¡Radiónica se Re-Inicia, pasa la voz!

Durante 10 años y 5 meses Radiónica ha logrado crear y construir con sus audiencias y usuarios contenidos que han logrado reflejar a las generaciones de jóvenes colombianos del presente siglo. 

Esa retroalimentación de conocimientos y sensibilidades le ha permitido a nuestro país conocer otras historias y versiones de lo que significa la cultura, el medio ambiente, la tecnología, la actualidad y las expresiones artísticas a través de esos nuevos ciudadanos, de esos nuevos públicos.

Durante los años de vida de Radiónica ha cambiado la radio, ese medio, unidireccional, en el cual el oyente era tan sólo una cifra para una estadística de medición de audiencias. Él mismo se ha convertido en fuente de información, en un colega, un aliado en esa búsqueda de nuevos contenidos y experiencias radiofónicas, sí, ha cambiado y hemos entendido que las plataformas digitales amplían nuestro servicio, lo enriquecen y las mismas tienen en el aire tradicional una herramienta de proyección, la nueva radio es un medio más grande y tiene el reto de no perder su capacidad de generar imaginación con esas nuevas posibilidades escritas y audiovisuales.

Si bien, lo digital es una pasión y un reto para nuestra propuesta y es definitivamente, con todas sus plataformas el futuro de la radiodifusión y estamos trabajando en ello desde el origen de Radiónica, la radio aún tiene ese componente tradicional que la hace única: el transistor o el receptor de señal, y en ese sentido, durante nuestra historia es importante precisar que nuestro equipo de transmisión, ubicado en Calatrava, al norcoccidente de Bogotá, le prestó un importante servicio a la radio pública por décadas y quizás, por el vertiginoso e implacable paso del tiempo, dejo de ser efectivo, debido a ello, en muchas zonas de la capital nuestra señal tenía ese aspecto fantasmal, algo legendario o mítico, muy romántico, pero no efectivo en nuestra responsabilidad de ampliar nuestro servicio de radiodifusión.

Durante años se convirtió en un reto y quizás en una obsesión, el poder llevar nuestros transmisores al cerro del Cable, al oriente de la ciudad, para garantizar una mejor cobertura de nuestra señal y hoy es una realidad. Desde 2013 se tomó la decisión desde la Gerencia de Rtvc y la misma ha sido respaldada en estos años y gracias al trabajo estratégico y certero de la Subgerencia de Radio de Rtvc, Catalina Ceballos Carriazo logró lo que creíamos imposible, lo que soñábamos con ilusión: tener una señal de radiodifusión de mejor calidad, de mayor alcance, más competitiva técnicamente. Sin duda, un logro del Área de Tecnologías Convergentes de Rtvc, Sistema de Medios Públicos, liderado por la Ingeniera Liliana Chacón y el Ingeniero William Arroba. Hoy nos re-iniciamos, con todos los honores.

Es un momento de profunda alegría para nosotros, quisiéramos poder abrazar a cada uno de nuestros oyentes y usuarios que durante estos años han hecho grande a la radio pública, a la radio que cree que los jóvenes tienen la capacidad de construir nuevas historias, de crear un nuevo tejido social a través de la sensibilidad y el pensamiento, sí, quisiéramos poder abrazar a cada uno de los artistas que han formado parte de nuestro repertorio, de agradecer cada nota, cada sonido.

Así es, la radio pública somos todos y nosotros tenemos el reto de re-iniciarnos, de seguir soñando para construir una mejor sociedad. Todos somos Radiónica y sí, tenemos nuevo sonido, si tu has formado parte de nuestra historia, te pedimos desde nuestro corazón un gran favor: Pasa la voz, ¡Radiónica se Re-inicia!

¿Qué te pareció este contenido?