Un Álbum Blanco que cumple 45 años

Recordamos este disco originalmente llamado "The Beatles", pero conocido en la historia por el color de su carátula.

Cuatro décadas y media han pasado del álbum más ambicioso del cuarteto de Liverpool. Cuando fue lanzado, impactó su portada totalmente blanca con el nombre de la banda grabado. Las primeras ediciones del disco, que fue lanzado el 22 de noviembre de 1968, incluían un número de serie que correspondía al orden de fabricación.

El proceso de composición comenzó durante la estadía de The Beatles en la India a principios de 1968. Lennon, McCartney y Harrison le dieron forma a las ideas musicales que rondaban por sus mentes, y de este proceso nacieron canciones como Dear Prudence, Back in the U.S.S.R, Sexy Sadie y muchas otras. 

La grabaciones comenzaron formalmente en mayo de ese año en Kinfauns, la hacienda de George Harrison en la campiña inglesa. De allí, salieron los "demos de Kinfauns", y no solo canciones pertenecientes al Álbum Blanco, sino temas que serían incluidas en los primeros discos en solitario de Lennon, McCartney y Harrison.

Versiones iniciales de Lennon de Junk de McCartney, Not Guilty de Harrison y Child Nature (luego conocida como Jealous Guy) fueron elaboradas por esa época, en la que la tensión entre los cuatro músicos era evidente. Yoko Ono estaba cada vez más cerca de la banda, no solo presencialmente, sino en la parte creativa. Por su parte, Ringo Starr abandonó el grupo por un tiempo, periodo durante el cual Paul McCartney se hizo cargo de la batería en canciones como Dear Prudence o Martha My Dear. Finalmente, todo se solucionó, y Ringo regresó con su batería.

En The Continuing History of Bungalow Bill, Yoko interpretó una estrofa y se convirtió en la primera mujer en participar de una grabación oficial de la banda. Además colaboró junto a Lennon en Revolution 9, considerada una de las canciones más extrañas de The Beatles, con sonidos ambiente y loops de cintas.

Por otro lado, McCartney trataba de acelerar el proceso y grababa solo en un estudio Blackbird, Mother Nature’s Son y I Will. Mientras tanto, George Harrison seguía trabajando en While my Guitar Gently Weeps, pero sintió que que sus compañeros no le daban importancia y decidió llamar a Eric Clapton para grabar el solo de la canción. Así, el disco doble cara empezaba a configirarse con algunas de las canciones más complejas de la banda.

Grandes himnos quedaron fuera de la edición final del álbum. Hey Jude fue grabada durante estas sesiones, pero fue lanzada como un sencillo el 26 de agosto de 1968, casi tres meses antes del lanzamiento del disco. El lado B de Hey Jude fue Revolution, canción que sí fue incluida en el corte final del álbum, pero con modificaciones. Además de estas canciones, el Álbum Blanco contiene temas como Birthday,  Back in the U.S.S.R., Helter Skelter,Yer Blues (que después sería interpretada por el supergrupo The Dirty Mac en el "Circo" de los Rolling Stones), Good Night, cantada por Ringo junto a Don’t Pass me by y Piggies, escrita por Harrison. 

Días de Radio entrevistó a Andrés Durán, quien en su espacio dedicado al cuarteto de Liverpool -Desayuno Con Los Beatles- ya había celebrado los 45 años de este memorable álbumEscuchen a continuación la entrevista. 

 

¿Qué te pareció este contenido?