Taller Ética en la red: reglas para un periodismo útil y sensato

Realizado el 1 y 2 de noviembre por la fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, con la participación del periodista español Gumersindo La Fuente. Asistieron los equipos web de @radionica y @senalradioco.

Con una lectura del reconocido periodista y maestro de la FNPI, Javier Darío Restrepo, quien recorrió la historia de la ética y el periodismo desde las primeras formas de escritura hasta Internet, navegando por los avances tecnológicos de varias épocas, y la preocupación ética que siempre surge sobre su uso, se inauguró en Bogotá un taller que reunió a periodistas de diversos medios digitales colombianos para reflexionar y discutir sobre la realidad de sus labores, de las nuevas herramientas y de los dilemas y retos éticos que éstos ya suponen en las salas de redacción.

De cara a su discusión, las problemáticas se fueron planteando con la intervención del orador principal, el periodista Gumersindo La Fuente, pionero del periodismo digital en español gracias a su trabajo en las primeras redacciones para Internet de los periódicos más importantes de España como El Mundo, así como por su trabajo como director de estrategia digital de El País y como creador y escritor de diversos blogs y columnas de opinión. 

De entrada, de la preocupante experiencia propia de la gran mayoría de los asistentes, algunos a quienes su trabajo se mide constantemente por las cifras que producensurgieron preocupaciones como trabajar por "la tiranía de las audiencias" y ser valorados por cuántos clics, visitas o "me gusta" tienen sus artículos, no por su calidad.

Partiendo del reconocimiento de los problemas para el rigor del oficio que éstas realidades conllevan, la cuestión general a tratar fue ¿cómo poder ser mejores periodistas a pesar de las presiones, los peligros, y los ambientes laborales controlados de esa manera, en la que la chiva y la primicia van por encima de la calidad periodística?

No hay una única o fácil respuesta. Sin embargo, un faro apareció muy al principio del taller, con una conclusión perentoria de Restrepo invitando a la reflexión sobre la constancia: los periodistas deben ser "como una gota de agua", que poco a poco se va abriendo camino y se va filtrando, haciendo su camino a pesar de los obstáculos. 

Si algo quedó claro es que el periodismo ético no es fácil ni rápido, es una labor de todos los días que exige algo de rebeldía y de autocrítica que debe aplicarse en todas y cada una de las etapas del proceso periodístico; más aún hoy, cuando el vuelco de los medios tradicionales a las redes sociales y a otras posibilidades de información digitales, para cumplir su labor y a la vez para promover su marca -a veces en el mismo plano-, ha generado un universo muy grande de posibilidades, y también de "libre competencia", que puede deslumbrar y ser muy útil a los periodistas, pero que no está exento de riesgos y de problemas éticos. Todavía no hay respuestas finales o concluyentes sobre la forma en que deben ser utilizadas las nuevas tecnologías frente a tantas variables existentes. De nuevo, la única guía debe ser la ética periodística. 

Otros dilemas como la velocidad versus el rigor, la publicidad versus el periodismo, y darle gusto a las audiencias por la inmediatez que requiere ser relevante en Facebook o Twitter, son algunos de los temas que más preocupan a los periodistas que asistieron, quienes también discutieron con La Fuente sobre la diferencia entre el periodismo, los periodistas, la comunicación y los comunicadores de entretenimiento, una línea que en estos tiempos se nos presenta bastante difusa, sobre todo en televisión y radio. 

En general, el cambio al paradigma digital, ha generado un revolcón que afecta a todos los medios del mundo, más aún a los masivos, que no son ajenos a los problemas éticos, y que ahora deben tener en cuenta "el periodismo vigilado", que como explica La Fuente, es estar constantemente expuesto al escrutinio de los usuarios.

Se habló de ejemplos como lo que sucedió con la foto falsa del fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez en la portada de El País de España, o con la manipulación, engaño o falta de rigor cuando se cometieron los atentados del 11-M en ese país y se publicó información sobre los supuestos autores del atentado que no había sido confirmada.

Avanzando en todos estos temas, y después de dos días de discusión, los participantes construyeron al final un decálogo de principios del buen periodismo en Internet:

-Rigor antes que velocidad
-Transparencia
-Evitar la "tiranía de las audiencias"
-Conocer las fronteras entre géneros (información, opinión, blogs)
-Sentido común en el manejo de redes sociales
-Entender la relación entre la gran marca (el medio) y la marca personal (Twitter, etc.)
-Saber usar enlaces, fuentes, derechos de autor
-Conocer la diferencia entre información y publicidad 

-Humildad

A continuación publicamos un resumen del taller a través de los mejores tuits que puso en su cuenta la Red Ética Segura de la FNPI. 

 


fnpi.org

¿Qué te pareció este contenido?