"Si De La Tierra abre caminos para los chicos, bienvenido sea" Andrés Giménez

El guitarrista y cantante argentino habló con Señal Radiónica sobre su nuevo proyecto con Alex González (Maná), Andreas Kisser (Sepultura) y Flavio Cianciarulo (Fabulosos Cadillacs). Por Andrés Elasmar. 

Con el lanzamiento de "Maldita historia", por fin se develó el misterio más importante detrás de De La Tierra: su música.

Aunque las expectativas siguen siendo enormes frente a la aparición de su primer disco (listo para noviembre próximo), el cuarteto ya comienza a dar pistas de un sonido particular y fuerte, con una formación que fácilmente puede posicionarse como la banda de metal más poderosa de Latinoamérica. 

Sin embargo, y aún con una formación privilegiada, De La Tierra llega, primero que todo, y así lo asegura Andrés Giménez, como un grupo de amigos "que viene a sumar" y abrir espacios para el metal, no a entrar por la puerta a decir que son los mejores y que les hagan venias.

No se puede dejar de lado el potencial que tienen él y Alex, Andreas y Flavio para sacudir a los sonidos pesados del continente, como lo hicieron Sepultura y A.N.I.M.A.L en su momento, pero nada de súper grupo, "eso déjenselo a un comercial de gaseosas", dice Andrés, para quien De La Tierra es apenas un sueño cumplido junto a varias de las figuras más importantes del rock de nuestro continente.

Luego de que Señal Radiónica fuera uno de los pocos medios colombianos en reseñarlos hace unos meses, nos pusimos en contacto con Andrés, a través de la disquera de la banda (Warner), para que se devolviera al primer ensayo de De La Tierra, incluso antes, a sus primeras conversaciones con Alex de Maná, y desde la intimidad, nos contara quiénes son y para dónde van. 

También hablamos de cómo fue el encuentro con todos los demás, la química que surgió en el estudio, el bautizo que le dio Andreas a la agrupación, y todo lo que se viene en promoción a su primer álbum, por el que comenzarán a girar en marzo de 2014.

"De La Tierra es una banda latina. Es un metal latinoamericano a full, cien por ciento,
defensor de las raíces, el pensamiento y el sentir latino"

 

¿Cómo llegaron a juntarse los cuatro y formar De La Tierra?

Desde hace muchos años, teníamos la idea con Alex (Rodríguez – Maná) de hacer un proyecto de metal, pero no nos imaginábamos grabar o algo parecido. La idea era solo juntarnos en una sala a tocar cóvers de bandas de metal que nos gustan. Fueron pasando los años hasta que, bueno, hace un par de años no cruzamos y dijimos, vamos a darle forma a esto y sacarnos las ganas. Ya estamos grandes, es ahora, hay que disfrutarlo. Entonces, Alex me preguntó “qué bajista se te ocurre” y yo le dije “tengo un amigo increíble y toca bárbaro y es buena persona”. Era Flavio, el Señor Flavio de Fabulosos Cadillacs. Dijo “ah, buenísimo”. Entonces llamé a Flavio y me dijo “sí, cuenta conmigo, increíble, vamos para adelante”. Cuando ya cuando estábamos los tres reunidos, a la semana le comenté a Alex que estaría buenísimo tener otro guitarrista latinoamericano y que se me ocurría Andreas Kisser. Lo llamamos y al otro día nos mandó un mail a todos diciendo “yo soy el guitarrista de la banda”. En ese momento no teníamos nombre siquiera, hasta que a Andreas se le ocurrió “De La Tierra”.
 

¿Dónde conociste a Alex?

Hace unos 10 años, más o menos, en Warner Music México. Yo estaba con A.N.I.M.A.L y él con Maná de promoción por México y nos cruzamos en los pasillos. Me dijo “guau, eres el de A.N.I.M.A.L, los vi en MTV y la banda es increíble”. A partir de allí hicimos una amistad muy grande y cada vez que tocábamos, él iba a vernos y cada vez que tocaba Maná yo intentaba ir. Así nos comenzamos a conocer. Luego como familia, la de él visitando a la mía, y viceversa. Nos hicimos súper “broders” y bueno, esto lleva a que también yo conocía a Andreas y él también a Flavio. Entonces se hizo todo más fácil. Es una reunión de amigos. No nos juntó una marca; no hay lana o dinero de por medio. Lo que hay es amistad, ganas de tocar, amor a la música, ganas de salir y mostrar nuestra energía, nuestro disco y la energía que tenemos los cuatro, quienes nos divertimos y la pasamos muy bien.
 

¿Cómo fue el primer ensayo de la banda con músicos de ese calibre?

La verdad es que veníamos trabajando en demos por medio de internet. Nos la pasábamos cada uno en su estudio, componiendo canciones. Luego, nos íbamos mandando las canciones. Cuando llegamos a las dieciséis o diecisiete temas, decidimos juntarnos en Buenos Aires y dijimos “reunámonos cinco días para ver la química que tenemos para tocar", porque nos llevamos súper bien, pero no habíamos tocado nunca juntos. Y la verdad es que fue increíble. En ese tiempo montamos ocho de las canciones de las que están en el disco. Después nos volvimos a juntar un fin de semana, sacamos las que faltaban y comenzamos a grabar. La verdad es que fue mágico. Nos miramos, y creo que ahí es que comenzó realmente la banda. Nos miramos como banda y dijimos “tenemos buena química, tenemos buena energía, nos llevamos bien, tenemos una buena amistad; esto puede y va a funcionar”.
 

Causa curiosidad el lugar de Flavio en la banda porque se puede pensar que tiene otras influencias

Al Flavio lo conozco de hace muchos años. Ha tocado muchas veces de invitado con A.N.I.M.A.L y es un amante del hardcore, del punk, del surf, el skate. Es un músico muy amplio que si lo ves en vivo con los Cadillacs es como “un sacado”, parece como un “crazy” que está arriba del escenario. Nunca dudé que Flavio tuviera todo para tocar metal. Lo único que le faltaba por ahí era la información de llegar y sentarse con nosotros y tocar, nada más que eso. La verdad es que es increíble porque aporta a la banda un peso y un sonido increíble, demoledor, que no muchas bandas de metal tienen. Lo ganamos gracias a él y su apertura musical, como músico y como persona.


Muchos proyectos con músicos tan activos en otras bandas son pasajeros. ¿Qué nos puede decir sobre el futuro de la banda?

Tenemos planeado sacar mínimo tres discos. De hecho, íbamos a sacar el primero independiente, pero Warner entendió de qué se trataba el proyecto y que queríamos una banda a futuro. Al entender eso, todo cambió pues se dieron cuenta de que queríamos grabar varios discos y seguir como banda, más allá de los compromisos de cada uno. Así que De La Tierra no se trata solo de tener un disco y tocar un par de shows y nada más. No, el contrato con Warner es de tres discos, y seguramente vendrán más, no lo sabemos. Pero está claro que queremos durar muchos años, la pasamos muy bien juntos y esto todavía no ha empezado; esto recién está saliendo del horno.

"Venimos a sumar, no le vamos a quitar el lugar a nadie, ni a salir a decir que somos los mejores o los peores.
Somos una banda de buenos amigos que venimos a dar lo mejor de nosotros y a disfrutar de nuestra música que es metal."


Foto: De La Tierra, Facebook. 

 

¿Cuándo salen de gira? ¿Van a venir a Colombia?

Hasta el año próximo no vamos a tocar en vivo. La idea es de acá a marzo seguir con promoción para que el disco tenga difusión y para que la gente pueda conocer de qué se trata De La Tierra. A partir de mediados de marzo (2014) vamos a empezar a planear un tour que no sé si será todo unificado, o iremos pisando países por meses; un mes un país, otro mes otro país, o dos países en un mes. Pero queremos ir recorriendo toda la Latinoamérica y después bueno, hay muchas invitaciones de Europa y de Asia, así que estamos muy ansiosos por tocar. Solamente, tenemos que empezar a cuadrar las agendas.
 

Para estos shows que vienen ¿qué puede esperar la gente? ¿Van a tocar cóvers de sus bandas?

Lo que pueden esperar es una banda súper poderosa, sonora y energéticamente. Pero cóvers de nuestras bandas no, porque creemos mucho en lo que hicimos con De La Tierra. Creemos en este disco, es muy enérgico. De hecho nuestro primer sencillo (“Maldita Historia”) es como “la balada” del álbum, por decirlo así, es la más tranquila. Las demás son muy veloces, fuertes, también con melodías, pero muy fuertes. Queremos entregar un show no muy largo, según lo que dura el disco, 40 o 45 minutos. Será fuerte, conciso, energético y solo con música de De La Tierra.
 

¿Cómo describirías a De La Tierra a los fanáticos colombianos del metal para que ellos puedan ubicarlos?

Es una banda latina. Es un metal latinoamericano a full, cien por ciento, defensor de las raíces, el pensamiento y el sentir latino. No queremos perder eso, por algo nos llamamos De La Tierra. La raíz de dónde venimos cada uno hace posible que esta unión haya nacido y se fortalezca. No hay una comparación, no somos creadores de un nuevo estilo, y tampoco esperen la novena maravilla del mundo porque la música es música. Hay un montón de cosas, pero lo inventado ya está. No es que vengamos a inventar el metal. No, venimos a tocar metal, somos una banda de metal bien tocado, de manera honesta, no somos como muchos dicen por ahí “una súper banda”. Eso déjenselo a un comercial de bebidas. Nosotros somos una banda de amigos que nos unimos para disfrutar, tocar y llevar el metal latino bien arriba. Tratamos de que vuelva el auge de los años 90, que estuvo lleno de metal y había más posibilidades para bandas nuevas. Hoy en día, hay un montón de chicos tocando pero en realidad no tienen espacios o lugares y les cuesta mucho. Si con De La Tierra podemos abrir más caminos y más fuertes para ellos, bienvenido sea. Venimos a sumar, no le vamos a quitar el lugar a nadie, ni a salir a decir que somos los mejores o los peores. Somos una banda de buenos amigos que venimos a dar lo mejor de nosotros y a disfrutar de nuestra música.
 

¿Qué puede decir que ha aprendido de tocar con los tres otros miembros de De La Tierra?

El respeto que nos tuvimos cada uno en el momento de escucharnos. Cuando uno hablaba, los otros tres escuchábamos y viceversa, eso es importantísimo. La sabiduría es algo que quiero rescatar, la de cada uno para saber meter lo que tenía que meter en el espacio que la canción requería, y el escuchar también los consejos de uno y del otro. Creo que esas cosas tanto en el ensayo como en la grabación fueron fundamentales para el disco. Hoy, solo hemos lanzado una canción, pero el álbum en su totalidad es muy fresco, se ve y se escucha muy vivo. Eso lo logramos porque fuimos muy tolerantes el uno con el otro y muy sabios en escucharnos, en dejar de lado los sesgos y prejuicios tontos de músicos con largos años de carrera y volver a tener mentalidad de niños, de niños con juguetes nuevos y con una banda y sueños nuevos. Creo que eso se refleja mucho en el disco. 


delatierramusic.com

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me gustó'.