Parce, aprender a hablar como paisa ¡No es difícil pues!

Si no son de Medellín y han visitado la ciudad, seguro escucharon palabras que los sacaron de contexto.

Cuando de turismo se trata, la comida, la música, los planes culturales, y por supuesto el ‘parlache’, son actividades necesarias al momento de recorrer una nueva ciudad, Medellín no es la excepción.

Y si han visitado o planean pasarse por la ciudad arriera y de pura cepa, no crean que es sencillo sobrevivir con el español que usualmente se habla en otras regiones del país, pues algunas de las palabras que utilizan los medellinenses se le harán extrañas, e incluso algunos términos también populares en otros lugares, tienen aquí su propio significado paisa. 

Según Luz Stella Castañeda, doctora en Filología Hispánica, el parlache paisa comenzó como un sub código con el que se comunicaban entre sí algunos grupos específicos de la periferia de la ciudad, pero que, años después, obtuvo una enorme plurisignificación -varios significados- y se expandió a través de todo el Valle de Aburrá.

Aquí un listado de palabras antioqueñas que deben conocer para hablar en Medellín, tierra de montañas y flores.

 

A

Agalludo: Hace referencia a una persona, acaparadora, que todo lo quiere para su propio beneficio

Acomodao: Persona recostada

Abismarse: Sorprenderse

Agonía: Hambre

Avispao: Despierto, sagaz, aventajado

 

B

Berraco: Valiente

Bejuco: Enojado, iracundo

Berrido: Grito a todo pulmón

Berriondo: Tipo hábil. Estar muy enojado

Bonche: Pelea callejera

 

C

Calentao: Comida de sobras del día anterior

Cutupeto: Miedo, temor a algo

Carreta: Labia, arte de manejar el discurso a favor y con astucia

Camellar: Trabajar.

 

CH

Chapaliar: Agitarse violentamente

Charro: Gracioso

Chichipato: Tacaño, amarrao*

Chiripa: Algo que sale bien sin proponérselo

Chuchería: Dulces, golosinas

 

D

Descache: Error o equivocación

Desinflarse: Decepcionarse de algo o de alguien que se tenía en estima

Desgualetado: Desgarbado, mal vestido

Desparramado(a): Tirado, sin orden

Descrestar: Sorprender a alguien

 

E

Embolatar: Engañar, extraviarse o mandar a alguien por el camino equivocado

Encarrete: Aficionarse a algo o a alguien

Elevao: Persona que no sabe dónde está parada

Embalar: Hace referencia a una persona que está atascada sin saber qué hacer

Embarrada: Sinonimo de metida de patas, equivocación

 

F

Faltón(a): Persona irrespetuosa o falsa

Fiambre: Comida sencilla que se prepara para salir de paseo o viaje

Frisolada: Reunión familiar para comer

Fregar: Molestar, importunar

Flojo: Persona perezosa, falta de voluntad

 

G

Gadejo: Persona que tiene ganas de molestar

Guachafita: Reunión o fiesta muy desordenada

Guache: Persona ordinaria y grosera

Gurre: Hombre o mujer muy fea

 

H

Hostigao: Lleno, pleno, cansado de comer lo mismo muchas veces o quedar muy lleno

Hablantinoso: Que habla en exceso

Hogao: Sofrito de tomate y cebollas

Harto: Sinónimo de grande

Huevero: Jugador de fútbol callejero que siempre está adelantado y no pierde oportunidad

 

I

Igualado: Confianzudo, que no trata con respeto a sus superiores

Intenso: Persona insoportable

 

J

Jartar: Comer sin masticar mucho, comer sin educación

Jíquera: Bolso de fique con correa larga para colgarlo en el hombro

Jodido: Estar en graves problemas

 

K

Kiliar: Vender a granel y por kilos

L

Lengüilargo: Persona chismosa

Lelo: Elevao, que está en las nubes, ido, distraído

Llave: Amigo del alma, parcero

Llevao: Persona que se encuentra en muy mala situación de salud o económica

Langaruto: Flacuchento, débil, lánguido
 

M

Manitrapo: Poco hábil con las manos, todo se le cae

Malaclasudo(a): Se usa para referirse a alguien muy antipático y odioso

Manga: Campo abierto con grama, hierba, pasto

Mañé: Persona u objeto de mal gusto u ordinario

Mañoso: Hace referencia a alguien tramposo, ventajoso, malicioso, calculador

 

N

Novelero: Persona entrometida y curiosa

 

Ñ

Ñaña: Persona consentida

Ñapa: Encima, añadidura dada como obsequio por una compra

Ñuco: Que algo o alguien es de mal gusto

Ñervo: Trozo duro de carne

 

O

Oreja: Prestar mucha atención a lo que dicen

Orejón: Estar prevenido ante algo malo

Ociocidá: Cosa o acción no necesaria

 

P

Parce: Amigo, llave, compañero

Pachocho(a): Lento(a)

Pailas: De malas

Pedigüeño: Persona que pide de todo sin recato

Pelagatos: Hombre sin valor, inteligencia o fortuna, es decir, que no tiene ni donde caer muerto

Parchar: Pasar un tiempo agradable con alguien. Besar
 

Q

Quisque: Variante de la palabra Dizque

Quisquilloso: Una persona que es sensible a las cosquillas

Querido(a): Se usa para referirse a una persona muy amable y buena gente

 

R

Rajar: Perder un examen escolar. Chismosear de alguien, pero con gusto sevicia y rencor

Rastrojo: Lugar lleno de helechos y malezas

Recocha: Algarabía de carácter festivo, celebración ruidosa

Reblujo: Desorden, montón de trebejos y cosas viejas que se guardan en un cuarto.

Requeñeque: Objetar mucho algo para obtener ganancia, es decir, ponerle trabas a un asunto

 

S

Sirirí: Una persona insoportable

Solapao: Que hace o dice cosas y no las sostiene, falso, muy poco confiable

Songo sorongo: Poco a poco, paso a paso, de manera lenta y sutil pero segura

Sonso: Bobo, atembao, lento

Sumbambico: Persona de poca importancia.

 

T

Tatequieto: Hablarle claro y con autoridad a alguna persona imprudente

Tombo: Policía

Torombolo: Abobado, tonto, ido

Totazo: Golpe muy fuerte

Tusta: Sinonimo de cabeza

 

U

Uñilargo: Persona que toma lo ajeno, es decir, ladrón

Upa: Expresión que hace referencia a tiempos viejos
 

V

Varado: Estar desocupado, sin trabajo

Ventajoso: Persona que saca indebida ventaja de algo o alguien, mal intencionado

Voltiarepas: Persona que cambia con facilidad de idea o bando por conveniencia

Vitriniar: Palabra que se usa cuando se visitan almacenes, pero no se compra nada

Velar: Mirar con ojos de ‘pedigüeño’ a alguien que come para que convide

 

Y

Yerbatero: Persona que cura o hace el mal con hierbas

Yeyo: Desvanecimiento físico, desmayo

 

Z

Zarco: Persona de ojos azules

Zorombático: Desconcentrado, elevado, ido

Zumbambico: Persona de muy poco valor, es decir, insignificante

Zurrón: Hace referencia a una persona de mala calaña


Costeñol, porque el ‘ajá’ hay que decirlo con sabrosura

Una breve guía para hablar tan arrecho como los santandereanos, mano

- Aprenda a hablar como hablan los vallunos con el Diccionario Caleño

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar