Dark: una banda sonora tan oscura como su nombre

La música en este thriller crea una experiencia memorable de ambientes oscuros, emotivos y enigmáticos.

La serie escrita por Jantje Friese y dirigida por Baran bo Odares es una de las producciones de Netflix que más nos ha sorprendido en los últimos años desde su lanzamiento en 2017; su encriptada trama que nos lleva por diferentes parajes del espaciotiempo; una cuidada fotografía e iluminación a cargo de Nikolaus Summerer y los constantes giros argumentales que son como un caleidoscopio narrativo, la hacen una de las mejores producciones de la empresa estadounidense. A esto se suma, si no fuera ya suficiente, la música, la cual se convierte en un elemento fundamental que como catalizador nos arrastra a las entrañas de Widen, una ciudad alemana llena de inquietudes y misterios enrevesados. 

La música original, compuesta por el talentoso australiano Ben Frost (quien se ha catapultado como uno de los mejores compositores de música ambiental actuales, logrando plasmar paisajes naturales con gran pericia) convierte a la serie en una experiencia audiovisual memorable, fortificando ambientes oscuros, emotivos y enigmáticos, en los que no sobra un beat y en donde los crescendos y los pianissimos entran con precisión para acompasar los momentos más álgidos y emocionantes de la serie. 

La banda sonora es además una amalgama de artistas que entre muchos se pueden resaltar a Agnes Obel, Fever Ray, Soap&Skin y al compositor y Dj alemán Apparat; este último es quien presenta el intro con “Goodbye”, una canción que se constituye como un gran momento musical, logrando captar a la perfección la esencia del thriller y que funge como un exordio para lo que veremos a lo largo de las tres temporadas. 

También vale la pena detenerse en la selección de éxitos de los 80 que incluyen a Cher, Rick Astley, Tears For Fears y Nena; así como artistas más contemporáneos como los ingleses de Bloc Party y el irlandés nominado al Grammy, Hozier. 

En “Dark” es tan relevante lo que se ve como lo que se escucha. No sería igual de atemorizante adentrarnos en esa cueva oscura donde suceden los saltos en el tiempo sin escuchar los violines de "Alles Ist Miteinander Verbunden" ("Todo está conectado" en español), igualmente no sentiríamos la misma presión en la cien cada vez que suenan aquellos sintetizadores distorsionados o los acordes de cuerda que son un presagio de los dramas que están por suceder. 

Entre los géneros musicales más reconocidos de toda la serie se encuentran el synth pop que nos transporta a una Alemania tras la Segunda Guerra Mundial; temas indie electrónicos que nos enchinan la piel; el pop experimental europeo con cortes sombríos; el metal y el punk que añaden una esencia disonante, entre muchos más. Acá repasamos una selección de las canciones más inolvidables que sonaron en Dark.

“Goodbye” de Apparat

Sascha Ring, más conocido por su nombre artístico Apparat, ya había sonado en otras grandes series como en el final de la cuarta temporada de “Breaking Bad”; sin embargo, con esta canción logró un punto alto en su carrera siendo la carta de presentación que nos atrapa desde la cortinilla misma de la serie. El tema fue publicado en 2011 en el disco “The Devil’s Walk” y como una suerte de paradoja en el tiempo parece ser un engranaje hecho a la medida para este thriller alemán. 

"Familiar" de Agnes Obel

Esta es una tonada hecha por la compositora y cantante de Berlín, pianista de formación clásica con una voz elegante y flexible que inspira con una atmósfera de pop sereno y melancólico. El tema aparece en el ambicioso lanzamiento de 2016 “Citizen of Glass”, en el que la artista introdujo una electrónica con matices de voz modulada y sintetizadores monofónicos de finales de los años 20 llamados trautonium. 

"A Quiet Life" de Teho Teardo y Blixa Bargeld

Esta canción nace del trabajo en sinergia del compositor y músico italiano Teho Teardo junto a Blixa Bargeld, una figura muy influyente en el rock experimental y de vanguardia en Alemania. Ambos artistas han colaborado ya en cuatro álbumes entre los cuales se encuentra “Still smiling” de 2013 donde aparece este sombrío sonido que suena en la primera temporada. 

"Me and the Devil" de Soap&Skin

Este es el proyecto musical experimental de la artista austriaca Anja Plaschg, quien hizo su debut en 2008 con un EP homónimo de cuatro pistas, aclamado por la crítica. En 2013 lanzó otro corta duración llamado “Sugarbread” en el que figura este tema de bajos profundos y vibrantes que le cantan a la inevitable partida con un ente maligno.  

"Shout" de Tears for Fears

Este gran clásico del álbum “Songs from the big chair” (1985) que dio éxito universal al dúo de synth pop (natal de inglaterra) y que lo estableció como uno de los actos principales de la segunda generación de estrellas de MTV, sirvió para situar la época en que se desarrollaron algunos eventos de la línea temporal de la serie.

"I Ran (So Far Away)” de A Flock of Seagulls

Con un clásico para bailar, se ambientó el séptimo capítulo de la primera temporada de “Dark”. Este éxito de 1982 estableció a la banda como uno de los actos definitivos de la era de la nueva ola, a partir de un sonido que combinaba exuberantes sintetizadores, guitarras y un elegante dance-pop que los hizo, incluso, estar presentes en la prestigiosa lista del Hot 100 de Billboard. 

"Irgendwie, irgendwo, irgendwann" de Nena

Nacida en la pequeña ciudad alemana de Hagen en 1960 como Gabriele Susanne Kerner, Nena (como es conocida en la industria musical), hace parte de esta selecta lista con un tema de su disco titulado “It's all in the game” de 1985. Aunque es principalmente conocida por el hit “99 luftbaloons”, con esta canción nos muestra por qué hizo parte de la escena de la nueva ola alemana del rock'n'roll, mientras se jacta de su lugar imprescindible en esta serie en la que canta sobre el mundo sideral : “En la caída del espacio y el tiempo. Dirección del infinito. Polillas voladoras en la luz. Igual que tú y yo. De alguna manera atrapa en algún momento, en algún lugar del futuro”. 

"Keep the Streets Empty For Me" de Fever Ray

Musicalizando las desapariciones en Winden, Fever Ray (uno de los grandes nombres del pop experimental europeo) nos presenta una canción de su primer disco en solitario, un trabajo discográfico homónimo lanzado en 2009 en el que amplía y profundiza el pop electrónico mostrando facetas temperamentales (tales como la desolación) y donde cuestiona los oídos habituados a sonidos mainstream. 

"Pleasure to Kill" de Kreator

Y como el metal alemán no podía faltar en la serie, esta canción figura cuando uno de los personajes disfruta en su habitación del thrash de Kreator, una de las bandas europeas más influyentes y exitosas que nos cautiva en esta producción con una velocidad vertiginosa y unas letras nihilistas que hacen parte de su disco “Pleasure to kill” de 1986.  

“My Body is A Cage” de Peter Gabriel

Esta canción hizo parte de “Scratch my back”, disco que conocimos en 2010 y que hace parte del gran repertorio del cantautor británico Peter Gabriel que se despliega en 11 álbumes en solitario siendo el primero lanzado en en 1975. El artista nos transmite aquí una atmósfera desalentadora, acompañada de una gran orquesta y una voz que habla entre intervalos de silencios tristísimos; este tema lo podemos oír al final de la segunda temporada de la serie.

“Never Gonna Give You Up” de Rick Astley

En la segunda temporada se presenta de nuevo un gran clásico, se trata del sencillo más exitoso del cantante inglés Rick Astley. La canción de la producción discográfica titulada “Whenever you need somebody” de 1987 encabezó las listas de éxitos de todo el mundo y catapultó al joven de 21 años en un viaje que abarcaría 8 éxitos consecutivos en el Top 10 del Reino Unido y 40 millones de ventas en el mundo.  

“The Pioneers” de Bloc Party

Esta es la canción que suena en el tráiler de la temporada final de “Dark”,  un sencillo del álbum debut de Bloc Party, titulado “Silent Alarm” (2005). En esta ocasión se reproduce el remix que la banda de rock francesa, M83, hizo para una de las canciones del disco y que le dan ese sonido singular que mezcla estructuras del rock, el indie y el punk. 

 

 

¿Qué te pareció este contenido?