"Transportar es unir, amigos, familia. Cumplir sueños"

Hector Arteaga lleva 30 años trabajando en el sector del transporte público. Su historia nos la cuenta desde Pasto, Nariño.

La vida de Héctor Arteaga se ha desarrollado entre la crianza de sus hijos, el amor a su esposa, la llegada de su nieta, y las innumerables horas en carretera al volante de su bus intermunicipal; conectando pueblos, ciudades y las historias de miles de colombianos.

Este hombre de tez blanca, ojos verdes, acento marcado, y caracterizado por su responsabilidad -virtud admirable-, nació en Pasto hace 48 años. Lleva más de 3 décadas en la labor del transporte de pasajeros, atravesando la Cordillera de los Andes al recorrer los departamentos del sur occidente del país cada semana con el objetivo de llevar a cada viajero a su destino. "Transitando por todo tipo de rutas en Nariño desde el mar hasta el Galeras, desde el monte hasta el confín." 

En más de 30 años, son infinitas la historias y experiencias que la memoria de Héctor ha logrado conservar, como aquel viaje a Tumaco en el año 2007 en el que aprovechando la oportunidad, llevó a su familia a disfrutar del mar pacífico por unos días. Al final del viaje, su esposa, Adriana Maribel Segovia, alistó a sus tres hijos: Deisy, Sebastián y Dayana, con la intención de retornar a Pasto ese mismo día, pero una alerta de tsunami cambió la placida calma del descanso.

Ese día, visitantes y residentes de la ciudad costera iniciaron la evacuación, y fue tanto el flujo de vehículos que todo se detuvo a causa del caos. La hora del fenómeno natural, vaticinado en la alocución presidencial, estaba cerca y la salida del puerto estaba lejos de pasar. Llegada la hora no había nada que hacer, Héctor abrazó a su familia, los arropó con sus brazos y rezó para que esa noche la naturaleza se apiadara de la Perla del pacífico; las suplicas fueron escuchadas, una nueva alocución anunció que el peligro había pasado, salieron intactos hacía Pasto.

Los días de Héctor transcurren en medio de su labor, para él, transportar es parte de su vida, y así lo manifiesta: “es mi trabajo, con el que he sacado adelante a mi familia. Transportar es unir amigos, familia, hacer cumplir sueños. Es la responsabilidad de llevar a cada una de las personas a su destino sanos y salvos, también es, mirar tristezas en las partidas, felicidad a las llegadas, es muy chévere lo que es el transporte.”

Sin importar la hora o la circunstancia, Héctor siempre recibe a los viajeros con una cálida sonrisa, destacando así la amabilidad propia del pueblo nariñense. En su trabajo la radio ha sido vital, es su compañera, una amiga que siempre está presente llevándole noticias de actualidad que él prioriza por encima de cualquier contenido. ¡Y que decir de la música! Su gran aliada en los viajes largos; escucha todo tipo de ritmos, "variadito" como dice él, hace que el trayecto sea más corto y más amable.

Si estuviéramos en las dinámicas laborales normales, él estaría hoy en Pasto, mañana en Popayán y luego en Cali, escuchando las estaciones radiales de cada ciudad. Es un conocedor de las emisoras de diferentes lugares, lo que lo ha convertido en un radioescucha exigente que disfruta de programas radiales con enfoques informativos. 

Debido a la emergencia sanitaria, cerca de 400 conductores de la empresa de transporte para la que trabaja Héctor están sin trabajo, con un contrato cancelado. La pandemia ha afectado fuertemente al sector; solo para imaginar la fuerza de la recesión, por ejemplo, antes el flujo regular de buses era de aproximadamente 50 diarios, en la actualidad se redujo a 6.

“Transportar es unir amigos, familia, hacer cumplir sueños.” Héctor Arteaga nos habla desde Pasto, Nariño, de las innumerables horas en carretera al volante de su bus intermunicipal.

#TransportarEs conectar territorios e historias.

Publicado por Radiónica de Rtvc en Miércoles, 15 de julio de 2020

¿Qué te pareció este contenido?