¡Que Luka inspire otras canciones!

¿Cuáles son los retos como sociedad y particularmente en Colombia para que disminuya la violencia contra los niños?

“No es normal que esto nos parezca normal”, canta el grupo La Doble A en su canción Niño Bomba haciendo referencia a múltiples problemáticas de Colombia pero aquí la cito porque: ¿es normal que cada día en Colombia sean maltratados, abandonados o abusados más de 73 niños?

¡Claro que no es normal! Por eso cabe la inquietud: ¿Nos acostumbramos como sociedad al maltrato en sus múltiples formas?: verbal, física, mental, laboral, sexual…

Imaginen que en total 31 niños fueron maltratados cada día entre enero y mayo de 2018 en Colombia, uno más que el promedio diario en 2017; Y en el mismo lapso, 37 niños fueron abusados sexualmente este año en el país y lo más inexplicable es que los casos son diez más en promedio con los registrados en 2017.

Las cifras anteriores fueron reveladas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en una cartilla que circuló recientemente como inserto en una revista de circulación nacional, proponiendo con ello una reflexión a esa problemática que como sociedad debemos trabajar para corregir.

Por eso desde esta columna y en consonancia con Radiónica como radio pública y de servicio, hago un llamado. Hay que prestar atención y actuar. Y para hacerlo, hay temas básicos como tener una buena comunicación familiar, crear confianza entre padres, hijos, hermanos y en general en el núcleo íntimo; a su vez, es importante construir espacios de calidad con los menores con actividades que permitan el juego con otros niños, que estimulen su sociabilidad y nutran los lazos familiares; además, hay que prepararlos para cualquier intento de abuso por parte de un adulto – incluso de un familiar cercano, así lo indican los estudios sobre quiénes son los abusadores- brindándoles herramientas para el autocuidado y la autoestima, de manera que amen, respeten y protejan su cuerpo como un territorio sagrado…

Para contribuir en el tratamiento de esta problemática, desde diciembre de 2016 existe en el país la “Línea 141 de primeros auxilios emocionales” donde más de 250 psicólogos, trabajadores sociales y abogados reciben denuncias, llamados de auxilio y allí también, brindan orientación y “primeros auxilios emocionales” a menores.  Desde que se habilitó la línea, se han recibido 6,3 millones de llamadas.

Sumado a lo anterior, en Colombia gracias a programas como De Cero a Siempre se impulsó la atención a los más pequeños y cientos de familias. Según el informe del ICBF, entre 2010 y 2018 “se pasó de atender integralmente 566mil familias a un millón 330 mil niños y niñas”.

¡Y deberían ser más!  En ese orden y buscando mayor cobertura, el gobierno entrante debe analizar y dar prioridad al aumento del presupuesto asignado a la institución que termina con un poco más de 6,2 billones de pesos para 2018 (en comparación con casi 33 billones para defensa).  Claro está, la responsabilidad no solo es del Estado. Hay que empezar en casa con amor, respeto y compañía, sumado a oportunidades de empleo, acceso a la educación y al bienestar integral de las familias en conjunto.

Por allá en 1987, la cantante Suzanne Vega escribió una bella y triste canción llamada Luka y que compuso a partir de la historia de un niño que en su entorno familiar era violentado; Lady Gaga también compuso una canción sobre abuso y el grupo de hard core colombiano Grito hizo lo respectivo con Cuando las almas vuelvan.

Esperemos que en Colombia cada vez sean menos las historias que como las de Luka motiven ese tipo de canciones y que envés, sea la magia de un niño que a carcajadas se levanta tras caer de su bicicleta… ¡Esa canción sería un llamado a la esperanza!

¿Qué te pareció este contenido?