Para apoyarlo se puede suscribir en su canal de Youtube, seguirlos en Facebook e Instagram, o contactarlos haciendo click aquí. También están ofreciendo un imán de nevera que explica, por un lado, qué materiales se pueden reciclar y cuáles no y por el otro, funciona como tablero para anotar pendientes y recordatorios del día a día.

Les dejamos el primer capítulo:

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'No me gustó'.