Terry Date extraña trabajar con Pantera

El productor favorito de Soundgarden, Deftones y Pantera ha dedicado su vida a algunos de los discos de rock y metal alternativo con más historia de las últimas décadas. Sin embargo, prefiere pensar su oficio como el de un "hombre invisible" que transforma en sonidos los deseos de las bandas a quienes deja todo el crédito. Terry no mide su éxito en fama o notoriedad sino en amistad, la que mantiene con músicos que siempre vuelven a buscarlo para grabar su próximo álbum.

far beyond driven radionica

Cuenta Terry Date que Pantera, a mediados de 1993, después de tocar en unos 200 conciertos en menos de dos años -como el Monsters of Rock de Madrid en 1992-, entró a su estudio en Tennessee con una sola idea en la cabeza: grabar un álbum más heavy que Vulgar Display of Power. ¿Era posible lograr semejante cosa? ¿Cómo?

La respuesta podría estar en el desgaste emocional y físico que traía Pantera luego de hacer el invencible e inalcanzable Vulgar Display of Power. Ya en la cima del metal, años después de dejar atrás a la banda de glam que alguna vez fueron, Pantera llegó a grabar Far Beyond Driven afrontando sus más salvajes demonios; no como una máquina precisa de aceitar riffs, sino como un grupo de seres humanos expresando profundas frustraciones y problemas personales. 

"En los primeros días con Pantera, ellos eran muy celosos con lo que yo decía aquí o allá (...) Para Far Beyond Driven, yo pude decir exactamente todo lo que jodidamente quería decir", contó Phil Anselmo el año pasado en esta entrevista con Blabbermouth. 

Terry, quien fue el intérprete del sonido sucio que dejó ese afán vital de la banda por desahogar su agresividad, afirma, sin dudar un segundo, que Far Beyond Driven logró ser más fuerte que su antecesor. Y quién puede cuestionar la opinión de un productor de la talla de Rick Rubin, Ross Robinson o Bob Rock, que ha trabajado en algunos de los discos de rock pesado con más historia de los últimos 30 años, incluyendo todos los de Pantera desde Cowboys From Hell (1990) hasta The Great Southern Trendkill (1996), y el catálogo completo de Deftones hasta 2003.

Pero sus credenciales van más allá. Nacido en 1956, comenzó con Metal Church (produjo su debut en 1984), siguió con Overkill (Horroroscope), y luego con bandas que marcaron la historia por innovar sonidos y sentar precedentes: Soundgarden (Date grabó su Badmotorfinger), White Zombie, Slipknot, Korn y ahora Bring Me The Horizon (aunque por 1988 se cruzó con Sir-Mix-A-lot).

Aunque no fue específico, Terry podría referirse a lo denso, oscuro e incluso incómodo y obsceno que llega a ser Far Beyond Driven, sobre todo si se le compara con Vulgar. Donde este último es preciso y energizante, el otro es por momentos impredecible, demoledor y ruidoso. Es su carga sicológica reprimida lo que finalmente lo hace más pesado. La carátula de Vulgar (una foto de un tramacazo tremendo) es una analogía del golpe que ofrece ese disco musicalmente. Far Beyond Driven, al contrario, tiene una imagen azul de un taladro perforando el cráneo de una cabeza deforme. Podría decirse que expresó el lado perturbado de los cowboys from hell.

Del Phil Anselmo misántropo y temerario en Vulgar, el que uno se imagina caminando y empujando a todo el mundo en Walk, pasamos a ver su infierno personal en I'm Broken y Good Friends And a Bottle of Pills de Far Beyond. Estos contrastes encuentran asiento musicalmente en un álbum supremamente agresivo, pero a la vez lleno de groove, un término casi imposible de traducir del inglés pero que dicho por Terry significa algo así como "soltura", libertad" y "fluir", como la guitarra de Dimebag Darrell en Becoming"Esas dos cosas (agresividad y groove) no son fáciles de hacer al mismo tiempo", explicó Terry.

Eso significa no solo que en Far Beyond Driven conviven canciones "pogueras" como Strenght Beyond Strenght con otras más "idas" y pegachentas como Five Minutes Alone, sino que el modelo compacto de Vulgar se hubiera quedado corto para darle espacio al lado más difícil y emocional de la banda.  

Décadas de experiencia produciendo más de 200 álbumes, y Terry, sin embargo, todavía no puede escoger cuál de esos dos de Pantera es su favorito. "Es como escoger qué hijo de uno es su preferido", dijo. Pero eso sí, White Pony de Deftones, producido por él, es de los que más le gusta, confesó, así como dos canciones que grabó para Metal Church.

terry date en los noventa

Lo cierto es que para los millones de fanáticos de Pantera, nunca habrá unanimidad en si Far Beyond Driven golpea más duro o no que Vulgar, y aún después de todo lo dicho, tampoco interesa juzgarlo de esa manera, como tampoco lo hace Terry. Lo único claro es que el álbum fue número 1 en la Billboard 200 durante dos semanas luego de lanzarse, en marzo de 1994.

Y dentro de lo que importa, es saber la opinión de quien sí conoció a Pantera y logró en buena parte el sonido de ese disco, aunque no se dé mucho crédito por eso. Para Terry, la banda fue la que hizo el trabajo pesado y él se mantuvo a su sombra, obrando solo como un intérprete de sus impulsos y necesidades sonoras.

Nos dio curiosidad entonces preguntarle de qué se trata al fin de cuentas el trabajo de un productor. Nos dejamos meter en una larga charla en la que cupo una discusión sobre lo análogo y lo digital; así como la diferencia entre producir y mezclar, y donde reapareció una y otra vez su filosofía como ingeniero de sonido: es mejor ser "un hombre invisible" y no interferir con lo que el grupo quiere transmitir musicalmente. 

A lo largo de la entrevista fueron aparecieron también recuerdos sobre su trabajo con Soundgarden, Deftones, Slipknot y Limp Biskit. Sobre estos último, no nos dejó hacer un solo chiste (Terry produjo su éxito masivo Significant Other en 1999).
 
Hablamos de Chi Cheng (el fallecido bajista de Deftones), del estudio que está construyendo, de proyectos interesantes en los que está trabajando y de por qué todavía le falta hacer el disco perfecto. Pero, sobre todo, lo qué extraña de Pantera.  
 
Far Beyond Driven celebra sus 20 años oficialmente el próximo 25 de marzo, con el lanzamiento de una edición especial del disco, y no quisimos pasar esa fecha sin hablar con el hombre que, así se sienta invisible, es claro que sus manos y su talento fueron claves en el éxito de álbumes que han cambiado el rumbo, varias veces, de los sonidos pesados en el mundo: Terry Date. 
 
Lean la entrevista a continuación: 
 

Pantera terry date entrevista radionica andres elasmar

 

Señal Radiónica (SR): ¿Qué bandas interesantes ha grabado últimamente?

Terry Date (TD): Acabo de terminar de producir a una banda de Ohio llamada Miss May I (emocore) que son muy buenos. Su primer sencillo salió esta semana (Gone) y la banda comenzará una nueva gira muy pronto. Otra es una de Inglaterra que se llama Bring Me The Horizon. Hice su más reciente disco hace un año (Sempiterna), y son muy buenos en vivo, con un estilo único, fuerte pero muy melódico.
 

SR: Está montando un nuevo estudio en este momento ¿Cómo ha sido eso?

TD: Mi nuevo estudio es para proyectos musicales que no puedan costear un estudio grande. Está diseñado para que bandas pequeñas puedan pagarme a mí y al estudio. La idea además es tener una atmosfera más relajada, pensada más para mezcla y overdubbing (sobreposición de pistas) que para grabar. Sin embargo, puede usarse para eso también. Pero principalmente tendremos algo diferente a un estudio comercial que me permitirá trabajar con bandas de bajos presupuestos, aunque también de altos, solo que me dejará producir un rango más amplio de proyectos.
 

SR: ¿Qué es lo primero que deja listo en un estudio?  

Bueno, lo primero para mí es el cuarto de grabación. Tiene que sonar bien y ser cómodo para que las personas puedan estar allí 12 o más horas al día. De eso me encargué de primeras. En cuanto al equipo, uso cosas que tenía hace años y puedo irlo cambiarlo conforme cambie la tecnología. Lo que importa es el sonido del cuarto y la estética del mismo.
 

SR: ¿En términos de grabación, todavía usa cinta?

TD: Sabes, me encantaría usar cinta si pudiera pero es muy cara. Yo uso computadores todo el tiempo, amo usar Pro Tools, por ejemplo, y todavía uso plugins (adiciones de efectos a los programas). Mi idea es poder usar una buena combinación de los dos y trato de escuchar las cosas con lo análogo en la cabeza, pero el computador es la mejor herramienta para grabar un disco.
 

SR: Pero, ¿tiene una ética de trabajo para que los discos no suenen sobreprocesados, o computarizados, como algunos de bandas de metal contemporáneas?

TD: Se trata de  dos cosas diferentes. Uso el computador, pero no trato nunca de “computarizar” las cosas. Todavía quiero escuchar lo que grabo como si fuera hecho en vivo y de forma orgánica; claro, con la precisión en la edición que da un computador, pero que al final suene diferente. Esto es una decisión personal, cuando trabajo con algunas bandas, son ellas mismas las que quieren ese sonido procesado específicamente. Otros buscan algo más natural. Así que cualquier dirección me sirve, pero prefiero escuchar a seres humanos tocando instrumentos.
 

SR: ¿Qué es lo que más extraña de grabar en cinta?

TD: La cinta lo acerca a uno más a una presentación en vivo porque la gente (las bandas) saben que cuando se graba con ella no se puede editar tan fácil. Los músicos tienen entonces una actitud más en vivo, que permite errores, pero ellos saben que tienen que tener todo bien en un 80 por ciento. Con un computador existe tanta flexibilidad que la gente dice como “si hago solo 40 por ciento no importa, se puede arreglar”. Personalmente, me gusta escuchar el elemento humano, me gusta escuchar errores, y darme a mí y a la banda la posibilidad de algo que es mágico, que solo pasa en un momento en el tiempo y con una grabación en vivo. Esa para mí es la gran diferencia entre lo análogo y lo digital. Claro, se puede usar el computador como cinta, como un tape deck (grabadora de cinta) donde todo se graba pero no se edita, pero el “estado mental” de la grabación seguirá siendo diferente.
 

SR: ¿Siguen habiendo bandas que prefieren la cinta?

TD: El costo de la cinta es mucho más que el de los medios digitales. Para una banda pequeña con un presupuesto corto no tiene sentido grabar en cinta. Aunque el sonido de la cinta y del computador es un poco diferente, lo que hago a veces es grabar en cinta y mandarlo a digital tal como quedó, pero incluso eso ya se está volviendo raro para mí por estos días.

 

"Con un computador existe tanta flexibilidad que la gente dice:
'si hago solo 40 por ciento bien no importa', se puede arreglar después”
 

 

SR: Después de todos estos años ¿qué es lo que más disfruta de estar detrás de una consola?

TD: Para mí es la relación personal, es trabajar con la gente. Me encanta la tecnología y comencé como un ingeniero, y todavía lo soy, pero para mí aún se trata de trabajar de cerca con las personas y tratar de lograr que el concepto que la banda tenga del disco yo lo pueda transmitir correctamente a algo físico. Lo más divertido de todo es la parte humana. Me encanta trabajar con las bandas y tratar de plasmar lo que ellos tienen en la cabeza.
 

SR: Incluso ahora, ¿todavía cree en ser el hombre invisible detrás de la banda?

TD: Sí  (risas). Si una banda me contrata es para representar su música. Realmente no me gusta que el disco salga y que se identifique como algo que yo hice. Prefiero que la gente lo oiga y diga que la banda es genial a que piensen “ah, Terry Date lo produjo”. Todo se trata de la agrupación y su música y no de mi estilo de producción.
 

SR: Pero si hablamos de Pantera ¿logró mantenerse “oculto” con semejante banda tan exitosa?

TD: Mi rol en todo eso fue, de nuevo, representar lo más precisa y fielmente posible lo que ellos querían mostrar de sí mismos en el álbum. Sabes, a veces mi trabajo lo hago mejor si no me meto en lo que la banda quiere hacer.
 

SR: ¿Influenció Terry su sonido en Cowboys, cuando Pantera dejó definitivamente de ser glam?

TD: La transformación de la banda del glam al estilo por el que más se les conoce ahora fue algo que ellos ya habían decidido antes de comenzar a trabajar conmigo. No les dije nunca qué tenían que hacer. La transformación fue suya, así como su decisión.
 

SR: ¿Pero qué los hacía especiales? Muchas bandas pueden querer cambiar de estilo, pero pocas rompen esquemas como Pantera...

TD: Primero que todo son cuatro músicos muy talentosos, incluyendo a Dime Darrell (Q.E.P.D).  Cada uno de ellos, en mi opinión, son los mejores en lo que hacen. Realmente el primer disco, Cowboys From Hell, tenía algo de su sonido anterior todavía, pero mientras iban de gira y tocaban en concierto las canciones de ese álbum, se fueron dando cuenta de que querían algo más agresivo en el siguiente. Vulgar Display Of Power lo logró. Quisimos que fuera súper compacto y capturado como una presentación en vivo, y que además todo fuera muy “apretado” (tight), pero a la vez que tuviera mucho groove . Es difícil lograr esas dos cosas, pero de nuevo, son tan talentosos, y Dimebag era tan buen guitarrista, que lo hacía ver fácil. Aunque no debería decir “fácil”, fueron discos muy difíciles de hacer. La pasamos muy bien y nos divertimos, no obstante fue mucho trabajo lograr hacer lo que hicimos como quisimos, y mucho más si estábamos trabajando con cinta. No había edición por computador, no teníamos cómo poner las guitarras en un PC y arreglarlas. Todo fue hecho en vivo. La transformación fue una evolución de la banda basándose en lo que vieron de sus fans tocando en vivo. Los chicos reaccionaban a lo más agresivo. Todavía les gustaba el rango alto y melódico de Phil Anselmo, pero se volvían locos con lo realmente agresivo. Así que por es que Vulgar se volvió potente y Far Beyond Driven aún más.

 

"La transformación de Pantera del glam al estilo por el que más se les conoce
fue algo que ellos ya habían decidido antes de comenzar
a trabajar conmigo. No les dije nunca qué tenían que hacer"

pantera radionica
Pantera
 

SR: Precisamente iba a preguntarle sobre el trabajo en estudio con Pantera ¿Era tan caótico y demente como en los "Vulgar Videos"?

TD: Lo que viste en los "Vulgar Videos" era lo que pasaba todos los días (risas). Pero tengo que decir que ese caos era como se divertían, porque cuando llegaban a grabar y a hacer sus partes, todo era trabajo serio. Y eso hacíamos (trabajar) por un tiempo y al cabo de unas horas luego toda la locura volvía. Pero aún así trabajábamos 12 horas al día y nos rompíamos el trasero para lograr sacar el disco en un tiempo razonable. Yo no lo llamaría caos. Nunca hubo un momento aburrido, eso sí, pero no fue caótico.
 

SR: Usted grabó el Cowboys y el Vulgar cuando tenía 32 y 34 años. Ya era un productor experimentado, ¿pero, se sintió inseguro en algún momento por lo grande que era Pantera?

TD: No, para nada. Cuando comencé a trabajar con ellos solo eran conocidos solo en el área de Dallas, Texas, no como ahora. Así que todos nos hicimos reconocidos juntos. Lo que sucede es que a la mayoría de las bandas con las que trabajé les hice su primer disco, y después era que surgían. Por eso todos estábamos en el mismo nivel. Pantera ya conocía algo de mi trabajo antes de grabarlos, y yo les tenía mucho respeto musicalmente, pero lo más importante es que me caían muy bien como personas y nos volvimos amigos desde el principio. Fue como si nos conociéramos desde hace mucho tiempo y así se mantiene así hasta hoy. Todavía los veo cuando puedo, cuando vienen a Seattle o cuando nos encontramos en un sitio cercano. Aún somos amigos.
 

SR: ¿Y con el primer disco de Metal Church que grabó en 1985? ¿Cómo fue su trabajo en términos de confianza?

TD: Ese es el primer disco en que aparezco en los créditos como productor. Ellos me contrataron como ingeniero y lo hicimos muy rápido, en dos o tres semanas. Después de que terminamos me dieron el crédito como productor diciendo “gracias por su ayuda”, y es por ese detalle que comenzaron a contratarme otras bandas. Las primeras dos canciones en ese disco son de las mejores que he hecho en mi vida (Metal Church y Beyond The Black).
 

SR: Volviendo a Pantera, ¿qué pasó después de Vulgar? ¿Cómo llegaron al estudio para grabar Far Beyond Driven y cómo lograron su sonido, más agresivo pero menos contenido?  

TD: Esa es una muy buena apreciación. Al grabar ese álbum la banda tenía dos objetivos. Primero no querían cambiar, buscaban que sus fanáticos supieran lo que Pantera iba a darles y no querían irse por un camino completamente diferente. Segundo, querían ser aún más fuertes que en Vulgar, más agresivos, pero con un sonido familiar. Solo querían tomar el Vulgar e ir más allá.
 

SR: ¿Y cuál fue el resultado? ¿Después de tantos años, cuál de esos dos álbumes recuerda con más emoción?

TD: Difícil. En cuanto a cuál me gusta más, uso una frase cliché, porque es como explicar qué hijo tuyo te gusta más. Te gustan los dos y hay cosas de los dos que te gustan y otras que no. Pero eso esos son dos discos que para mí son iguales cada uno, los dos tienen fortalezas y debilidades, pero estoy orgulloso de los dos.?
 

SR: ¿Alguna vez imaginaron usted y la banda el éxito que tendría Far Beyond Driven?

TD: No creo que ninguno supiera que sería número 1. Sabíamos que nos iba a ir bien porque ya eran muy populares y ese tipo de música era muy bien recibida en el momento, pero creo que todos nos sorprendimos.
 

SR: 20 años después de lanzar Far Beyond Driven, mira hacia atrás, se pone nostálgico ¿y llama a Vinnie Paul?

TD: (Risas). De las bandas que he grabado hablo con algunos, diría que con la mayoría, especialmente con los que hice muchos discos como Soundgarden, Pantera, Deftones o Limp Biskit. Trato de mantenerme en contacto con todos, algunas veces más que en otras, pero si alguien viene a Seattle, siempre trato de verlos.

SR: ¿Es importante este aniversario de los 20 años de Far Beyond Driven?

TD: Mi ideal siempre ha sido que los discos que haga sean válidos 20 años después. Lo que siento es que si el aniversario de Far expone su música a más gente, pues mejor. Pero no hay nada más positivo para mí que la música de esos cuatro músicos sea importante dos décadas después y creo que se celebre no hace nada por disminuir su valor, sino al contrario. El aniversario eleva el estatus de su trabajo.

 

 "Chi era muy cercano a mí y fue muy triste lo que le pasó."

chi cheng radionica
Chi Cheng. Foto: Wikipedia. 
 

SR: ¿Y con Deftones tiene todavía una relación cercana? (el último disco que Terry produjo de ellos fue Deftones de 2003)

TD: Sí, claro. Mucho.
 

SR: ¿Cómo los ve usted después de la tragedia del accidente y muerte de Chi Cheng?

TD: Yo siempre voy a ser su fan numeró 1 y voy a apoyarlos al 100 por ciento en todo lo que hagan. Chi era muy cercano a mí y fue muy triste lo que le pasó. Él y yo bromeábamos mucho juntos en el estudio. Teníamos muchas historias pues mis hijos crecieron conociendo a los de todos ellos. Son como mi familia. Hicimos partes de sus discos en Seattle, así que pasábamos mucho tiempo acá. Yo iba a Sacramento, California, a trabajar con ellos también. Es muy trágico lo que le paso a Chi, pero esos tipos son súper talentosos y algunos de los mejores músicos con los que he trabajado en mi vida. Uno de mis álbumes favoritos lo hice con ellos (White Pony). Siempre seguiremos en contacto.
 

SR: ¿Y cómo era grabar con Deftones? En Pantera, se podría decir que Dimebag y Anselmo eran líderes ¿En Deftones, había alguno? ¿Chino, Stephen…?

TD: Yo diría que era un proceso creativo de todos, en las dos bandas. En algunas canciones alguien tendría que decir más que el otro, y en otras no tanto, pero era una colaboración mutua, en Deftones y en Pantera.

SR: ¿Ha escuchado su último álbum, Koy No Yokan?

TD: Si, ajá. Algo de él he escuchado.
 

SR: He leído en entrevistas que le preguntan por qué grabó una banda como Limp Biskit, a la que le dan muy duro. Usted grabó el famoso Significant Other (1999) de ellos y luego con Deftones el White Pony (2000), un disco muy superior. ¿Se burló alguna vez Chino Moreno de usted por haber trabajado con ellos?

TD: De hecho ellos dos eran muy buenos amigos, y fue difícil para mí porque yo estaba trabajando con las dos bandas al mismo tiempo y tuve que escoger. El disco que Limp Biskit quería grabar era Results May Vary (2003) y al mismo tiempo Deftones quería hacer Deftones, su  disco homónimo que yo llamo “Minerva”. Fui a ensayos de las dos bandas pero tuve que decidir porque todo fue al mismo tiempo. Como tenía más historia con Deftones, me fui con ellos. Afortunadamente, cuando termine ese álbum Limp Biskit seguía trabajando en parte del suyo y querían hacer más canciones. Así que pude hacer unas seis del Results lo cual me alegró mucho porque las dos bandas eran buenos amigos míos.  
 

SR: Cuándo grabó a Soundgarden en 1990, vivía en Seattle ¿Sabía en ese momento que el grunge iba a explotar?

TD: Realmente no puedo hablar por la banda, pero ellos eran los líderes de ese género musical. Claro, podrían ser otros, o quién sabe cuál era el líder, pero ellos estaban al frente. Ellos sabían sobre su escena, pero en ese momento no había un nombre para ella. Había muy buenas bandas haciendo lo suyo y como querían, sin pensar en cómo se llamaba lo que hacían.

SR: ¿En serio, nadie de ustedes vio venir el auge del grunge?

TD: No nadie, y cuando recuerdo la grabación de Badmotorfinger sé que no estábamos pensando en eso, solo queríamos hacer un buen disco. De hecho, cuando vives en Seattle estás un poco alejado del negocio y de todo lo que pasa en Nueva York o Los Ángeles, y no tienes tanta gente diciéndote lo bueno o lo malo que eres; estás aislado, en tu mundo, y Soundgarden siempre tuvo libertad creativa de hacer lo que querían sin ninguna influencia externa. Eso fue muy especial

 

terry date radionica (2)

 

SR: Si uno busca en Allmusic, desde Overkill en 1991 a la siguiente banda de trash metal que grabó (Havok en 2013) pasan más de 20 años. ¿Por qué prefirió siempre el metal diferente, digamos, como White Zombie, Korn o Soundgarden, al tradicional?

TD: No pienso nunca en etiquetar una banda con un género, o como la gente llame a un estilo de música. Se trata de lo que la banda quiere hacer, qué música y cómo la quieren presentar. Así es como deben sonar. Mi trabajo es tratar de grabar su idea tan semejante como sea posible y hacer el disco para que sus ideas estén ahí. No me importan las etiquetas. Cuando estaba comenzando, trabajé en el primer disco del rapero Sir Mix-A-Lot (Swass) como ingeniero de mezcla, y después de eso pasé a Metal Church. ¿Cómo podrías categorizar a Metal Church? Son metal sí, pero estaban muy influenciados por el punk. Eso fue en 1984. Las etiquetas nunca han sido nada para mí. Solo se trata de lo que la banda quiera lograr y mi trabajo es llevarlos hacia allá.
 

SR: Después de trabajar tiempo en lo mismo, ¿ha pensado en dedicarse a otra cosa?

TD: No, porque todavía no creo que haya hecho el disco perfecto (risas), y cuando sienta que lo haya hecho, pararé. Seguiré dándole a esto hasta que nadie quiera hacer discos supongo.
 

SR: ¿Ah, pero qué sería para usted un disco perfecto? Porque uno podría decir en voz alta que Vulgar Display Of Power es un producto perfecto…

TD: (Risas). Sí, bueno, la cosa es que yo realmente aprecio cómo ese disco fue recibido y lo mucho que le gusto a la gente, pero al mismo tiempo lo escucho y sé que hay cosas que yo podría haber hecho mejor. Pienso que siempre será así. Para mí un disco exitoso es el que la gente disfruta escuchando, y si hay más gente mejor, pero si la banda está feliz con cómo la música quedó representada y me piden que vuelva a trabajar con ellos, eso para mí también es algo exitoso, pero no perfecto, algo que nunca pasará de hecho (risas).
 

SR:  ¿Piensa eso que acaba de decir, que pudo haberlo hecho mejor en Vulgar, le pasa con otros discos?

TD: Esos pensamientos uno siempre los tiene, pero un álbum es un momento en el tiempo. Para cada uno de lo que he grabado, o en los que he trabajado, mi objetivo es hacerlos tan buenos que todavía la gente los escuche y sean válidos 25 años después. Y ya que estamos en el aniversario de Far Beyond Driven de Pantera, por eso mismo para mí ese fue un trabajo exitoso. En cuanto a la grabación y el sonido, lo que nos marcó fue el momento que estábamos viviendo en ese tiempo como gente y como fanáticos de la música. No sería justo conmigo mismo darme duro y tratar de volver, escuchar y decir “mejor hubiera sido haber hecho esto así”. Si hiciera esa grabación hoy sería completamente diferente y tal vez no tan buena. Los discos de Pantera se hicieron en un momento con un proceso mental diferente. Ahora, si estoy con una banda mañana que es la nueva Pantera, u otra banda que fuera igual de buena, me gustaría que fuera recibida bien 20 años después. Así es como lo veo. Un disco debería ser una reflexión de lo que pasa culturalmente alrededor tuyo.

SR: ¿Qué consejo podría ser bueno para un ingeniero de sonido que no tiene a un Pantera metido en el estudio, sino a una banda normal que necesita mucho trabajo?

TD: Primero que todo, si la banda no es buena, no se puede hacer mucho, pero esperaría que si comienzas un proyecto, que sientas en tu corazón que son muy buenos, y lo primero que debo decir es confía en tus instintos. No debes pensar en cómo lo haría alguien más, nunca. Nunca duden de sí mismos, hagan lo que creen que es correcto con la banda sin importar qué pase.
 

SR: ¿Qué es lo que lo ha destacado en estos 30 años de carrera? ¿Cuál es su marca, lo que lo diferencia?  

TD: Bueno, no sé si pudiera decir que soy mejor o peor que otros. Lo único que podría decir es que mi trabajo es asegurarme que el disco que usted tenga en su cabeza sea el que salga al mercado y voy a hacer todo lo posible para hacer la producción lo más fiel posible a sus ideas, no voy a estar influenciado por nada afuera de la banda y nadie me dirá cómo hacerlo; lo haremos como los músicos quieran hacerlo. Así es como me meto a cualquier proyecto. No diría que eso me diferencie tampoco de nadie, pero trabajar con una banda es todo sobre comunicación entre ellos y yo, e influye mucho cómo no la llevemos, cómo se comuniquen las ideas y luego se transfieran a un medio de grabación. Así que realmente mi fortaleza es ser capaz de trabajar con gente de esa manera.

SR: ¿Extraña trabajar con Pantera?

TD: Sí claro, todavía nos comunicamos mucho, y hablamos de hacer cosas hace algún tiempo, pero si no trabajo con ellos otra vez, no creo que me pierda de nada porque somos amigos, pero obviamente quisiera hacer cosas si ellos me quisieran ahí. Todos hemos ido en otras direcciones. Así que mantenerme como su amigo es lo más importante
 

SR: ¿Y con Deftones, han hablado de volver a grabar juntos?

TD: No realmente, pero siempre estará la posibilidad, y como pasa con Pantera, somos amigos, lo cual es lo más importante. 

Por Andrés Elasmar. Editor web Señal Radiónica.


terrydaterecording.com

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me gustó'.