Rap desde las montañas cafeteras: Mc Blay y Adrián Alzate

Los dos músicos se unen para crear un rap consciente y emotivo. Conozcan 'Oportunidad', un rap que no tiene límites.

'Oportunidad' es el primer sencillo y videoclip que conocemos del que será el tercer trabajo discográfico de Mc Blay, un artista de rap nacido en La Virginia, Risaralda, para quien el trabajo colaborativo y la experiencia compartida se han convertido en premisas claves.

Con el lanzamiento de esta canción, en la que colabora su amigo y artista urbano Adrián Alzate de la ciudad de Pereira, Felipe Arcila (Mc Blay), quiere asentar el punto de maduración artística que ambos artistas han tenido desde el inicio de sus carreras musicales llevando un sonido más íntimo, más melódico y salidos de un molde en el que el rap debe ser hecho para raperos, mismo concepto que se ve reflejado en las escenas del videoclip rodado en tierras cafeteras por Seven Productora. La canción, como lo explica Arcila, “bien puede ser escuchada dentro de la escena hip hop, como por personas que no tienen idea o que por años se han sentido alejados de esta escena en ocasiones marginal”. Esas personas bien podrían ser nuestros padres, o nuestros abuelos.

Este tercer álbum se llamará Retratos, estará producido por Nu Age Musique, la productora de Adrián, y con10 canciones estará disponible en plataformas digitales y en formato físico el próximo año y que irán lanzado sencillo a sencillo mes a mes.

“'Oportunidad' era precisamente esa oportunidad de contar una historia pura, familiar, íntima, era la oportunidad de poder pensar en muchas músicas y por último en el rap… era poder sentirse autor de otro tipo de emociones de las que siempre genera el rap con sus letras contestatarias y con ese resultado nos sentimos muy felices, por eso fue el primer sencillo en lanzar”, asegura Mc Blay.

 

 

La historia de Felipe Arcila y de Adrián Alzate en la música, como la de muchos otros, inició casi por casualidad, a sus manos fueron llegando casetes con canciones de las que no tenían la menor idea, pero que a medida que fueron creciendo fueron despertando interés en ellos por saber más de estos artistas y la cultura en general.

Felipe por ejemplo, quien creció en un pequeño municipio de un poco más de 30 mil personas, nunca creyó que su vida fuera a ser inspirada por la música, mucho menos por la cultura hip hop, de la que tenía poco o nada con quién compartir, por eso su experimentación en la música fue más individual. Un proceso que poco a poco y de niño lo fue inspirando mientras grababa con su papá casetes en los que rapeaba alguna página de una revista o de algún libro, hasta convertirse en el escritor de las letras que hoy canta.

Para Adrián el proceso fue más colectivo, entre amigos, un gusto que pudo compartir entre sus compañeros de colegio en Pereira, con los que iba practicando en la improvisación y la escritura de las letras. Así y con la conformación de un grupo, Adrián inició en la música hip hop. Hoy en día es solista y con un álbum a cuesta, trabaja de la mano de Felipe.

Para los dos artistas este es un momento muy importante para la música rap en nuestro país, es un momento en el que según ven, la música se descentraliza y tiene más plataformas de visualización que hace unos 10 años. Con un trabajo colaborativo y uniendo la experiencia de cada uno para inspirar a otros a hacer música, esperan que la cultura hip hop en Pereira crezca, que la escena se fortalezca. 

¿Qué te pareció este contenido?