Un fan de Led Zeppelin a bordo de un taxi en el Caribe

Carlos Garzón, desde Santa Marta nos cuenta su historia. A la banda a la que mayor cariño profesa es Led Zeppelin.

Carlos Arturo Garzón trabaja como taxista en Santa Marta desde hace dos años, pero tiene tres décadas de experiencia en el sector de los transportadores, experiencia que obtuvo trabajando en Bogotá. Sus jornadas laborales suelen ser de 12 horas diarias: de 7:00 a.m. a 7:00 p.m. Y durante sus trayectos por “La perla” puede estar escuchando música todo el tiempo, considera que la radio es importantísima en su trabajo, no solo es el medio para mantenerse informado, sino que es una fuente de entretenimiento. 

Este bogotano, ha encontrado en Radiónica un aliado para sus largas jornadas de trabajo, es un seguidor del rock y según cuenta, la banda a la que mayor cariño profesa es Led Zeppelin.  

A diferencia de su vida en Bogotá, reconoce la estancia tranquila en la capital del Magdalena, especialmente en su área de trabajo, se ha sorprendido por la relativa facilidad en cuanto a movilidad que hay en Santa Marta, e incluso hacia municipios vecinos. La experiencia en Bogotá a niveld e movilidad fue compleja para él, y como bien dice, le enseñó a desarrollar la paciencia. En el Caribe esa paciencia se sigue construyendo, en los días en que, por disposiciones del tránsito, su vehículo no puede movilizarse por el “pico y placa”, Carlos prefiere invertir su tiempo yendo a la playa: “es uno de los planes que más disfruto en esta ciudad”.

A partir de su aventura en el automóvil, Carlos afirma que “es increíble que en Palomino y los pueblos cercanos como Minca, la señal de Radiónica se escuche tan bien, en todos mis trayectos la tengo sintonizada”, puntualiza este aficionado por las agrupaciones rockeras de los años 70.

Carlos, vive con su hermana y su familia en Santa Marta, comparte con ellos sus días, mientras que en Bogotá permanece su hija. El manifiesta que, en Santa Marta, a pesar de la pandemia, ha logrado mantenerse a través del trabajo como taxista y que, en general, antes de esta temporada, ha sido bien retribuido; considera su labor diaria de vital importancia en la vida de la sociedad, después de todo se trata de trasladar de un lugar a otro a las personas según sus necesidades, de esta manera “nos volvemos parte del día a día de la gente”.  

 

Carlos Arturo Garzón es taxista hace más de 30 años, comenzó en Bogotá y por trabaja en Santa Marta. Es oyente de #Radiónica porque la radio es un aliado para sus largas jornadas de trabajo, la banda a la que mayor cariño profesa es Led Zeppelin. “Es increíble que en Palomino y los pueblos cercanos como Minca, la señal de Radiónica se escuche tan bien. En todos mis trayectos la tengo sintonizada.” #TransportarEs

Publicado por Radiónica de Rtvc en Jueves, 16 de julio de 2020

¿Qué te pareció este contenido?