Siete años del disco debut de Jungle, una de las bandas más importantes de Reino Unido

​Revisamos las doce canciones que hacen parte del primer disco de Jungle como antesala de su tercera entrega.

Es hora de explorar una de las bandas emergentes más importantes de los últimos diez años, uno de esos proyectos que se han impuesto en diferentes lugares del mundo a través de esa propuesta dedicada donde mezcla el neo soul, funk y dance. Nos vamos para el año 2014, en donde nos encontraremos con el combo dirigido por Tom McFarland y Josh Lloyd-Watson, mejor conocidos como Jungle.

Sin duda alguna, Jungle se ha convertido en uno de los colectivos británicos más importantes e interesantes de la música de los últimos años. Un grupo en donde se encontraran talentos como Fraser MacColl, George Day, Dominic Whalley, Rudi Salmon, Andro Cowperthwaite y Nat Zangi, los cuales han seguido a McFarland y Lloyd-Watson en su respectivo viaje musical de dos discos y de un próximo tercer álbum para este año 2021

Como ya se mencionó anteriormente, nos devolveremos al año 2014, una época que definió los orígenes de este grupo, por medio de un primer disco homónimo. Para ese momento, Jungle ya tenía cierto reconocimiento por haber sido parte de la lista BBC Sound Of 2014, una curaduría hecha por diferentes periodistas, disc-jockeys y presentadores, los cuales se dedican a hacer una selección especial de nuevos talentos de la industria de la música, durante cada principio de año. 

El listado de ese año fue muy especial, ya que propuso pesos pesados de la música británica e internacional, como lo son Sam Smith, Ella eyre, BANKS, Sampha, George Ezra, Chance The Rapper, Chlöe Howl, FKA twigs, Kelela, Luke Sital-Singh, MNEK, Nick Mulvey, Royal Blood y Say Lou Lou.

Otra de las cosas que no se pueden dejar de lado en esta historia, es el éxito de sencillos y videos como el de “Platoon”, uno de los lanzamientos más pegajosos de la música británica en 2013, así como también un abrebocas a este proyecto que tenía algo que mostrar..

Aquí debemos resaltar la rigurosidad con la que Jungle trabaja sus videos, los cuales siempre se han caracterizado por tener una fuerte presencia de bailes y coreografías que han definido el trabajo de la banda. Esto deriva en que sus piezas audiovisuales sean grandes apuestas con una estética muy cuidada y pulida.  

Ese año en el que se lanzó Jungle, también es recordado como una etapa de experimentación con cada una de las partes del colectivo y de su posterior equidad a la hora de presentarse en vivo. Fue un momento de mucho trabajo, en donde el dúo de Tom McFarland y Josh Lloyd-Watson se concentró en lograr una unión orgánica, honesta y completamente fiel a sus shows y espectadores.  

El disco arranca con “The Heat”, una canción que transmite una esencia de funk ligero, así como también una letra que se dedica a hablar sobre el poder que tiene el calor creado por la misma gente. A partir de esa idea, el track representa la imagen de un festival sobre la playa, en donde se pueden encontrar diferentes referencias al calor: temperatura alta, intensidad sexual y presión policiaca (la cual se denota enormemente por las sirenas que se escuchan durante toda la pista). A la hora de toparse con “Accelerate”, notamos que la banda se converge con ese neo soul britanico, tranquilo y oscuro en su letra. La canción da un buen seguimiento a su antecesora, por medio de sonidos espaciales y de algunos detalles de música chill. 

Nos encontramos luego con el track más vibrante, frenético y rasposo del disco: "Busy Earnin'". Este tiene una buena gama de sintetizadores, sonidos electrónicos y una letra que critica ese ideal de las personas que dedican toda su existencia al trabajo, algo que provoca descuido en otros aspectos de la vida. Esta canción es la más conocida de la carrera de Jungle, es su punta del iceberg. 

“Platoon” es otra de las piezas pegajosas de Jungle, dedicada a transmitir una pulida esencia de neo soul, por medio de un bucle de campanillas y de un coro que se acopla de manera agradable al oído, para posteriormente llegar a un cierre oscuro y tensionante de sintetizadores. Es una buena canción para la carretera y la puesta de sol. “Drops” es otra apuesta netamente dedicada al neo soul, así como también a pequeños detalles de sonidos espaciales. Es una de las partes más ligeras del álbum, sobre todo por el rango de voz que hay en ella. 

“Time” es un buen regreso al lado pegajoso y dance de Jungle. La canción es una de las mejores piezas dentro del álbum, cargada de energía para la pista de baile y de una letra que comparte ese sentimiento de dependencia hacia alguien especial. “Smoking Pixels” es una pausa para el álbum. Es un instrumental con ciertos rasgos de música de western, sobre todo por la presencia de un silbido que denota mucho esa textura. 

A la hora de escuchar una canción como “Julia”, nos encontramos con un dance lento y una bella combinación de voces en falsete, las cuales se destacan con cada uno de los pasos que hay en esta letra romántica. El track da paso a una serie de fases y vivencias que se pueden vivir en la etapa del enamoramiento. “Crumbler” es una bella fusión del funk de Nile Rodgers y la música dance de Daft Punk. Es una canción lenta, elegante, atractiva y vibrante para la fiesta.

“Son of Gun” es un funk lento, con una cierta vibra sensual y unas letras cargadas de locura por una persona que no es fácil de olvidar. A la hora de toparnos con “Lucky I Got What I Want”, nos encontramos con una de las canciones más pegajosas del álbum. Es una pieza de dance lento y de unos coros que te llegan al alma, sobre todo por ese fondo que tiene ciertos detalles de neo soul. 

El disco cierra su viaje de doce canciones con “Lemonade Lake”, una bella pieza de soul moderno, cargada de sintetizadores y sonidos espaciales. Además de ello, no se puede dejar ese estribillo tan pegadizo y completamente dedicado al sentimiento de extrañar a alguien. 

Los orígenes de Jungle se destacan por tener una fuerte pulida en esa esencia de neo soul británico, repleto de sonidos con vibra nocturna y de ciertas bases del funk clásico, de proyectos como Chic. La banda se caracteriza por ser una de las propuestas independientes más importantes de todo Reino Unido, además de contar con un trabajo y estilo que los hacen destacar en cada una de las doce piezas que componen su debut del 2014, el cual acaba de cumplir siete años en este 2021.

El disco es una obra maravillosa de inicio a fin, en la cual se explora un colectivo que supo hacerle justicia a esa idea de trabajar por un proyecto tan difícil y experimental, como el que es crear una banda.

¿Qué te pareció este contenido?