[Reseña] Pantera Negra: El mundo es ahora un poco más grande

Pantera Negra es un gran esfuerzo de Marvel Studios por terminar de completar ese gran mosaico de historias que comprenden el Universo cinematográfico de Marvel.

Hace 10 años, cuando el universo cinematográfico de Marvel empezó su increíble camino, nadie se imaginaba que 2018 se parecería tanto a 1966, año en que las luchas por los derechos civiles se encontraban en pleno apogeo y el amanecer de movimientos radicales inspiraba a los grandes maestros Stan Lee y Jack Kirby a hacer una declaración a través de los cómics. Esa declaración consistió en permitirse cuestionar el paradigma del mundo moderno y proponer una visión de desarrollo que se originara desde el centro de África hacia el mundo y no desde Occidente.

Fue así como nació Pantera Negra, un principe africano en el eterno debate entre intervenir o proteger lo que no es otra que la civilización más avanzada del planeta. Esta civilización, ubicada en la cuna misma de la humanidad y resguardada para protegerse a sí misma y al resto del mundo, es Wakanda, escenario central de la nueva película de Marvel y un ejercicio estético y político admirable.

Pantera Negra (2018) nos presenta una de esas pequeñas historias que demuestran que el universo de los cómics puede ser igual o más grande que nuestra realidad y triunfa en la creación de un mundo que es tremendamente interesante y con suficiente potencial para catapultar a una de las franquicias más subvaloradas de los cómics.

La historia nos cuenta los momentos que rodean la coronación de T’Challa después de los hechos que se desarrollan en Capitán América Civil War (2016) en donde su padre T’Chaka, rey de Wakanda muere asesinado en un atentado terrorista. A partir de esto, el director Ryan Coogler nos cuenta una clásica historia de poder y venganza que sería entretenida aún fuera del universo de los superhéroes y que sobrevive a su propio gran defecto de extenderse por 2 horas y 15 minutos de los cuales pudo sobrar hasta una cuarta parte.

Después de un primer acto innecesariamente extenso encontramos una historia llena de acción épica que nos introduce de forma clara en lo que significará Wakanda para el mundo. Si han visto el trailer de Avengers Infinity War (2018) notarán que el papel de Black Panther y esta nueva potencia será determinante, y este es un acierto que le hace justicia al personaje de los comics.

A esto debe sumársele un reparto de calidad estelar en el que ademas de Chadwick Boseman como Pantera Negra se suman los actores Michael B. Jordan en el papel del villano Killmonger, Lupita Nyong’oAndy Serkis, Danai Gurira, a quien recordamos por su papel de Michone en The Walking Dead, Daniel Kaluuya, Forest Whitaker y Martin Freeman entre otros.

Pantera Negra es un gran esfuerzo de Marvel Studios por terminar de completar ese gran mosaico de historias que comprenden el MCU (Universo cinematográfico de Marvel) y cumple con el cometido de enriquecer un universo que no sabemos donde va a parar. Vemos un drama cargado de un tinte político y racial, con una propuesta estética sorprendente y una banda sonora que cuenta con el musico norteamericano Kendrick Lamar y que incluye tres canciones escritas e interpretadas por Lamar e invitados como The Weeknd.

Finalmente, la película cuenta con dos escenas post créditos y se convierte en la nota dramática que matiza el tono de ansiedad con el que esperamos la próxima entrega de Avengers.

¿Qué te pareció este contenido?