Animaciones salvajes: la caricatura que pone a conversar a grandes del rock

Diálogos divertidos y reflexiones profundas en menos de un minuto con Nina Simone, Bob Dylan, Gustavo Cerati y Luis Alberto Spinetta en una animación.

¿Se imaginan qué podrían decir, en medio de un partido de fútbol, Luis Alberto Spinetta, Fito Páez y Charly García? ¿O  una charla desprevenida entre ellos mismos en un café -como el Central Perk de Friends- mientras ven tocar a Fabiana Cantillo? O incluso cómo podría ser una meditación sencilla junto a John Lenon y George Harrison.

Sería difícil conocer estos episodios, que dentro de las vidas agitadas de los músicos son (o fueron, algunos ya no están aquí) más un momento cotidiano y anecdótico, e incluso improbable porque es posible que Charly no haya jugado un partido de fútbol o que las meditaciones de los Beatles fueran algo muy íntimo. Pero es posible conocer cómo pudieron ser, a modo de una ficción con tintes hilarantes de realidad, de la mano de Martín Ameconi, un músico e ilustrador argentino que desde el año pasado se inventó “Animaciones salvajes”, una serie de clips cortos animados que recrean momentos cotidianos tomando partes de una realidad pero con mucha imaginación.

Y es que, para los colombianos, seguramente no es un producto tan extraño, porque tanto su estilo de animación (según el autor inspirado en series animadas como Los Simpson o Bojack Horseman) como las situaciones que a veces parten del absurdo, pueden recordarnos a “El siguiente programa”, incluso usando un poco de humor para contar las historias (solo que sin la sátira del programa de Martín De Francisco y Santiago Moure).

Cada capítulo de Animaciones salvajes se compone de una situación corta, donde a veces los músicos aparecen interactuando entre sí, o en otros casos conversan con Salva, el personaje inventado por Martín Ameconi (que es básicamente un alter ego de sí mismo), aunque la voz de Salva, hasta ahora, nunca ha aparecido.

Los invitados a esta serie (los más recurrentes han sido grandes nombres del rock argentino) aparecen por cuenta de pequeños momentos de entrevistas cuidadosamente seleccionados para que funcionen con la situación planteada en la historia. Como su creador ha dicho a diversos medios de su país, los músicos que hacen parte de los capítulos han sido aquellos que durante la vida le han hablado y lo han inspirado, más allá de poner grandes nombres de la música o el arte. Y tiene sentido, ya que este proyecto nació en medio de la pandemia, cuando paró de hacer música -además de ser artista gráfico también tiene su faceta como solista- y estaba un poco desmoralizado por la situación en general, para él esta fue su salida. Y de hecho, inicialmente era algo privado, para sus amigos, pero luego se coló en internet y explotó.

Esta serie, que ya cuenta en su canal de YouTube con 60 capítulos, ha llamado la atención no solo de los amantes del rock, sino también de algunos protagonistas de sus cortas historias. Por ejemplo, Jorge Drexler y Fito Páez han reaccionado y posteado sus episodios.

Incluso, la serie se ha arriesgado a reinterpretar muchos elementos más allá de la música, con un capítulo especial donde, jugando a la lógica que propone la trama de la película Volver al futuro (1985), viajan al pasado para impedir que alguien destruya un momento importante en la historia del rock argentino. Para el creador, fue uno de los episodios más complejos, además de ser el más largo, porque la historia se sale del esquema ya definido en el estilo de la serie.

Si quieren ver a grandes de la música en situaciones hilarantes (como a Cerati haciendo stand up Comedy o a Spinetta hablando de un complot que involucra japoneses), pueden ir al canal de YouTube o a la cuenta de Instagram @elbailedelossalvajes para encontrar uno a uno los capítulos de esta serie animada que está cerca de llegar al cierre de su segunda temporada.

¿Qué te pareció este contenido?