“Verte Antes de Fin de Año” de Lolabúm

Suena a 2020, un disco más que agradable y divertido.

Hablar de un disco de cuarentena ya no es novedad. Lo que sí es noticia es que alguno de esos trabajos sobresalga del resto por plasmar –y de gran manera– las sensaciones generadas por el encierro, el distanciamiento y la incertidumbre. 

Pero "Verte Antes de Fin de Año" (2020), el nuevo álbum de la agrupación ecuatoriana Lolabúm, no es una invitación a la desesperanza, es mas bien un llamado a tomar todo con la mejor actitud posible.

Son 10 cortes llenos de realidad que podrían servir como un diario del encierro, situación en la que dejamos volar la mente por asuntos tan diversos como ¿qué hace a una persona quien es hoy? (Tatobien), ser tratado como un juguete (Cuando Quieres Jugar Conmigo), querer evadir la sobreinformación (Dios Mío ya no Veo Noticias), mensajes de texto no enviados (El Sonido Imperceptible de Escribir por Celular), pensar en los chicas las chicas les chiques (Pero Cambié Mi Estilo) y llegar a la profundidad de entender el sobrevivir como una “obsesión obesa de seguir con vida” (Casi 20 en el 2016).

Por eso no desentonan ni la aparente ligereza de "Sustitos" ni la hermosa y seria "Qyy", ni siquiera que el listado de canciones del álbum fuera anunciado por medio de un mensaje de WhatsApp. Cada uno de los elementos de "Verte Antes de Fin de Año" (2020), irónicos y crudos, resultan equilibrados gracias al cuidado de la palabra y la experimentación en producción, dando como resultado un disco más que agradable y divertido que suena, si o sí, a 2020.  

Mucho sampling, exploración sonora para crear ambientes y letras inteligentes, enmarcan un disco de 36 minutos de duración en el que conviven el dark wave, el pop, el noise y hasta el trap. Una demostración de la capacidad creativa de un proyecto que, día a día y lanzamiento tras lanzamiento, se sigue posicionando como referente de la cada vez más importante y relevante nueva música ecuatoriana.

¿Qué te pareció este contenido?