Mis Manos: el proyecto de interpretación musical para personas con discapacidad auditiva

El proyecto audiovisual Mis Manos pretende impactar de manera positiva a la comunidad sorda en el mundo.

Cuando Mauricio González ingresó por primera vez al curso de lengua de señas nunca se imaginó que este oficio se convertiría en la inspiración de su vida. Hoy, un par de años después, y con la participación de su novia, María Alejandra López, ha lanzado un proyecto musical incluyente con las personas sordas.

Según expertos la vibración sonora es una que se siente en todo el cuerpo, de allí que las personas con sordera puedan captar el ritmo musical hasta ponerlos a bailar, sin embargo en pocas ocasiones la letra de las canciones que tanto retumban en sus cuerpos llega a ser traducida, por lo que el mensaje no llega.

Siendo consciente de esta necesidad, Mauricio empezó a interesarse por las historias de los artistas y las letras de sus canciones, y así a través de videos empezó a traducir esas letras a señas. El resultado fue una comunidad de personas con discapacidad auditiva teniendo la posibilidad de dedicar canciones y hacerlas suyas de una manera más íntima.

Este es el inicio de Mis Manos, el proyecto audiovisual que hoy cuenta con más de 3 mil suscriptores en Youtube y más de 66 mil visualizaciones de sus videos, que en poco menos de un año se ha convertido en la inspiración de vida para sus realizadores radicados en Pereira y en la oportunidad para los sordos de comprender lo que otros cantan.

“Me encanta poder ser parte de momentos tan únicos e íntimos que pueden llegar a generar una canción. No solo se trata de pararse al frente de una cámara y comunicarme a través de una mímica, se trata de poder transmitir con mis gestos faciales y las señas en mis manos esa sensación que produce la canción… la alegría, la tristeza, de eso se trata, de compartir emociones”, cuenta Mauricio.

La elección por el aprendizaje de lengua de señas no fue una imposición o una experimentación sobre un sistema de comunicación de la discapacidad auditiva para él, por el contrario fue una elección consiente de la necesidad de aprender una lengua diferente, así como muchos eligen el inglés y otros el francés, por eso la naturalidad con la que logra transmitir su mensaje y la buena acogida entre sus espectadores.

“Lo más gratificante para mí de todo esto es cuando una persona sorda o algún familiar oyente se me acerca a darme las gracias por el video porque por fin pudo haber comunicación a través de una canción, porque hubo alguna dedicación o porque se pudo comunicar algún sentimiento a través de esa canción, solo por eso vale la pena continuar con el proyecto. Esa alegría para mí no tiene precio”.

Mauricio, que hoy trabaja junto a su novia María Alejandra en el proyecto, quien también estudia lengua de señas, pretende llegar a muchas personas oyentes y no oyentes trasmitiendo un mensaje de inclusión en el que todos podamos ser vistos como iguales y se pueda disfrutar sin discriminaciones de expresiones sociales tan bellas como la música.

Además de los videos musicales que suben a su canal y comparten a través de sus redes sociales, Mis Manos ha participado y colaborado en conciertos en vivo con otros músicos y proyectos de la ciudad, como por ejemplo con La SoundKlórica, grupo musical que tiene el componente de la interpretación de señas muy presente en sus puestas en escena.

“La lengua de señas es un mundo nuevo lleno de imágenes sin sonido. Expresar y comunicar con tu expresión un poco de nuestra cultura musical sin necesidad de palabras habladas me hace sentir en un mundo completo y perfecto en el que el arte es para todos”.

Invitados todos, oyentes y no oyentes, a conocer esta propuesta de interpretación musical que como emprendimiento juvenil tiene mucho para aportar a nuestra sociedad.

 

 

¿Qué te pareció este contenido?