Foto tomada de fcf.com.co

Selección Colombia: hora del equilibrio

A menos de un mes de la reanudación de las eliminatorias, cuya doble confrontación en septiembre para Colombia es con Venezuela (1 septiembre) y Brasil (6 del mismo mes), buena parte de los jugadores del proceso, y los que recién se integraron a él, reanudaron competencia en sus clubes. Vital para los retos venideros.

No será fácil. La selección ha ‘perdido’ en el camino algunos jugadores que vendrían bien al desafío: Roger Martínez se fue a China, Yerri Mina lesionado en Palmeiras (llegaría con lo justo). A esto se le suma que a Carlos Bacca aún le cuesta definir su futuro y se ausentó de la pretemporada con Milán, Marlos Moreno recién inicia labores con el Depor., Daniel Torres arranca una nueva etapa en España, David Ospina en el Arsenal, y así.

Siempre es y ha sido una difícil labor para cualquier seleccionador encarar eliminatorias en septiembre: lesionados, jugadores que cambian de equipos y otros que no son tenidos en cuenta en el arranque, son algunos factores. Este semestre para Colombia el reto es mayúsculo debido a la hegemonía continental de Nacional y Santa Fe: nuestro país aceleró ostensiblemente la exportación de buenos jugadores, sí, lo cual no garantiza que se acoplen de inmediato a sus clubes y que mantengan un nivel como para ser llamados a la tricolor.

Buena parte de las esperanzas están puestas en Río 2016 y el desempeño de la Selección Colombia allí (y van muy bien). El posible resurgimiento de Teo Gutiérrez, la consolidación de Miguel Borja y el fortalecimiento y rodaje de jugadores en posiciones frágiles de la mayores como la defensa. El panorama es moderadamente optimista cuando jugadores como Dayro Moreno, Stefan Medina y Radamel Falcao García entre otros, juegan en sus respectivos equipos como referentes.

Vean también: "Nunca paren de soñar": Óscar Figueroa, Campeón Olímpico Río 2016

Por ende se debe armar un equipo equilibrado: jóvenes hambrientos de gloria y de minutos con la selección, y futbolistas consolidados que lideren y guíen a los de poco rodaje. El equipo del 'Piscis' Restrepo es la clave. Un trabajo colectivo en los Olímpicos saca a relucir las individualidades que más pueden aportar a la mayores.

Clave será también la Liga: equipos como Nacional y Deportivo Cali, por poner un ejemplo, pueden ser un pilar fundamental a la hora de aportar jugadores a la selección. El campeonato ya está cerca de la mitad de su desarrollo en la fase regular y muchos de ellos se han sacado de encima la exigente pretemporada en la parte física. Las ligas europeas inician relativamente tarde: España, el 19 de agosto, Inglaterra el 13 e Italia un 21 del mismo mes para poner ejemplos.

Preocupante panorama, una vez más. Se viene Venezuela, el rival que siempre complica, el que se juega finales contra Colombia, y ya es hora de mirarlo con el mismo respeto y seriedad. Seriedad que deben tener los jugadores a la hora de hacer cambio de equipo a mitad de año y al momento de prepararse para la competencia oficial pensando siquiera un poco en la Selección Nacional.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar