Ocho años de ‘AM’, el disco más importante de los Arctic Monkeys

Revisamos cada una de las canciones del quinto álbum de estudio de los Arctic Monkeys.

Es hora de revisar una de las gratas sorpresas musicales del año 2013, el AM de los Arctic Monkeys. Un disco que marcó un antes y después en la carrera de la banda liderada por Alex Turner, al ser un trabajo que expandió la fama que tenían en Reino Unido a otros lugares del mundo.

AM es un álbum que nació con la producción de James Ford y Ross Orton en California, junto a diferentes colaboradores como Josh Homme de Queens of the Stone Age, Bill Ryder-Jones de The Coral y el baterista Pete Thomas. Además de ello, se debe resaltar el hecho de que su propuesta busca incluir un montón de géneros y estilos musicales como  el indie, rock psicodélico, blues rock, hard rock, heavy metal, desert rock, R&B, soul y hip hop.

A la hora de hablar de los referentes que tuvo en cuenta la banda para la elaboración de este disco, se debe mencionar una fusión de iconos del rock y hip hop clásico, en donde nos topamos con proyectos como el de Black Sabbath, Aaliyah, Outkast, Ike Turner y Dr Dre. Estos dos últimos fueron buena parte de la inspiración de los Monkeys para este quinto álbum, a través de una convergencia que adoptaba los icónicos ritmos de Dre y los cortes tan característicos del blues rock de Ike Turner.

El enfoque de este quinto disco también incorporó instrumentos como el piano, el órgano, un lamelófono eléctrico y una máquina de ritmos. Herramientas que no habían incluido en trabajos anteriores y con las cuales buscaban un mayor nivel de profesionalismo para un álbum de estudio. AM tuvo un montón de éxitos comerciales, en cuales se llegan a destacar canciones como “R U Mine?”, “Why'd You Only Call Me When You're High?”, “One for the Road”, “Arabella”, “Snap Out of It” y “Do I Wanna Know?”

Fue “Do I Wanna Know?” la encargada de entrar a la banda al famoso listado Billboard Hot 100. Por otro lado, en Reino Unido, los Monkeys se convirtieron en la primera banda indie en debutar en la posición número uno del Official Chart con cada uno de sus cinco primeros álbumes. Además de ello, el disco ha sido incluido en diferentes listados especializados de medios como NME y la revista Rolling Stone.

El disco arranca, precisamente, con “Do I Wanna Know?”, una canción con uno de los riffs de guitarra más pegajosos de la historia de la música, acompañado de un increíble ritmo por parte de la percusión. Por otro lado, la pieza aplica rasgos de R&B a su estructura, a través de los instrumentos que tiene la banda a su disposición. La lírica se centra en Turner, retratándose a él mismo como un amante obsesivo y paranoico por cómo está su relación. “R U Mine?” es una explosiva pieza de rock moderno, la cual cuenta con una guitarra estridente, una batería ruidosa, un bajo muy pulido y una lírica en la que Alex se describe como el “títere” de una relación que roza entre el coqueteo casual y la adictiva lujuria. Turner es una especie de sumiso que ruega por el cariño de ella.

“One for the Road” es una de las piezas más tranquilas del álbum, la cual cuenta con una percusión pegajosa de inicio a fin. La letra es una especie de último trago para Turner, uno que lo fortalecerá para el viaje que está por venir. De alguna forma se señala el tema de la conducción bajo los efectos del alcohol. “Arabella” es una  pieza sensual que cuenta con un estridente riff de guitarra, así como con un increíble solo final. El nombre de este track está inspirado en una amante de la edad espacial que se llamaba Arabella. Por otro lado, la lírica se centra en la atrayente figura de una mujer, de lo bueno y malo que puede desembocar de esta atracción. 

“I Want It All” es una pieza que reluce por sus sonidos electrónicos, a través de un viaje por la típica mentalidad de una estrella de rock. Turner expresa una elocuencia a la hora de hablar sobre ese sueño de continuar con cada encuentro que llega a tener con una hermosa mujer. “No. 1 Party Anthem” es la pista más tranquila y dulce de todo el disco. La letra se burla de la gente que espera una gran canción para sentir cierta vibra en una fiesta o lugar cualquiera. “Mad Sounds” continua con ese tempo lento de su antecesora, viajando a través de la compañía de una bella y suave guitarra, así como también de una letra que reflexiona sobre lo valiosa y curativa que puede ser la música.

“Fireside” es una canción que reflexiona en lo difícil que es avanzar de una persona que amas, a pesar de que es lo mejor que puedes hacer. La pieza se mantiene con una letra dolorosa y oscura, la cual tiene cierta semejanza al sonido que tenía Johnny Cash en su trabajo. “Why’d You Only Call Me When You’re High?” es otra de esas pegajosas suaves del disco, en donde nos topamos con un Alex que relaciona el amor con el sentimiento que producen las drogas. 

“Snap Out of It” da una vez más una melodía para el álbum, que trata de continuar el tempo lento, a través de una historia en donde Alex intenta convencer a un chica de que se olvide de él y de todo lo que representa en su vida. “Knee Socks” es la pieza más sensual de todo el disco. La lírica es una especie de adiós por parte de Alex, la cual combina muy bien con ese sonido que emboca desde el bombo de la batería. AM culmina su viaje con “I Wanna Be Yours”, una profunda carta de amor, en la cual expresa su deseo por ser útil a esa persona especial. La canción tiene una vibra muy chill, la cual siempre han comparado con “Spanish Sahara” de Foals.

AM es un viaje lleno de toxicidad, en donde nos topamos con temas como el romance, sexo, soledad y toda la frustracion que estos pueden incoroporar a la vida de una persona cualquiera. Alex Turner es el protagonista está triste y rasposa historia que acaba de cumplir ocho años desde su lanzamiento. Un disco que juega con la oscuridad y fracasos que siempre pueden estar al acecho de una relación. 

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me da igual'.