Así llegó Radiolito a La Tierra

La historia de cómo Radiolito se contactó por primera vez con nosotros y terminó hablando con algunas de las bandas más importantes del país.

Recuerdo aquella tarde cuando detectamos, en RTVC, las primeras señales que provenían desde el espacio exterior. El ingeniero William Arroba nos reunió en la Subgerencia de Radio para informarnos que llegaba una comunicación binaria desde algún lugar de Trappist-1. Juan Camilo Varón, nuestro genio digital, tenía la misión de descifrarlo. El resultado nos dejó sorprendidos....

Sí, estaba claro, en Radiónica ya lo sabíamos, pero necesitábamos una prueba: no estamos solos en el universo y lo mejor, la emisora tiene oyentes en diferentes galaxias.

El mensaje era sencillo: “Hola Radiónica, les escribe Radiolito, quiero salvar mi planeta”. Estas palabras también traían su ubicación, pero esa la mantenemos en reserva para evitar que la NASA o los programas aeroespaciales rusos y chinos molesten a nuestros oyentes interestelares. Ante esas palabras, nuestra Subgerente de Radio, Dora Brausin, nos reunió y creó un notable plan de contingencia: alguien debía viajar a rescatar a Radiolito.

Es clave mencionar que RTVCPlay se unió, valientemente, a la gesta. La estrategia de Julia Rincón, sumada a la sensibilidad y visión de Dora Brausin, dieron como resultado un plan espacial muy efectivo. Lo único, insisto, era seleccionar a un astronauta para traer a nuestro oyente espacial y adivinen a quién seleccionaron. A quien les escribe esta historia, mucho gusto, soy el @profeastronauta para servirles.

No quiero ser muy extenso en mi relato, pero está claro que tengo el honor de ser el primer astronauta colombiano y contra todo pronóstico, no solo pude llegar al lugar en donde estaba Radiolito, no, también pude regresar con él. La prueba de mi viaje está en el cabezote de la serie el cual fue diseñado, muy al estilo Stanley Kubrick, por Oscar Romero e Iván García.

Cuando llegamos a la Tierra, Radiolito nos pidió algo muy especial, quería conocer a los artistas que forman parte del repertorio de la emisora. Nosotros, por supuesto, decidimos presentarle a un primer gran grupo de artistas pero teníamos un problema, si bien Radiolito de ve muy tierno y amigable, no sabíamos cómo reaccionaría con tantos humanos alrededor, ¿se convertiría en el ‘Alien’ de Ridley Scott o reaccionaria como los marcianos de ‘Mars Attack’ de Tim Burton?

Teniendo en cuenta lo anterior, decidimos probar ese primer acercamiento extraterrestre con dos bandas que no tenían problema en sacrificarse por el bien de la humanidad: LosPetitFellas y Telebit. Por supuesto, en ese primer día todos estábamos nerviosos, el primer equipo de rodaje: Juan Bejarano, Juan Jiménez, Alex, Yair, Oscar Romero y quien les escribe, no sabíamos qué pasaría. Radiolito, quizás por sus nervios de debutar para los terrestres, había pedido que llegaría en cualquier momento de la grabación, los Fellas lo sabían y sinceramente, estaban preparados para cualquier cosa. Vale la pena decir que todo salió bien, todos sobrevivimos, no tuvimos ninguna baja, Radiolito perdió los nervios y el enamoramiento entre terrícolas y extraterrestre fue inmediato.

La segunda sesión de grabación fue en la tarde de aquel viernes. Cuando llegamos a la locación Dany (Fluxus) y Pipe, acompañados por el maestro Quiroz, estaban intrigados por nuestra cita, y los entiendo pues encontrarse con un extraterrestre no es algo que pase todos los días, no obstante todo fluyó con magia intergaláctica. Nos salió otro gran programa. Radiolito se entendió perfectamente con los Telebit y nuevamente estábamos rodeados de mucho afecto.

Lo que continuó fue inolvidable, una selección de importantes artistas independientes colombianos se encontraron con la sensibilidad y el carisma de Radiolito, y juntos creamos un capítulo muy especial de la memoria sonora de nuestro país.

Quiero agradecer, a través de esta columna, a todo el equipo de trabajo de la Subgerencia de Radio, de RtvcPlay y de Colibrí que participaron en el proyecto. A Radiolito por aguantar un viaje tan difícil y por amar a Radiónica. A cada uno de los artistas que con sus almas de niños y niñas le dejaron el corazón a la serie y por supuesto, a cada una de las personas que la han visto. Está claro que cada día somos una familia más grande y nuestro reto es el de responder con calidez y pasión cada segundo de su compañía.

Está claro, nos quedan muchas nuevas historias por crear y compartir. ¡Vamos Radiónica!.

¿Qué te pareció este contenido?