Tarantino demanda a sitio web por filtración del guión de su próxima película

El anunciado western The Hateful Eight, sería antes de la filtración, la siguiente entrega del cineasta, ganador de 2 premios Oscar. Cine Radiónica

Aunque Tarantino había anunciado que su siguiente película podría ser una secuela de Kill Bill o de Django desencadenado, después del éxito de ésta última, que le valió un Oscar como Mejor Guión Original en el 2013, el estadounidense adelantó que trabajaba en la escritura del guión de un western titulado The Hateful Eight

Las noticias que siguieron a este anuncio se conocieron hace pocos días, y no fue precisamente que el director revelara detalles del filme, diera fechas de rodaje o estreno, todo lo contrario, el cerebro detrás de Bastardos sin Gloria, anunció al portal Deadline.com que abandonaría su proyecto, "Estoy muy, muy deprimido. Terminé el guión, un primer borrador, y no tenía intenciones de empezar la filmación hasta el próximo invierno. Se lo di a seis personas y, al parecer, ya se escapó". 

La noticia era un hecho, nadie llegaría a conocer The Hateful Eight como Tarantino la tenía en la cabeza, "Se lo di a seis personas, incluidos tres actores, y si no puedo confiar en ellos en este nivel, no tengo deseos de hacer la película", añadió. "Voy a publicarlo y se acabó. Pasaré a otra cosa. Tengo otras diez ideas en mi cabeza".

Según Deadline, Tarantino se enteró de la filtración cuando su agente comenzó a recibir llamadas de representantes de actores que querían participar en el filme, por lo que el director sospecha que podría haber sido el representante de alguno de sus actores. "¿Quién pudo haber hecho esto? Se lo di a uno de los productores de Django sin cadenas, Reggie Hudlin, y un agente fue a su casa y lo leyó ", dijo. "Es una traición, pero no terrible. Hay un feo acto malicioso. Se lo di a tres actores: Michael Madsen, Bruce Dern y Tim Roth . El que yo sé que no lo hizo es Tim Roth. El agente de uno de los otros lo leyó y ese agente ahora lo ha pasado a todos en Hollywood. No sé cómo funcionan estos malditos agentes, pero esto no lo estoy inventando. Voy a publicarlo, y eso es todo por ahora".

Después de estas afirmaciones surgió un nuevo capítulo en la historia que impidió que The Hateful Eight  viera la luz, Tarantino anunció que había demandado al portal Gawker por haber hecho público un link que permitía ver el guión en Internet. 

Según el cineasta la filtración del documento perjudica una publicación futura del guión, razón por la cual, según informó VarietyQuentin demandó al medio en la Corte de Distrito de EEUU en Los Angeles, alegando la vulneración del derecho de autor. Poco después Gawker respondió a la demanda con una nota que rechazaba la acusación.

Según el representante de Gawker, John Cook "La infracción indirecta es una teoría legal que tradicionalmente se ha desplegado contra los sitios de intercambio de archivos y motores de búsqueda, de los lugares que existen explícitamente como directorios de contenidos con derechos de autor", dijo Cook agregando: "Gawker y Defamer son sitios de noticias y nuestra publicación del link fue claramente conectado a nuestro objetivo de informar a los lectores acerca de las cosas que les preocupan. Por lo que yo puedo decir ninguna reclamación de infracción indirecta ha prevalecido en los EEUU en la historia del periodismo. Vamos a estar peleando ésta", respondió refiriendose a la demanda impuesta por Tarantino, quien según Cook fue quien convirtió su guión en un foco de noticias, que le valió "una gran cantidad de atención". 

Estaremos pendientes de lo que pasa con la que sería la siguiente película de Quentin Tarantino. Sigan toda  la información cinematográfica a través de Cine Radiónica

¿Qué te pareció este contenido?