La Solar, un festival diverso para todos los amantes de la música

El pasado sábado 10 de febrero se vivió en la ciudad de Medellín una experiencia llamada La Solar Fest, un encuentro de música y arte en el que los sonidos fueron protagonistas. 

A las 2 de la tarde, las puertas del Jardín Botánico se abrieron, cada asistente podía escoger el escenario al cual dirigirse, se encontraban Papá Kumbé en el stage La Solar y AFM en el stage Red Label. Comenzó la música y con ella llegó la felicidad al recinto.

Luego el calor del caribe colombiano llegó al escenario principal con Irie Kingz, dos hermanos que bien saben cómo reflejar la esencia de la Isla que tiene el mar de los siete colores, San Andrés. Por otro lado, Paralelo Music llenó el Orquideorama de armonías frescas con mezclas de Tech house y Deep house.

Siendo las cuatro de la tarde Isabella Roldán, dj de la ciudad de Medellín se subió al stage con ganas de poner a bailar a todos con los ritmos contundentes del Tech house mezclados con melodías clásicas. “Perfecta para la tarde, un toque de tech que sinceramente dejo boqui abiertos a varios de los asistentes que estábamos allí, tocó temas de infancia que nos erizaron la piel” cuenta Mariana Muñoz, asistente al evento.

D.O.L.B.Y Digital, siguió subiendo la fiesta en el escenario de electrónica Red Label, al ritmo del Tech house con una curva musical bien arriba, seguido por Slow Hands quien dio una vuelta de 180 grados al ambiente housero que había, tocando indie pop mezclado con funk. Sin embargo, el performance de ver tocar a Slow la guitarra fue increíble, Cato Anaya quien fue el dj a seguir, tocó bastante arriba y animaba con bastante euforia al público.

En ese mismo momento, los integrantes de El Freaky se montaban con imponencia al escenario principal, poniendo a bailar a todos con canciones como Yo pa' mi casa no voy, Bad boys y más. La energía se puso a tope al comenzar la noche cuando el madrileño C. Tangana se subió al escenario y continuó moviéndose al ritmo del trap y rap.  

Así mismo, Classix y Claptone fueron los djs encargados de terminar de darle a los espectadores del escenario electrónico su dosis de techno y house, dando paso libre al dj holandés Nicky Romero quien tomó el lugar del Robin Schulz, quien no pudo llegar al festival.

Camilo Palacio, asistente al festival, salió satisfecho y enamorado del lugar “Primera vez que asisto al evento y la verdad me pareció muy bacano, estuve en el stage electrónico y el ambiente que se vive allá es muy familiar; nada que decir del orquideorama,  que bello lugar, perfecto para la música que tocaron allá”.

Finalmente, llegó el momento que todos estaban esperando, Damian Marley en el main stage, durante una hora y media puso a bailar a todos con su más reciente disco Stony Hill (2017), finalizando el show con canciones icónicas de su padre Bob Marley, las cuales fueron coreadas en conjunto e hicieron que vibrara todo el lugar.

Y así es como finalizó un día que acompañó por un poco más de doce horas al público medellinense con música diversa para todos los gustos. “Estuve feliz en todo momento, La Solar siempre será un parche muy agradable para que vengan todos con sus amigos y familiares” dice Natalia Támara. Ahora, a esperar por una edición 2019 de La Solar, que seguramente traerá muchas sorpresas más.

¡Vamos Radiónica!  

¿Qué te pareció este contenido?