Taller de radio para niños 'Juguemos a la radio' en Medellín.

La radio enamoró a los niños en Medellín

Tres días llenos de magia sonora para los más chicos se vivieron en los talleres ‘Juguemos a la radio’, los pasados 9, 10 y 11 de noviembre. Acá un poco de la magia.

¿A qué suena la radio para los niños?, ¿cómo funciona?, ¿qué quieren escuchar los más pequeños en aquella caja sonora?... Estas y otras preguntas se buscaron construir y resolver durante tres días en los que la radio se fragmentó en sus componentes más simples, aquellos con los que pequeños entre 7 y 12 años jugaron y la rearmaron a su entendimiento, como ellos se la imaginan.

Así reaccionaron estos niños al escuchar bandas colombianas por primera vez

En un lugar ideal para aprender haciendo como lo es el Exploratorio del Parque Explora, se dieron cita niños y talleristas que, más que impartir un conocimiento, fueron a propiciar un juego que involucró cuentos, crayolas, lápices e instrumentos hechos con elementos caseros y, obviamente, radios. Allí todos se sumergieron en un rito donde, a través de la imaginación, construyeron las historias que luego recrearon con los mismos objetos que ellos diseñaron, narraron sus entornos y le contaron a los más grandes qué es para ellos aquel objeto misterioso que emite voces y sonidos: la radio.

“La radio es una caja que suelta voces” y “la radio es un televisor sin imágenes” fueron algunas de las frases sueltas de aquellos pequeños que, cautivados por la magia que está detrás de parlantes y transistores nos contaron. Y que aunque este medio sonoro los atrapa, echan de menos que no hayan espacios para crear inventos, hacer recetas y contarse a sí mismos.

De estos tres días quedaron para los más pequeños experiencias como escucharse a sí mismos a través de radios (en una transmisión relámpago que se pudo sintonizar en todo el espacio), la creación de relatos cortos que luego sonorizaron y grabaron, y la magia de jugar con la música, las voces y los efectos que, camuflados entre las diferentes emisoras que hacen parte del espectro radial de Medellín, conocieron para entender un poco más de qué está compuesta la radio que día a día se puede sintonizar.

Una de las inquietudes que buscaba resolver este ciclo de encuentros con pequeños fue: ¿Por qué no se escuchan las voces de niños en la radio?, pregunta que quedó sembrada como semilla en los más pequeños y como tarea para nosotros, los más grandes, quienes tenemos la tarea hoy de hacer la radio del presente para los hombres y mujeres del futuro.

¡Juguemos a la radio!

Vean también: Los Rokeritos también poguean

¿Qué te pareció este contenido?