Crónicas de Caravana: la música y los alimentos, lo local a lo global en Pasto

Cada historia tiene un origen. Aquí les contamos cómo surgió la participación de Nariño en este viaje por Colombia.

La parada Sur de la Caravana Radiónica 2020 estuvo marcada por una premisa: los jóvenes de Nariño están construyendo un nuevo imaginario de lo que significa ser del sur y portar con orgullo la historia de un pueblo aguerrido que creció en una tierra de volcanes, a las orillas del mar Pacífico. 

Aquí, hablar desde las cocinas hace parte constitutiva de las costumbres caseras. En tiempos de antaño, el diálogo se tejía cerca al fogón en las tulpas, un punto de encuentro familiar para unirse en torno a la palabra dicha. Hoy, en nuestra citadina forma de vivir conservamos el gusto por conversar desde la cocina y hablar del pasado, presente y futuro.

Y justo así empezó esta historia hace un tiempo en La Vereda, el restaurante de John Herrera, un chef cuya creatividad ha fusionado los saberes tradicionales de la cocina del sur con los conocimientos de la gastronomía contemporánea, proponiendo un nuevo concepto de los sabores nariñenses al incorporar ingredientes no convencionales en sus preparaciones experimentales, en las que además cada plato tiene un sentido político, un claro manifiesto en defensa de la soberanía alimentaria.

Aquí, la música tiene un papel primordial en nuestro diario vivir. Nariño es tierra de grandes intérpretes, compositores y cantautores, quienes exploran nuestra sonoridad desde el currulao hasta el son sureño. Pero hay una generación que está construyendo una propuesta que va de lo local a lo global, sentipensando desde lo endógeno. 

Y justo así se concretó esta historia, escuchando a Mulato & La Quema, un ensamble de Hip Hop con banda liderado por Brayan “El Mulato” Muñoz, quien estudia los ritmos tradicionales y los fusiona con el rap.

En Mulato & La Quema hay instrumentos propios y la lírica expresa el significado de ser pastuso, habla de la complejidad de habitar un departamento de la periferia, pero tambén reflexiona desde la resistencia y el compromiso por construir un territorio en paz, aunque nos cueste la vida.

La parada en Nariño de la Caravana Radiónica 2020  inició en uno de los lugares icónicos de Pasto, el Mercado El Potrerillo, para reconocer junto a John la diversidad de frutas y vegetales que se producen en nuestras tierras. Luego, nos encontramos con Mulato en el Parque Ambiental Rumipamba -el nuevo centro de reunión de la ciudad- para hablar del lenguaje del Hip Hop en su interpretación como un afroandino. 

Y en torno a las creaciones culinarias de John (Ostiones fritos y Ollucos con Maní. Dos platos que acercan el Pacífico y la zona andina) celebramos la diversidad con rap, pensado desde acá. 

Para escribir juntos esta historia llamamos al bailarín de break dance Jorge Panayán y a Harold Tenorio de Plu con Pla, desde Tumaco. Entre todos les contamos en este recorrido audiovisual lo que pasa en Nariño en pleno 2020, desde la interpretación que hacen sus jóvenes. 

Los invitamos a esta experiencia sensorial por Nariño, una tierra con una multiplicidad de sonidos y sabores, para la cual, la presencia del Pacífico, los andes y la amazonía dentro de un mismo territorio le ha aportado una diversidad que no solo se expresa en su abundancia natural, sino también en su riqueza cultural, en los ritmos, instrumentos, ingredientes y platos que hacen parte de nuestra idiosincrasia. 

 

 

¿Qué te pareció este contenido?