Un Doodle recuerda al maestro Alejandro Obregón

El buscador de Google cambia su imágen de inicio en Colombia, en homenaje al aniversario del nacimiento del artista colombo-español, cuya obra marcó los comienzos del arte moderno en Colombia.

El maestro Alejandro Obregón nació en Barcelona, España, el 4 de junio de 1920. Hijo de un catalán, y de madre colombiana, el pintor pasó sus primero días en esa ciudad, pero sus padres dejaron la Península muy pronto con rumbo hacia Barranquilla, Atlántico, cuando todavía era muy pequeño.

Considerado por muchos críticos de su época (Marta Traba fue una de las críticas más importantes de su obra), como "el padre del arte colombiano", Obregón introdujo el expresionismo al arte de nuestro país, gracias a una obra pictórica de paisajes de mar y sabana, y símbolos colombianos con un trazo original, así como temas sobre la violencia.

Como explica su biografía en Banrepcultural, escrita por Germán Rubiano Caballero, la carrera artística de Obregón se puede dividir en cuatro etapas:

La primera, antes de 1942 a 1946, es de formación, con obras como sus autorretratos y El puerto de Boston (1936) , ciudad del este de Estados Unidos donde estudio arte.

La segunda, de 1947 a1957, es de definición de estilo y de temas políticos "con recuerdos del cubismo, (...) composiciones milagrosamente balanceadas, en las que articuló de muchas maneras numerosos planos, a veces transparentes, sobre fondos neutros que también incluyen planos, más o menos evidentes" (Puertas y el espacio de 1951, Bodegón en amarillo de 1955, y varios murales en edificios emblemáticos de Barranquilla, son algunas de sus obras de ese periodo).

Vean la obra de Alejandro Obregón en la Galería El Museo 

 


El Google Doodle en homenaje a Alejandro Obregón 

 


La tercera, de 1958 hasta 1965, en la que el artista llega a la "madurez plena", donde se consagró como el artista más influyente del país, precursor del modernismo y premiado dos veces, en 1962 y 1966, en el Salón Nacional, con óleos como su famoso cuadro Violencia.   

"Obregón, dueño ya de un estilo muy personal, expresionista y americanista, realizó muchos lienzos en los que en un espacio sin límites instaló sus formas abiertas y vigorosas, que sólo aluden a la grandeza y a la feracidad del continente", dice Rubiano sobre esa tercera etapa de su obra. 

Sus cuadros de este tercer  periodo se caracterizan por representaciones de animales como el toro o el cóndor, paisajes y amaneceres de Los Andes, volcanes y tragedias humanas.  

Su última etapa, en palabras de Rubiano, comenzó en 1966, y se destacó, desde ese punto y hasta su muerte, por "un estilo efusivo y romántico y en temas obsesivos", mitológico incluso, con obras como Ícaro calcinado, una nostalgia política (Homenaje a Camilo Torres), temas sobre la naturaleza, los animales de nuevo, leyendas típicas Caribe como la de El Hombre Caimán, autorretratos como Blas de Lezo de 1979 y más cóndores, el sello distintivo de su obra. 

Obregón falleció en Cartagena de Indias el 11 de abril de 1992, y es recordado como uno de los más grandes de la pintura colombiana desde mediados del Siglo XX, época de una generación de artistas como Judith Márquez, Enrique Grau, Édgar Negret y Roda, quienes cambiaron el destino del arte en el país por muchos años. 


Búsqueda del Doodle de Alejandro Obregón

Otra biografía del maestro en el Latin Art Museum

¿Qué te pareció este contenido?