“Y EL GANADOR DEL OSCAR ES…”

Estamos a muy pocos días de la ceremonia de entrega de los Premios de La Academia, conocidos también como “Los Premios Oscar”, en su edición número 88.  

Luego de buscar, ver y analizar la mayoría de las películas nominadas en las principales categorías, estas son las predicciones sobre lo que puede ocurrir el próximo 28 de febrero.

MEJORES EFECTOS VISUALES

Lo más probable que ocurra aquí es que la ganadora sea Star Wars: The Force Awakens.  Creo que la esperada continuación (o más bien, prolongación) de esta saga épica del espacio, que tiene varias nominaciones en rubros como sonido y edición, tendrá su premio en esta categoría. Es necesario hacerle una mención de honor a Ex Machina porque, con un presupuesto cercano al 7% del que tuvo Star Wars, logra con sus efectos visuales apoyar una historia convincente relacionada con inteligencia artifical.

MEJOR EDICIÓN

Sorprendió la cantidad de nominaciones que obtuvo la película Mad Max: Fury Road.  Y lo más seguro es que termine llevándose un par de premios, uno de los cuales debe ser este a mejor edición por la manera trepidante en que nos llegan las secuencias de acción, donde un bien logrado montaje de imágenes puede resaltar todo el trabajo de dirección (esta es una de esas películas que nos hace “levantar el trasero de la silla” más de una vez, ¡y eso merece un premio!)  Bonus track: también creo que se llevará el premio a Mejor Maquillaje y Peinado.

MEJOR VESTUARIO

Con tan solo haber visto el tráiler (y de paso valga decir que en el tráiler prácticamente se cuenta la película, todos sus puntos de giro), creo que el premio será para The Danish Girl y más aún teniendo en cuenta que todo el arte y el vestuario entran a funcionar como parte fundamental de la trama. Aquí las imágenes hablan por sí solas.

 

MEJOR DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA

En esta categría tengo un par de dudas: por un lado, está la perfecta fotografía de Robert Richardson en The Hateful Eight, y por el otro, si todas las críticas que ha tenido la academia por estos días acerca de su falta de “inclusión” resultan estar fundamentadas, puede que no les parezca buena idea darle un tercer Oscar consecutivo a un mexicano. O tal vez por eso mismo, para no darle fundamento a esas críticas resultan dándole al Chivo Lubezki su tercera estatuilla. Ahora bien, apartándonos de las habladurías, el trabajo del Chivo en The Revenant con la luz natural, las condiciones extremas de rodaje y la genialidad sin discusión que tiene este profesional de la luz, son las razones por las cuales debe obtener de nuevo este premio. Entonces ¿Richardson o Lubezki? Apostemos por Lubezki.
 

MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN

Esta es la categoría que premia a la mejor dirección de arte en el cine.  Es usual encontrar aquí películas de época o bien de ciencia ficción. Este año no es la excepción.  

Se podría intuir que el premio se lo llevará The Martian, por el hecho de hacernos creer que estamos viendo imágenes de Marte cuando en realidad son paisajes de Jordania. Pero no; la cinta de Ridley Scott se puede estar llevando algún otro premio, en las categorías de sonido tal vez, pero no en esta. En mejor diseño de producción le apuesto a la más completa en estos términos: The Danish Girl.

MEJOR BANDA SONORA ORIGINAL

Quentin Tarantino había querido trabajar con Ennio Morricone desde hace un buen tiempo. Ya había tomado prestadas algunas de sus composiciones para películas como Kill Bill, Death Proof e Inglorius Basterds (Tarantino le propuso al compositor escribir la banda sonora pero Morricone lo rechazó debido a los tiempos acelerados de producción. Cabe recordar que ya le había rechazado antes, cuando declinó la oferta de componer la música original de Pulp Fiction).

En el caso de Django Unchained la cosa fue más allá: además de incluir composiciones previas, la banda sonora contó con una canción escrita por Morricone, Ancora Qui, la cual estuvo en la preselección de los Oscar pero a la final no fue nominada.  En el 2014 Morricone dijo que no quería volver a trabajar con Tarantino, pero afortunadamente cambió de opinión. Tarantino quiso hacer de nuevo un western. A Tarantino le gustan mucho las películas viejas. Tarantino sabía que el mejor compositor de música para western es Morricone. Morricone no escribía toda la música para un western desde 1981. ¡“The Hateful Eight” cuenta con la banda sonora original de Ennio Morricone! Y entonces veremos de nuevo a todo el auditorio de pie, pero esta vez no será por un Oscar Honorífico.

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA

Aquí la cosa se pone divertida, porque por más favoritismo con que cuente la húngara El Hijo De Saúl, yo le apuesto a la colombiana El Abrazo De La Serpiente.  Por su mensaje, por su espiritualidad, por el dolor detrás de las historias (los caucheros, los misioneros), por las impresionantes actuaciones de Nilbio Torres y Antonio Bolívar, por ese gran personaje que es Karamakate, por su bella fotografía, por las enseñanzas, por el hecho de haber rodado en la selva (de haber pedido el permiso y que la misma selva se hubiera dejado filmar), por la identidad y tradición de las comunidades indígenas de este mundo; en fin, porque el cine colombiano está empezando a coger personalidad, más allá de hacer películas bajo fórmulas establecidas para ser alabadas en festivales internacionales pero que no seducen al público en general.

“El Abrazo De La Serpiente” es diferente, tiene muchos elementos que pueden atraer a la crítica especializada, pero si un espectador distraído se la encuentra es seguro que alguno de sus mensajes se le quedará en la memoria. En lo personal, esta es la mejor película colombiana que he visto. Ciro Guerra y su equipo de producción se merecen el premio, así que es mejor que vaya planchando el smoking y practicando el mini-discurso en inglés… Si esto pasa el domingo, de seguro me saldrán un par de lágrimas.

MEJOR PELÍCULA ANIMADA

Creo que no hay mayor discusión aquí. Aunque es necesario hacerle mención especial a la brasilera O Menino E O Mundo y a la arriesgada Anomalisa, el premio se lo llevará Inside Out (que vimos en Colombia el año pasado como “Intensamente”), por esa manera tan divertida en que le pone cara a las emociones y sentimientos. A esperar la segunda parte.

MEJOR GUIÓN ADAPTADO

De las cinco nominaciones que tiene, esta puede ser la única que le de una estatuilla a The Big Short. Y no porque no merezca ganar en las otras categorías; es porque la competencia en las demás está muy ruda. Bien contada, a pesar de incluir términos financieros que pueden sonarle como en japonés a más de uno, incluye recursos divertidos para apoyar la explicación de ciertos conceptos claves para entender esta trama que gira alrededor de la burbuja en los créditos del mercado inmobiliario en Estados Unidos en la década anterior.

MEJOR GUIÓN ORIGINAL

Volviendo al tema de la polémica de este año en los Premios de la Academia, aquí hay una oportunidad de reivindicarse. El premio debería quedar en manos del equipo de guionistas responsables de escribir Straight Outta Compton, película biográfica que relata el ascenso y la caída del ensamble hip hop californiano N.W.A., responsables de popularizar el gangsta rap desde la costa oeste norteamericana durante la segunda mitad de los 80s. Ahora bien, no hay que olvidar que tenemos en esta categoría a Spotlight y a Ex Machina… Si el premio no es para “Straight Outta Compton”, se lo doy a “Ex Machina”, película escrita y dirigida por Alex Garland (el mismo que escribió “Exterminio”) y que nos pone a reflexionar acerca de la inteligencia artificial. ¿Que por qué no “Spotlight”? Ya lo verán, para esa tenemos otros planes…

 

 

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Aquí vuelve a brillar The Danish Girl de la mano de Alicia Vikander.  Por más simpatía que haya generado Jennifer Jason Leigh interpretando a la condenada Daisy Domergue en “The Hateful Eight”, a la Academia le gustan más aquellos roles dramáticos, sufridos y, por supuesto, muy bien actuados.

MEJOR ACTOR DE REPARTO

Si no se hubiera atravesado Rocky en el camino, Tom Hardy podría estar celebrando el domingo. De verdad se hace odiar mal en “The Revenant”. O bien podría celebrar Mark Ruffalo, porque en “Spotlight” vemos toda la progresión dramática de su personaje que sobresale en un reparto impecable. Pero es que apareció Sylvester Stallone una vez más como Rocky Balboa en Creed, y nos deja sin aliento en varias escenas, nos pone a recordar al Rocky de hace 40 años y por un momento hasta pensamos que se trata de los recuerdos de una historia que vivimos en carne propia. La Academia le debe este Oscar a Stallone, no hay duda.

 

MEJOR ACTRIZ

Brie Larson se ganará este premio, y al primero que le va a agradecer será al joven Jacob Tremblay. De no ser así, ¡sería una muy mala “Ma”! Y es que el premio debería ser para él, pero así son las cosas y tenemos que conformarnos con que Brie Larson se lleve al “calvo” para la casa.

MEJOR ACTOR

Si, ya. Es claro. La Academia le dará este premio a Leonardo DiCaprio por “The Revenant”. Porque ya es hora. Porque todos lo quieren así. Aún si no se trata de la mejor actuación en la carrera de DiCaprio, pero así son los Oscar a veces, ¿no? Recordemos el premio que le debían a Scorsese y se lo vinieron a dar por una muy buena película (The Departed), aunque para muchos no la mejor del cineasta… en fin; a diferencia de Stallone, a quien la Academia le dirá “por favor, queremos que tenga esto en su casa”, a Dicaprio le dirá “bueno, está bien, tenga pues… lléveselo!”. Que sí, el método inmersivo… que sí, que mordió un hígado crudo y él que es vegetariano… hay muchas razones por las cuales este premio no será gratuito ni regalado para el actor, pero también hay razones para afirmar que lo hemos visto mejor en otras interpretaciones. Igual, es que ya es hora de que Leo tenga su Oscar sobre la repisa…

MEJOR DIRECTOR

Si este año vamos a ver a Emmanuel Lubezki recibiendo su tercer Oscar consecutivo, pues también veremos a su compatriota Alejandro González Iñárritu recibirlo por segunda vez. El trabajo de dirección es tal vez lo más importante en “The Revenant”, teniendo en cuenta la cantidad de problemas que tuvo la producción. Aquello de usar solo luz natural, lo de poder rodar solo hora y media al día, filmar en exteriores llenos de frío y nieve, que se les haya acabado el invierno en el hemisferio norte y tuvieran que continuar rodaje en el sur del continente, los agarrones con los actores… Ya se ganó el premio del sindicato de directores, así que no es raro que G. Iñárritu se pare a recibir este segundo Oscar consecutivo como mejor director.  Pero el de mejor película este año no lo va a repetir… 

 

 

MEJOR PELÍCULA

Y el premio mayor de la noche, aquel por el que trasnochan los que tienen que madrugar el lunes, el que nos hace ver la ceremonia hasta el final, aquel que tiene 8 películas nominadas… este premio será el palo de la noche. Ni Mad Max, ni The Martian, incluso The Revenant… se quedarán con las ganas.  El premio a mejor película será para Spotlight, porque en dos horas y piquito logró contar de manera redonda una historia muy compleja y hasta delicada. No aburre ni un solo segundo. Hasta hace dar hambre cuando hay escenas donde los actores comen (la pizza que le llevan a Mark Ruffalo, o la sopa que se toma Stanley Tucci! ¿Será que debí haber comprado ese día el combo de perro con crispetas? Tal vez…). La película más completa de todo el pool es “Spotlight”: bien escrita, bien actuada, bien dirigida, bien editada… todo el paquete.  
 

 

Eso es todo por ahora, ya veremos qué ocurre el domingo en la entrega de los Oscar y si logramos pegarle a alguna con estas predicciones o no.  Si usted vio las películas y opina diferente, maravilloso. Recuerde que el cine es una belleza subjetiva, depende de los ojos que lo ven, y no todos tenemos los mismos ojos. Afortunadamente.

¿Qué te pareció este contenido?