Segundo día Festival Unirock Alternativo

La diversidad y respeto fueron nuevamente protagonistas. Propuestas nuevas y de gran trayectoria compartieron el mismo escenario para mostrarle al público que en la diferencia nos encontramos.

Llegó el segundo y último día de Festival en La sucursal del Cielo, Cali. Muy temprano en la mañana la jornada académica mostraría la curiosidad y ganas de trabajar de los creadores y gestores musicales de esta región. Las preguntas ¿Por qué y para qué hacer música? ¿Cómo vivir de ella? Entre muchas otras, fueron resueltas por gestores culturales y medios de comunicación de todo el país.

Iniciando el día recibimos sorpresas musicales. Una de ellas directamente desde Palmira, la agrupación Distrito 21, con una "Mazamorra sonora", puso a bailar al público con sonidos contemporáneos fusionados con folclor valluno, todo esto bajo 33 grados de temperatura.

Desde Pasto llegaría a la tarima principal otra propuesta que se destacaría. Suck, con un sonido fuerte y un mensaje directo demostraría que en la tierra del volcán galeras también se respira rock & roll. Distorsiones, guturales, y una chica comandando la rápida percusión, son algunas de las imágenes que quedan en el recuerdo de los asistentes al festival. Buena banda.

Otra de esas agrupaciones que cambia la existencia y que hace parte de los sonidos de Señal Radiónica es Electric Sasquatch, se les vio en camerino preparando sus atuendos e instrumentos, calentando, y muy tímidos. Al salir al escenario, cubiertos por pieles como animales en su hábitat, demostraron por qué son una de las bandas con más proyección internacional de la ciudad de Cali. Su sonido es arriesgado, su puesta en escena aún más y eso nos encanta.

Desde Medellín Unos/Vagabundos llegaron a cantar historias de los 99.9 de Señal Radiónica a través del ska, swing, pero con una tendencia indiscutible al punk. Sus canciones calaron perfectamente en el público de Cali y allí sí que no faltó el pogo, el baile y la crítica social de una Medellín históricamente golpeada por la violencia.

Era el momento de recibir la agrupación local más esperada. Ra La Culebra, subió a escena con toda la teatralidad que siempre los representa. Colores, movimientos, chistes, baile e historias, fueron los elementos representativos de su concierto, que cerró con la pirotecnia que nos anunciaba el pronto fin del Unirock 2015. 

Skampida por su parte demostró todo su conocimiento y experiencia en escenarios. Canciones de todas sus épocas hicieron parte del repertorio que los caleños bailaron y cantaron. Perfecta ejecución instrumental y vocal, Skampida cada vez suena mejor.

Para cerrar el festival, una de las agrupaciones internacionales referente del rock chileno haría presencia en el Unirock. Sinergia, comandada por Don Roro, mostraría otra forma de hacer y concebir el rock, desde el humor y la crítica directa. Sus canciones a pesar de ser tan sencillas, llevan consigo una carga simbólica y estética que nos narra y define como suramericanos.

En definitiva, este es un festival que crece año a año gracias a su propia experiencia, y que le está aportando razones a la juventud caleña para pensar diferente desde el arte, la música y el respeto por el otro.

Gran festival, buenas bandas y un buen pronóstico musical para el futuro de los 94.5 FM de Cali

¡Gracias por recibirnos!


 Unirock.com

¿Qué te pareció este contenido?