'Hot Fuss', el disco debut que nos presentó la música de The Killers

​Revisamos cada una de las canciones del emblemático primer disco de The Killers.

Nos vamos para el año 2004 con un disco que definió el rock alternativo, así como también los orígenes de una de las bandas más importantes de la música, The Killers. Es un buen momento para echarle un vistazo al estridente Hot Fuss, después de 17 años de haberse lanzado.

La banda conformada por Brandon Flowers, Dave Keuning, Mark Stroermer y Ronnie Vannuci Jr., empezó su formación en el año 2001 en la mítica ciudad de Las Vegas, cuando Flowers fue expulsado del grupo Blush Response, debido a que él no quería mudarse a Los Ángeles como los demás integrantes de ese combo. 

Brandon Flowers arrancó la búsqueda de su nueva banda, la cual siempre se planteó como un grupo de rock, debido al gusto personal que tenía él por artistas emblemáticos de ese género, como David Bowie. El primer fichaje fue Dave Keuning, un guitarrista que había puesto un anuncio en un periodico de Las Vegas. A partir de ese momento, arrancó el proyecto de The Killers.

El nombre “The Killers”, deriva del logo de el bombo de una banda ficticia retratada en el video musical “Crystal”, del emblemático grupo de New Order. Este era un gusto personal de ambos músicos, por esa razón escogieron ese título para su banda. Antes de seguir adelante, se debe resaltar un hecho importante en la grabación del Hot Fuss. El disco es un recopilatorio de varios demos que llegó a grabar la banda. Algunos de ellos los fueron trabajando desde el primer dúo de Flowers y Keuning, junto a antiguos miembros como el baterista Matt Norcross y el bajista Dell Neal.

El combo conformado por Brandon Flowers, Dave Keuning, Natt Norcross y Dell Neal, empezó a tocar en diferentes lugares de la ciudad, en donde también regalaban copias gratuitas de algunas de las canciones que habían grabado, como la icónica “Mr Brightside”. Con el paso del tiempo, Norcross fue despedido por la banda y Neal se había distanciado del proyecto por razones personales. 

The Killers pasó por muchos procesos creativos, en los cuales no encontraban un combo y estructura que fuera a fin a su trabajo. A finales del año 2002, la banda halló a sus nuevos integrantes. El cuarteto había encontrado su línea, así como también el nombre que los definiría. Ronnie Vannuci Jr. era un reconocido artista de la escena musical de Las Vegas, el cual llegó a conocer a Flowers y Keuning, durante algún show en el cual él prestaba sus tambores a otro grupo.  

Por otro lado, Mark Stroemer, siempre fue un guitarrista que siguió The Killers para su respectivo ensamble. Stroemer se mostró un poco reacio a la idea de ser parte del combo, pero al final sí lo hizo. Con una banda definida y algo de recorrido en su historial, el grupo de Flowers comenzaría a organizar su reto más grande, un primer álbum de estudio. 

Entre el año 2002-2003, The Killers arrancó este proyecto de escritura y arreglos, en los cuales planificaron por completo el esquema del álbum. Los cuatro miembros trabajaban en el garaje de Vacunni, así como también en su respectiva universidad, en donde estudió Percusión Clásica. El tiempo pasó y se dieron canciones como “Somebody Told Me” y “Smile Like You Mean It”, las cuales fueron características en los diferentes shows que tocaron durante ese tiempo, en su ciudad natal.

Todo el revuelo que causó la banda, le llamó la atención a Braden Merrick, uno de los representantes de Warner Bros Records. Merrick se convertiría en su manager, además del encargado de buscarles un contrato con algún sello. Hubo un montón de apuestas y presentaciones para diferentes personas de la industria. Al final del día, Ben Durling de Lizard King Records en Reino Unido, fue el encargado de darle una oportunidad y respectivo contrato, en julio del 2003.

Un detalle más que no se puede dejar de lado. El despegue de la banda, se dio gracias al reconocido DJ de radio, Zane Lowe. Fue el primero en colocar a los Killers en el mes de agosto del 2003, en la reconocida emisora BBC Radio 1. La canción elegida fue “Mr. Brightside”. De ese momento en adelante, el grupo se ganó una fama tremenda en todo Reino Unido, una que llegaría a sonar en otros lugares del mundo, hasta el momento en donde decidieron lanzar su álbum por completo. 

Hot Fuss arranca con "Jenny Was a Friend of Mine", una canción que tiene ciertos detalles espaciales que dan paso a una estridente combinación de guitarra, bajo y baterías. Un detalle que se debe resaltar de esta pieza, como de muchas otras en el disco, es el hecho de que la voz de Flowers tiene ciertos momentos en los cuales hace uso del efecto vocal Echo Farm. La letra relata el punto de vista de un niño que esta siendo interrogado por el asesinato de una niña que se llama Jenny, la cual era amiga de él. “Mr. Brightside” es una adrenalínica pista que trata sobre la infidelidad que vivió Flowers de una ex novia del pasado. En cierta medida, la canción es una bella combinación de platillos y sintetizadores, con un montón de referencias dedicadas a la paranoia y celos en su respectiva lírica. Esta última es la más conocida y escuchada de toda la discografía de los Killers.

"Smile Like You Mean It" es una bella combinación de sintetizadores rasposos y guitarras asesinas, las cuales dan en el clavo con esa letra que trata una seria combinación con la unión que debe haber en temas como el crecimiento y posterior envejecimiento de una persona cualquiera. Es una de las piezas alternativas más pegajosas de todo el disco. “Somebody Told Me” es una cruda canción para cantar a todo pulmón. La letra sigue explorando esos celos y paranoia de Flowers frente a alguna ex novia. La guitarra, bajo y batería se sienten cargadas de ira, una que combina fuertemente con cada uno de esos gritos y justificaciones que tira Brandon al aire. 

“All These That I’ve Done” es una de las mejores canciones del álbum. La letra es una carta dedicada al oyente, una que ruega por algún tipo de ayuda, por una mano que haga salir adelante a esa persona que tiene un montón de luchas y problemas en su vida. Son cinco maravillosos minutos que incluyen la participación del famoso coro de gospel, The Sweet Inspirations. Como ya se dijo anteriormente, el disco contiene el efecto Echo Farm en la voz de Flowers, pero se debe admitir que esta es la pieza que mejor lo usa. Le da una vibra muy fresca a la confesión de Brandon. Por otro lado, no se debe dejar de lado la maravillosa batería, que destaca estrepitosamente con cada uno de sus pasos junto a la guitarra. 

“Andy, You’re a Star” es una canción que vuelve a echarle un vistazo al pasado de Flowers. La letra se centra en un chico atlético que se burlaba de Brandon en la escuela secundaria. Es de las piezas más tranquilas del álbum, un detalle que se denota mucho en la suavidad de su guitarra y batería. “On Top” hace un bello uso de sintetizadores, junto a una batería que acompaña formidablemente a esa lírica que relata la historia de un hombre que ha estado sobrio durante mucho tiempo. La canción explora el mundo de una persona que consumía drogas, así como también su proceso de rehabilitación. 

“Change Your Mind” es otra bella pieza alternativa, la cual juega bastante con los sintetizadores y la batería. La canción es una esperanza por volver a intentarlo en el amor, por salir con una chica que podría dejar todo el mal pasado atrás. “Believe Me Natalie” es una canción alegre en instrumentos, pero oscura en letra. La pieza sigue la noche de fiesta soñada de Natalie, la cual termina con su muerte por una aguja sucia que contiene VIH. Es un poco rara la combinación de sonidos y lírica.

“Midnight Show” detalla el asesinato del cual se culpa al niño de "Jenny Was a Friend of Mine", junto a una buena dosis de baterias que rebotan con cada una de los aspectos que se relatan de este horrible homicidio. “Everything Will Be Alright” es la pieza más larga de todo el álbum, casi seis minutos de una lírica que puede significar varias cosas. Con el paso del tiempo, la canción se ha definido como un encuentro con el amor, así como también una huida de los problemas de una persona cualquiera. Es una pista muy tranquila, con ciertos detalles instrumentales que la tornan a la oscuridad.

“Glamorous Indie Rock & Roll” es una canción que se burla de The Killers. Es un chiste que habla sobre cómo la gente pensaba que ellos eran una banda de indie en sus inicios. Es una bella pieza, alegre y contagiosa por su batería, bajo y sobre todo por la guitarra.

Hot Fuss fue un disco que se hizo a pulso, a través de diferentes cambios y de un origen que le dio un cierto aire al auge que tenía el rock alternativo por el año 2004. Es interesante visitar los inicios de The Killers, el trabajo que los marcó como la banda más importante de Las Vegas. Con una gran carrera que sigue entregándonos un montón de discos más, recordamos los pinitos de ese sueño que tenía Flowers por triunfar en el mundo de la música, junto a su banda de rock. 

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'No me gustó'.