Visita guiada a los 'Servicios Ambulatorioz' de unos Ninjazz

Destapamos y comentamos con Gambeta el nuevo disco de AlcolirykoZ. Éstas son las memorias de una escucha comentada. Recomendación: Acompañe la lectura con la escucha de todo el álbum.

Más de dos años, dos giras internacionales, los treinta años y hasta la paternidad tuvieron que suceder antes de que pudiésemos conocer Servicios Ambulatorioz (2017), el quinto disco de AlcolirykoZ. Y con los años se afianza cada vez más el sonido del parche de Juan (Gambeta), Carlos (Kaztro), y Gustavo (Fazeta). Y es que cada disco, desde La revancha de los tímidos (2010) ya era un paso gigante hacia la creación de un sonido propio, jugando con destreza con las palabras y creando imágenes sonoras por medio de ingeniosas historias combinadas con beats y samplers referenciales. Ahora, cuatro álbumes después, el resultado de la maduración creativa no puede ser más fructífero: 50 minutos y 14 canciones que se van volando, entre paisajes festivos y atmósferas oscuras.

Servicios Ambulatorioz (2017) es un viaje, un sube y baja de sensaciones aptas para oídos curiosos y mentes sagaces. Rimas filosas, versos oscuros, momentos dulces y mucho beat para mover la cabeza a diferentes velocidades, eso se encuentra al darle play para dejarlo rodar desde segundo cero hasta el final de la pista 14.

El disco comienza con la voz de un escritor del mismo barrio del combo (Gilmer Mesa) narrando su experiencia escuchando AlcolirykoZ y mencionando cómo fueron incluso influencia para escribir, en este caso su libro La cuadra times (2015), que trata sobre la historia de la cuna de ambos, Aranjuez: “contaron el barrio (…) sacándose todo”.

“Sabemos lo que escribimos, muchos se fumaron la memoria y tienen mil maneras de decir lo mismo. No queremos repetirnos, en la radio suenan copias de las copias de una copia”.
Intro (Regaño)

El proceso creativo de este disco fue particularmente distinto al de sus cuatro anteriores. Ellos querían ir más allá, y sabían que debían hacerlo desde el germen del proceso, la composición del disco. Así nos describió Gambeta el proceso de creación de Servicios Ambulatorioz: "Casi siempre yo hacía los beats e iba separando lo que más nos gustaba y nos movía, se lo mostraba a Kaztro y ya cada uno por su lado escribía la letra y luego nos reuníamos a mostrar que teníamos y a definir un tema. En este disco lo que hicimos fue que Kaztro se venía para el estudio nos poníamos a conversar y a debatir de lo que queríamos, y de las conversaciones salían frases para las canciones. Luego grabábamos y Fazeta hacía los scratches con lo que queríamos. Este disco fue más conversado, con un proceso más unido". 


“Soy equipaje de este lenguaje de viaje, los llevo, los traje; a esta, mi ruta, no es un escape, cada canción es un combate”.
Equipo de carretera

El proceso de Servicios Ambulatorioz estuvo atravesado por las primeras salidas del país para los Ninjazz, en 2016 viajaron a México por más de un mes en una gira que los llevó a recorrer parte del país con sus canciones, viendo cómo los mexicanos comenzaban a cantar sus letras en los toques que hacían; y en 2017 hicieron parte de SXSW en Estados Unidos, y allí tuvieron la oportunidad de ver en tierras americanas cómo era la movida hip hop en estados como Texas y Florida. Estos viajes, sumados a las numerosas rodadas por aire y tierra a través de Colombia, le entregaron a Alcolirykoz la confianza suficiente para cantar con propiedad, como reza una de sus canciones, “muchacho, el mundo es tuyo, ya te lo dijo Nas”.

La roadmovie musical de Alcolirykoz
 


“Tararea lo que puedas recordar, quiero caminar sin pensar en lo que queda atrás,  no tengo con qué pagar la felicidad, no hay más plazo, yo silbando y el mundo cayéndose a pedazos”.
Tararea
 

Volviendo a las historias del barrio, Alcolirykoz a lo largo de su carrera ha logrado contar (y contarse desde) el barrio siendo completamente universales, partiendo desde lo cercano y hasta lo cálido sin dejar de ser viscerales: Para Gambeta, en eso se basa todo, “puede que AlcolirykoZ hable de lo que otro habló, pero la manera en que lo hace es lo que lo hace especial, así lo vive la gente. Uno le mete tanto amor y tanto detalle para que todo salga 'melo' que la gente lo nota diferente de todo, lo desmarca. Es una ventaja no dejar de hablar de las cosas que es importante hablar".

Alcolirykoz y su nuevo videoclip 'Tararea'

En las palabras de Gambeta, "Tararea es una canción que el beat puede ser fiestero y alegre, pero la temática sigue siendo lo que queremos decir de la vida, sin que sea superficial o barato”.


“En la cultura del trueque nos dan puñaladas y les devolvemos rap con todos los juguetes”.
Género Rural.

El rap de los A-Z es tan vivencial como auto referencial, y su astucia les da para conectar canciones a través de una frase. Esto, porque, para Gambeta, “lo que nos pasa y que consideramos que pueda ser útil, lo volvemos una canción" Para mejor explicación, estos 4 minutos de Anestesia local (Efectos Secundarios, 2015):

 


 

“Divisando el panorama a través de este agujero de bala, hoy nos quisimos por las malas. Tal vez te odie tanto como odie a los que aman, tal vez, y tal vez es una promesa como un mañana”.
Changó

“La mayoría de canciones son cosas que a uno le pasa, de cosas que quiere mejorar, que habla de defectos de uno o de cosas que no le gusta o no funcionan bien y que quisiera cambiarlas, y el solo hecho de contarlas también es una manera de decirle a la gente que si uno no está conforme con eso, bien que ellos tampoco. Aprovechamos para decir cosas que hagan que la gente se sienta con ganas de librarse de cosas que te aplastan. Entre uno más cuenta lo que le pasa, lo que reflexiona, las conclusiones que saca, creo yo que la gente puede sentir que no está sola, que hay gente como ellos”, dice Gambeta.

He aquí, otra historia de la intimidad de AlcolirykoZ, su primera vez en el mar: 

 


“Perdón por llegar así, a veces te doy tanto que no me alcanza pa’ mi, y sí, perdón por irme así, a veces me doy tanto que no me alcanza pa’ ti”.
Normal

Una canción de amor escrita por estos Ninjazz no podría ser de otra manera: oscura, directa pero con un toque de elocuencia. Y real, ante nada real. Una historia de un amor intenso pero fugaz, que se da en la efervescencia pero que se esfuma sin muchas explicaciones. En sus palabras, “Normal”


“Nadie se hace solo, todos tuvimos maestros, no reconocerlos es un robo”.
Los sospechosos de siempre
con La Etnnia

Alcolirykoz ya había tenido colaboraciones en sus anteriores discos. Algunas de ellas se han convertido en habituales, como Lianna. Otras han trascendido de una simple canción a un proyecto completo (como el caso de Anyone de No Rules, que lanzó hace meses un EP donde El Arkeólogo -Gambeta- hizo los beats). Para este álbum, ellos quisieron que, más que colaboraciones, fueran reconocimientos a la historia viva del rap colombiano: “queríamos mostrarle a la gente lo importante que es reconocernos como cultura, y apreciemos lo que han hecho otros. Debemos rescatar la historia, y en este disco quisimos con las colaboraciones eso, hacer un tributo a aquellos que empezaron en esto antes que nosotros y que no han bajado la guardia, como un homenaje a aquellos a los que le hemos aprendido. A veces hay mucho desentendimiento de la historia del rap en el país y quisimos hacerlo porque no se puede cortar o esconder la historia”.

En este disco hay colaboraciones de Rocca, La Etnnia, Rulaz Plazco y Sadat X de Estados Unidos.
 

 


"Cuaderno, lápiz, apunta y dispara"
Laura Ronda

Una ficción con tintes de realidad, o una realidad con tintes de ficción tal vez. En cualquier caso, una radiografía sonora de tres minutos en los que estos Ninjazz muestran lo sórdida que puede ser la noche, y la calle. Esta, como otras del disco, hace parte de esos pasajes oscuros que dan cuenta de la exploración sonora a la que se embarcaron cuando decidieron expandir sus propios límites musicales.


“Hipócritas, tapan sus culpas levantando juicios; yo soy el malo, puedo vivir con eso”
El malo de la película

Con uno de los diálogos más icónicos de Tony Montana (Scarface, 1983), incluyendo la memorable frase “yo siempre digo la verdad aún cuando mienta” inicia la que, para Gambeta, fue la canción más difícil de realizar de Servicios Amnulatorioz, por su narrativa: “no era un tema tan fácil de explicar, son situaciones que te pasan a lo largo de la vida y que terminas resumiendo en una canción. Le di muchas vueltas, incluso estuvo a punto de no salir hasta que vi Scarface y encontré el diálogo que está en la introducción, que era tan potente y coincidía tanto con la temática que debíamos sacarla. Uno las letras las cuestiona mucho hasta el punto de pensar sí merecen o no salir, hasta que llega algo, una señal que te dice que no se puede quedar por fuera del disco”.
 


“Hace 15 años nos decían ñeros, ahora nos escuchan hasta metaleros y punkeros”
Házmelo Rap

Aquí es imposible no mencionar cómo conocí a AlcolirykoZ en 2010, en medio de un concierto de Hardcore cuando, antes de que tocaran las bandas e iniciara el mosh, por los parlantes sonaban las canciones de La revancha de los tímidos (2010). Y es que, desde sus inicios, las rimas de estos "dicharacheros mayores", como les dicen por ahí, hacían eco más allá de los circuitos cerrados de los raperos. Para Gambeta, tiene que ver con esa necesidad de ser auténticos y de no querer complacer a nadie, ni siquiera a los mismos raperos: “nosotros nos debemos a muchas otras músicas que el rap, algunas que conocemos desde que éramos chiquitos. Incluso cuando hablamos de rap, lo hacemos de una forma que cualquiera pueda entender qué es eso. Queremos que la gente sienta que la música es de todos, como vivir, como compartir la felicidad, es para cualquiera, no solo para un público en específico. Yo siendo que la música de AlcolirykoZ suena a libertad, libre de prejuicios a otros estilos musicales”.
 


“Veo a todos compitiendo pero ninguno ha ganado. Ríndete, que a tu falta de carácter le traigo karate, características de aguante”
Música para planchar

Desde que eran Arnez en 1999 ellos tienen claro algo: para crecer en el rap y para lograr buenas cosas hay que hacer, perseverar y seguir haciendo con una búsqueda constante de mejorarse a sí mismo. Ellos son autocríticos con el rap que se hace en Colombia pero, para Gambeta, el rap nacional ha evolucionado: “AlcolirykoZ es parte de un momento del rap en el que han crecido los artistas y el público. Nosotros partimos de un momento en el que todo estaba más bien quieto y poco valorado, pero ver un presente en el que el público responde y valora lo de acá nos hace creer que hay una evolución”. Aunque, para él, el futuro debería ser consecuente con lo que está ocurriendo hoy, respetar el legado: “si hay una cosa que yo admiro del rap gringo es que hay documentales, premios y homenajes a aquellos que hizo buen rap y que puede que ya no estén o dejaron de estar activos, y creo que una tarea que tenemos hoy es no dejar morir la historia, hacer que crezca y enseñarle a los otros lo importante y lo valioso que hace cada uno para que esto no muera y siga en pie”.


“Mi familia ya comió, ahora ya sí puedo cambiar el tema”
Outro (Regalo)

El barrio, la familia, la intimidad, la humanidad. Ellos, Juan, Carlos, Gustavo, los que son personas antes que roperos. Así termina el disco, con un tributo a donde inició todo, a su familia, sus padres, sus tíos, sus vecinos, y hasta sus hijos (los últimos segundos del álbum son en la voz del hijo de Gambeta contando con asombro que una profesora de la escuela lo reconoció como el hijo de uno de los AlcolirykoZ, diciéndole a su padre con ternura “yo no sabía que me ella iba a reconocer, ni a usted ni a mí”). Y es que lo anunciaron comenzando el disco: “sin regaño no ha regalo”. Y para ellos, el regalo más grande, es su familia, y aquello que le dejan Kaztro, Fazeta y Gambeta a los suyos son sus canciones: “si nosotros somos algo o tenemos unos valores como persona, es debido a otros que están detrás, es como un tributo a vivos o a muertos, parceros, papás, abuelos, hijos, porque nosotros nos debemos a nuestras familias. Nos gusta que quede plasmado en nuestras canciones, porque es como una manera de decirles que somos agradecidos con eso”.

¿Qué te pareció este contenido?