Refugiados, deporte y solidaridad

Europa se sacude una vez más. A la crisis griega, la caída de la bolsa de valores en China y otra serie de conflictos de no menor magnitud, los refugiados que huyen de la guerra rumbo al viejo continente pusieron a los líderes de la Unión Europea a pensar sobre cómo y con cuánto ayudar.

Mientras se debaten en ello, el mundo del deporte intenta enfocar sus recursos para colaborar, sobre todo, a la juventud y niñez afectada por este flagelo. No en vano de los 19.500.000 refugiados que huyen de distintos conflictos bélicos durante meses, la mitad de ellos corresponden a este sector vulnerable. La idea es combatir el trabajo infantil, la desnutrición y la falta de educación.

Vale la pena mencionar que cualquier ayuda, como lo menciona el mundialista español Javi Martínez, nunca será suficiente ante la magnitud del desplazamiento forzado. Sin embargo, había que empezar por algo y así lo hicieron.

En Alemania la Federación Nacional de Fútbol en cabeza su presidente Wolfgang Nierschbach, anunció la prolongación de la campaña ‘1-0 por una bienvenida’ a favor de los refugiados (iniciada en marzo de 2015) hasta el 2019. Ayuda económica y clínicas deportivas con alimentación incluida para los niños serán el inicio de un trabajo prolongado; Berlín ha recibido en los primeros 6 meses de 2015, 171 mil 785 solicitudes de asilo, aceptando el 43% de ellas.

Italia ha sido uno de los países que ha acogido una cantidad significativa de refugiados junto a Grecia. Actualmente cerca de 90.000 personas fueron recibidas y clubes como la Roma lanzaron una campaña a través de una página web para recoger fondos. Clubes como el Inter de Milan, Fiorentina, Sampdoria, Bologna, entre otros, e inclusive algunos de la MLS tales como el Orlando City, LA Galaxy y Columbus Crew, se unieron a esta iniciativa para erradicar un flagelo que a gran escala sigue golpeando. Jugadores pertenecientes al equipo capitalino como Edin Džeko y Francesco Totti invitan inclusive, a participar de esta iniciativa.

Una de las iniciativas de mayor acogida en el fútbol europeo ha sido la promovida por el club portugués Porto de nombre ’90 minutos por la esperanza’ y en la cual los clubes donan 1 Euro por cada boleta que los aficionados pagan para ver los partidos de competiciones UEFA. Clubes españoles como el Valencia y el Athletic acogieron el llamado y ante el Zenith y el Ausburgo respectivamente respondieron ante esta innovadora alternativa.

El Comité Olímpico Internacional (COI) a través de su presidente Thomas Bach anunció la distribución de 2 millones de euros a los distintos comités olímpicos nacionales que presenten proyectos deportivos de desarrollo para población víctima de desplazamiento forzoso. Vale la pena destacar además, que desde 2004 el COI trabaja en llave junto a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en la recolección de artículos de primera necesidad, un programa denominado ‘Dar es ganar’ y a través del cual ya se han suministrado ayudas a refugiados de varios países durante años.

Así, también se salva el mundo 


 

¿Qué te pareció este contenido?