VElo De OZa: 10 años de carranga rock

VElo De OZa: 10 años de carranga rock

La carranga rock de Velo de Oza está celebrando 10 años con una gira europea. Frank Forero (Voz/Guitarra) nos cuenta detalles de la gira con 24 fechas, algunas de ellas el Alemania, España y República Checa.

Dos fechas en España, República Checa en el Festival Mighty SoundsAfrika Karibik Festival en Alemania, Hamburgo, Fráncfort, Berlín y otras ciudades del viejo continente, Velo de Oza celebra sus 10 años de música y después de años de gestión llevan la carranga rock a lugares que nunca habían pisado. 

Si no han visto a Velo de Oza en vivo, el próximo 12 de agosto la banda estará en Bogotá y dará su primer show colombiano después de las 24 fechas en Europa. 

¿Cómo lograron gestionar esta gira?

Fue un proceso largo, sin embargo el primer paso fue soñarlo, tener un objetivo y artículado con el trabajo realizado en algunas ruedas de negocios como Circulart, Bogotá Music Market y WOMEX, haciendo networking interesantísimo, tenemos hoy por hoy invitaciones a Canadá, México, Cuba, Estados Unidos, y un par de circuitos como festivales en Inglaterra y Ecuador.
Con el tiempo uno se va dando cuenta que si no existe la forma de girar, sale muy costoso y no vale la pena ir por un concierto, así que se comienza a trabajar más estrátegicamente. Es una gestión de largo aliento, al booker lo conocimos en Alemania en el marco de Circulart y desde ahí comenzamos una relación de años, de esperar el momento preciso. Este año fue el momento indicado y cayó de perlas para celebrar los 10 años de la carranga rock, por esta razón la gira se llama 10 años de carranga rock.
Para el próximo año esperamos tener una gira más grande e incluir otro continente. Tenemos muchas sorpresas, estamos trabajando y la gestión va creciendo de la mano de los sueños.
 
 

¿Cómo se comportó el público en esas ciudades con una propuesta musical como la de velo de Oza?

La recepción ha sido fantástica, hemos encontrado públicos súper atentos. Yo siento que los sonidos que nos hemos encontrado en algunos de los festivales por los que hemos pasado son sonidos muy similares a otras propuestas, y la gente anda en búsqueda de cosas y sonidos diferentes, claramente se conectan con covers y géneros ya conocidos, pero así mismo se desconectan. 
Lo que yo siento que le sucede al público con Velo de Oza es que hay mucha atención y a lo largo del show la gente se va conectado hasta que los vemos saltando y bailando carranga, intentándolo por lo menos. Ellos también están muy pendientes de nuestros instrumentos y objetos, de la guacharaca, del tiple, de la ruana. Siento que todas esas cosas hacen que ellos se conecten con las diferencias que les ofrecemos. 
Los comentarios después de los conciertos ha sido muy positivos tanto en grandes y pequeños lugares. Incluso el público intenta hablarnos en español, cada evento y cada momento que hemos tenido ha sido especial y diferente. 
Estamos haciendo los intermedios en inglés buscando explicar un poco nuestros orígenes, para explicar qué es la carranga, qué es Boyacá; es eso finalmente lo que más queremos, contarle al mundo que existimos, mostrarles nuestros sonidos y nuestras canciones. 
 

¿Qué piensan ustedes del público europeo?

En el poco contacto que habíamos tenidos con el público europeo sabíamos que nuestra propuesta estaba muy dada para ciertos países. En cada país existen unas tendencias diferentes y de alguna manera oportunidades diferentes. Sentimos que el público alemán está muy expectante de sonidos nuevos y por eso para nosotros superó las expectativas, en realidad no creíamos que fuera a ser tan buena la recepción; nos hemos encontrado con gente que quiere repetir el show y van a otras ciudades. De hecho nos han confirmado fechas para el próximo año y todo ha sido súper positivo. 

La música colombiana está de moda en el mundo porque son sonidos nuevos para todos. 

El público europeo es diferente a lo que vivimos en Colombia, donde es un poco más convencional; de alguna manera en Colombia estamos en una fase de exploración. Sin embargo hay que aclarar que el flow está en Colombia, ese saborcito y esa calidad de personas solamente se encuentra allá, acá la gente ha sido súper amable pero no hay nada como el colombianismo que llevamos en nuestro diario vivir, en el actuar. Sin embargo yo creo que en Alemania hay una gran oportunidad para bandas colombianas que están trabajando con sonidos nuevos, diferentes, para todos aquellos que están creando propuesta. 

¿Por qué es importante que una banda colombiana esté presente en escenarios internacionales?

Las bandas colombianas en escenarios internacionales de alguna manera abren puertas a los sonidos nacionales, a todas las propuestas colombianas, más allá del género.
 
Una banda que empice a girar, que se permee de del mundo de alguna manera y que además de eso esté abriendopuertas para otras bandas, va aportando a la consolidación de la industria de la música en Colombia. Además de eso, cuando uno viaja empieza a mirar ciertos elementos organizacionesles a nivel de empresa que se requieren para ser banda; es muy importante empezar a dar ese paso y salir del concepto romántico de la banda que toca, rumbea, se acuesta y duerme, no no no; eso seguro pasó antes, hoy poy hoy vivimos en un mundo totalmente diferente, donde se requiere mucho esfuerzo, mucho trabajo y muchas otras cosas. 
 
Estar aquí le abre la posibilidad a Colombia de mostrar su música y su riqueza que en realidad está en la diversidad cultural. Es muy bonito mostrarle al mundo lo que somos, dejar un legado, apropiarnos de cada uno de los ritmos de nuestras regiones. Debemos enseñarle al mundo lo que tenemos. 
 

¿Qué reflexión les deja este tour (como banda, como personas)?

El mundo definitivamente sí está sediento de sonidos nuevos, no tenemos que caer el chichés, no podemos quedarnos en un sólo tipo de música, podemos abrir caminos para nuevos tipos de música.
 
Nosotros venimos trabajando 10 años en algo que nació un día (la carranga rock). Estamos abriendo caminos a la carranga y al rock 'n' roll y a nuevas propuestas con distintos o con los mismos elementos, y eso va abriendo puertas y más oportunidades para la música colombiana, para coterráneos. Nos encanta usar elementos que nos representan como cultura y como país, como la ruana o el sombrero, como instrumentos típicos que en tarimas internacionales le muestran al mundo que no solamente somos vallenato, cumbia, rock, sino que somos muchos sonidos.
 
Por otro lado, la parte organizacional es tal vez la mayor reflexión que deja un tour. Cómo organizarse, la constancia, la dedicación, la disciplina. Esta gira se está gestionando desde el 2012 y llegó el momento en que nos exigió concentrarnos únicamente en la banda dejando de lado otras actividades. 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar