Fotos: cortesía de Juan Castro

Florencia Rock 2019: un encuentro de música y convivencia desde la amazonía colombiana

Luego de 10 ediciones, este festival de rockeros en la capital del Caquetá se ha convertido en una fiesta para decirle no a la violencia.

El pasado 28 de septiembre se llevó a cabo la más reciente edición del festival Florencia Rock, una iniciativa creada por un grupo de amigos que en 2010 hicieron realidad un proyecto que permitiría visibilizar e integrar todas las propuestas musicales y juveniles de la región.

Según su director general, Cristian Saenz, todo esto es fruto de un largo camino desde la autogestión, que empezó gracias a diversos aportes de manera colectiva entre músicos y bandas, que luego derivarían en la creación de una fundación encargada actualmente de su administración.

Sobre la evolución del evento Saenz agrega: “...desde el año 2015 nos propusimos gestionar y presentar este proyecto ante el Ministerio de Cultura, así comenzamos a evolucionar con tales incentivos. Lo ideal es que esto lo podamos mantener en 2020, para así celebrar los 10 años por lo alto con la presencia de artistas cada vez más destacados, convocando a otros visitantes desde diversas partes del país”.

Florencia hace 10 años presentaba una tendencia marcada en el heavy metal y el rock en español, pero desde el 2015 se nota una fuerte predilección por géneros más contundentes como el punk, el death metal y sobre todo el thrash. Así mismo, esta corriente predominó en el cartel de Florencia Rock 2019, integrado por 14 agrupaciones donde 8 representaban las corrientes extremas, mientras que el resto iban por géneros como rock alternativo, fusión, blues y reggae.

Con una asistencia masiva y la Concha Acústica del Edificio Curiplaya llena a cabalidad, diversos grupos de jóvenes, adultos, ancianos y familias se dieron una cita en torno al respeto, la convivencia y la tolerancia en un evento que les permitió apreciar las presentaciones de 10 agrupaciones locales (Dopamina, Blood, Kratter, Bothrops Atrox, Unidad Reggae, Ataxiator, Red House, Black Angels, Caverna y Hacha), 2 invitados nacionales (Esencia y Pelea de Gatos) y 2 invitados capitalinos (Perpetual Warfare y Segundo Tiempo).

 

Sonidos Emergentes de Florencia

Abrir el cartel de un evento no es una tarea fácil y menos para una banda nueva. 

Los responsables de esta tarea fueron Dopamina, power trío que lleva trabajando desde comienzos de este año en una propuesta de punk rock que suena bastante diferente dentro del abanico de grupos locales. José Luís, su vocalista y guitarrista, respecto a los retos que conlleva tener una banda en Florencia, manifestó que “en ocasiones es complicado no tener el suficiente apoyo, por ende obtener instrumentos y repuestos resulta complejo, ya que aún estamos en el colegio y todo debe correr por nuestra cuenta”.

Sin mayores pretensiones su presentación abrió el festival con sonidos crudos, pero a la vez sensatos, donde a través de sus composiciones expusieron un sentido crítico respecto a la sociedad actual. Adicionalmente, se pudo ver la reinterpretación de artistas como El Cuarteto de Nos y una versión caqueteña de No Me Importa original de Odio a Botero.

 

Infinidad de sonidos en una propuesta huilense

Otra de las grandes propuestas de la jornada estuvo enmarcada en la presentación de Pelea de Gatos, invitados nacionales desde Pitalito (Huila). Julián Cely, vocalista de la banda, piensa que iniciativas como esta hacen posible que aquellas personas que piensan o se sienten diferentes, tengan un punto de encuentro alrededor de la convivencia; elementos que incluso se están haciendo visibles en su municipio, ya que próximamente tendrán la primera edición de un festival local de rock.

Desde hace 6 años en Pitalito se evidencia el surgimiento de agrupaciones y propuestas artistícas de interés, por eso esta banda expone desde 2017 una enérgica mezcla entre rock alternativo, ska, reggae, swing y blues, sonidos con los que durante 40 minutos pusieron a saltar a todos los asistentes del Florencia Rock, siendo bastante acertados con sus mensajes positivos, donde no importa el género, al final todo está dentro de una misma casa y un mismo sentimiento. 

A Pelea de Gatos hay que hacerle seguimiento, prometen tener listo su primer material en estudio para comienzos de 2020.    

 

Esfuerzo, perseverancia y unidad

La gran sorpresa de la noche se dio por fuera de los sonidos extremos,gracias a una agrupación local llamada Unidad Reggae, que con un mensaje lleno de conciencia canta historias sobre lo que ocurre en su región.

Desde hace 5 años este equipo comenzó a trabajar como una propuesta inicialmente enfocada en la música Andina, pero que debido a la llegada de las petroleras, optó por oponerse de una manera crítica y directa a favor de la naturaleza.

Sin buscar ser recalcitrantes o llegar a hacer un proselitismo exhaustivo, su música cargada de energía, busca generar interés en los jóvenes. En palabras de sus integrantes, ha sido una proeza lograr que estas canciones sean conocidas y cantadas por los jóvenes locales, ya que ellos son de las pocas agrupaciones florencianas que lograron sacar su primera producción en estudio. El Grito De La Manigua se publicó a través de plataformas digitales el pasado 10 de Agosto.

El éxito de esta presentación se vio reflejada en que hasta los asistentes que vestían camisetas de Iron Maiden y Kreator estaban bailando, dinámicas musicales entre dub y reggae que por momentos se encontraban con el Caribe colombiano y los sonidos de la selva. Toda una prueba de que con respeto se puede hacer resistencia social, brindar apoyo a las comunidades indígenas y reflexionar sobre la importancia de la amazonía colombiana.      

 

Conciencia, agresividad y evolución

El acto mayor del evento corrió a cargo de la agrupación bogotana Perpetual Warfare, que durante los últimos dos años se ha consagrado como exponentes internacionales del thrash metal colombiano, con una gira por Estados Unidos donde participaron en el crucero 70.000 Tons of Metal. Camilo Muñoz, vocalista y guitarrista, opina que fuera de Colombia es difícil encontrar espacios como el Florencia Rock, “ ..tener algo así es un privilegio, ya que con el paso de los años hemos podido ver un creciente apoyo del estado para impulsar iniciativas gratuitas y culturales de este corte”.

Perpetual Warfare incluyó la fecha en Florencia en su gira nacional que tiene más de 20 paradas. En Florencia Rock este demoledor cuarteto puso a pogear a todos los fanáticos del género, quienes disfrutaron de canciones reconocidas de su repertorio: Megalodon, Thrash Is Speed, Muerto En Pogo y A.C.A.B (Total Hate). Un momento emotivo se dio durante la interpretación del tema Otro Cadáver Más, donde todas las voces se unieron al unísono en contra de la guerra, ya que la banda expresó un valioso mensaje donde es mejor que suenen guitarras y ya no se escuchen balas.

Los Perpetual Warfare parecen no parar ante un año cargado de trabajo, por lo cual estarán presentando próximamente un nuevo EP llamado Hellhounds, banda sonora de un cortometraje que lleva el mismo nombre.

Dentro del cartel del evento es importante destacar los shows de bandas como Red House desde Florencia con una propuesta bastante elegante de blues rock y jazz, además de otras bandas cercanas a la fusión como Esencia desde San Vicente del Caguán, sin olvidar la cuota de punk en el festival a cargo de los bogotanos Segundo Tiempo, quienes con todo su enfoque skater dieron muestra de su primer álbum en estudio.

El balance general es bastante positivo, Florencia Rock es un evento que cumple con todos los requerimientos, tanto visuales como técnicos, para que las bandas puedan tocar en condiciones favorables. Los espacios en los escenarios y el componente académico que se llevó a cabo días previos al 28 de septiembre, demuestran que existe además un enfoque pedagógico en el que se busca el mejoramiento de las propuestas musicales y los conocimientos empíricos de los músicos locales.

A pesar de las dificultades expuestas por los artistas con relación a las características de la región, es meritorio darle un gran aplauso y las más sinceras felicitaciones a la organización, ya que estos espacios son necesarios para construir sociedad. Esperamos que vengan muchas ediciones más y que se sigan desarrollando otros procesos culturales hacia nuevos niveles.    

 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar