Porter regresa con nombre de emperador azteca

Nos encontramos unos minutos con Víctor Valverde para hablar de la visita de su banda al Festival Centro 2014. 

Luego de tocar en el festival Vive Latino 2013 y del estreno de su nueva canción Palapa, Porter está listo para terminar de grabar en 2014 su segundo disco, Moctezuma, año en que cumplirán una década de haberse formado en Guadalajara. 

Los mexicanos habían parado de tocar en 2008, apenas cuatro años después de su primer EP Donde los ponys pastan, pero el año pasado (2012) decidieron volver, como nos explicó Víctor, luego de darse cuenta de que su música siguió creciendo sola, aún durante su ausencia de la escena musical. 

Desde su nacimiento, el sonido de Porter ha sido reconocido y celebrado por su cercanía a bandas de "espíritu ambiental" como Sigur Rós.   

Hace unos meses, a pesar de perder a su reconocido vocalista Juan Son luego del Vive Latino, festival que escogieron en su momento como el escenario perfecto para su regreso triunfal, los demás decidieron continuar sin él. Reclutaron a David Velasco y ahora están grabando nueva música, experimentando y preparando todo para su paso por Bogotá, en enero de 2014, para tocar en el Festival Centro

Sigan leyendo para saber lo que nos contó Víctor sobre la que será su primera visita al país, lo que significa para él volver a tocar después de cuatro años de dedicarse a la arquitectura, y del estilo electrónico y mexicano que prevalecerá en Moctezuma.  

Porter son: David Velasco, Fernando de la Huerta, Víctor Valverde, Diego Rangel y Juan Pablo Vázquez.

 

¿Cómo recibieron la invitación del Festival Centro?

Nos invitaron los organizadores. Yo ya tenía interés en llevar a la banda a Colombia y tengo unos conocidos en México quienes conocen gente en el país relacionada con el Festival. Entonces nos dijeron “oigan qué onda, ¿les interesa?” Y fue como “ah por supuesto”. Nos agarraran a mitad de la composición de un disco que andamos haciendo, pero creo que esas oportunidades no se niegan y ahí estamos.
 

¿Cómo va ese nuevo disco?

Se llama Moctezuma y tenemos pensado sacarlo para finales de febrero. La idea ahorita trabajar en un disco de unas ocho o nueve canciones. Estamos en composición y a mediados de enero empezamos a “trackiar”, a grabar y ponerle todas las pilas para que salga pronto.
 

Y de sonido ¿Cómo será Moctezuma?

Creo que una pista puede ser la última canción que sacamos, Palapa, que va a estar en el álbum. Es un sencillo promocional que refleja un Porter más maduro pero también experimental. Incorporamos más los sintetizadores, empezamos a trabajar también con algunos instrumentos que tienen un poco de más arraigo en México como las sonajas, tambores, y un chorro de instrumentos que te pueden remitir a ondas prehispánicas. Entonces va a seguir sonando a Porter, pero va a tener algo de México impreso en él. También va a ser muy contemporáneo en el sentido que usamos muchos recursos electrónicos.


¿Hacia dónde va esa faceta electrónica?

Porter se ha caracterizado por ser una banda experimental. Siempre hemos querido romper un poco nuestro propio esquema y ahora estamos trabajando con el lado electrónico pero desde la perspectiva de los instrumentos de hace 30 o 40 años, como sintetizadores Roland o Korg de finales de los 70. Tratamos de incorporar muchos instrumentos, pero los combinamos con la construcción de secuencias que vamos armando con diferentes aparatos, algunos instrumentos contemporáneos y con la computadora. Entonces, por decir, si tal vez en el pasado pensábamos más como “vamos a componer una rola tú en tu guitarra y tú en tu batería, bajo y voz”, pues ahora decimos “no, pues mejor tú vas a tocar los pads, tú unos tambores electrónicos y tú un sintetizador”. Ahora buscamos lograr la mezcla entre lo electrónico y el arraigo que queremos tener al sonido mexicano contemporáneo. La mezcla de las dos cosas es lo que estamos haciendo para este disco.
 

Víctor ha estado con la banda desde 2004…

Sí. No sé si ya sabes más o menos la historia, pero empezamos en el 2004. Los primeritos que nos juntamos fuimos: Juan Pablo Vázquez el baterista, Fernando de la Huerta el otro guitarrista y yo también, guitarrista. Luego conocimos a Diego Rangel en el bajo, el sintetizador y la programación, y después a Juan Son en las voces. Con esta formación sacamos en 2004 nuestro primer EP Donde los ponys pastan. Tocamos los cinco hasta el 2008, luego paramos cuatro años, casi cuatro y medio, y decidimos a finales de 2012 volver al festival Vive Latino de 2013 con la misma alineación original. Pero terminando el festival Juan Son nos dijo que se iba por otro camino. Nosotros sí queríamos continuar, y justo en este momento la vida, ahora sí que por arte de magia, nos puso a David Velasco, nuestro nuevo vocalista. Con él estamos trabajando el nuevo disco.


¿Es decir que van a completar más o menos un año de haber vuelto?

Más o menos un año, sí. Este año tocamos en el Vive Latino, sacamos una canción que se llama Kiosco que fue como un regalo de regreso y luego Juan decidió irse y nosotros continuar. Así, conocimos a David y empezamos a hacer tocadas en México, Los Ángeles y luego el lanzamiento de Palapa que es el cómo el primer sencillo del nuevo disco. Es nuestro primer trabajo con David, nuestro nuevo vocalista. La verdad es que fue mágica la conexión entre él y nosotros; tiene mucho que ver con lo que ya es Porter, entonces la esencia se mantiene y vamos a seguir en este camino componiendo el disco.

Cuando se separaron en 2008, algunos integrantes de la banda decidieron dedicarse a sus profesiones ¿Qué pasó con eso?

Bueno nosotros todos somos músicos liricos. Aprendimos con nuestro propio trabajo y conocimiento. Nunca fuimos músicos de escuela. Pero yo, por decir, soy arquitecto, y Fernando también; Diego es comunicador y Juan Pablo es mercadólogo. Cuando paramos me dedique a la arquitectura, pero también al mismo tiempo trabaja en algunas composiciones con Juan Son, el antiguo vocalista de Porter, para un disco en solitario de él. Diego se dedicaba  a trabajar en lo suyo, pero tenía proyectos musicales igual que Fernando, quién estaba terminando sus estudios de arquitectura, pero tenía su propio proyecto, y todos de alguna manera nos dedicamos a algo más en la medida de lo posible.
 

¿Cómo es ahora la relación de la banda con Juan Son?

Desde que decidió salirse yo en particular lo estimo mucho.  La verdad es que es una persona que admiro y es una gran músico, pero desde que rompimos nuestra relación musical, cada quien está como en su onda. Él está trabajando en sus proyectos y preferimos distanciarnos para que sea más sano, para dar tiempo a que cada quien haga sus cosas. Yo en lo particular estoy muy bien con él y creo que como adultos cada quién escoge su camino y eso se respeta, y deseas suerte en todo lo que quieran hacer. Los cuatro le deseamos mucha suerte en todo lo que venga para él.
 

¿Qué tal fue trabajar con Simón Pace (productor de Blonde Redhead)?

Muy interesante. Lo que me llamó mucho la atención es s manera de organizar las ideas en música. Él tiene muy claro como construir una buena canción a través de su estructura. Como es baterista pues entiende el término “estructura”. Nos ayudó mucho y fue muy positivo. También es una persona muy conocida en términos de sonido. También fue darse cuenta de cómo nosotros como músicos muchas veces vemos a bandas como Blonde Redhead, a bandas enormes como Radiohead, y decimos “wow son increíbles, cómo hacen estoy y lo otro”, y cuando trabajas con ellos te das cuenta de que también acá hacen cosas bien increíbles y que también hay músicos increíbles que tienes capacidad de ponerse a su mismo nivel. Eso es bien interesante.
 

¿Qué le han oído decir a la gente sobre su regreso?

Pues mira, ha sido bien padre porque cuando regresamos al Vive Latino nos dimos cuenta de lo mucho que ha crecido la banda, de qué tan lejos ha ido la música en nuestra ausencia. Mucha gente la convirtió en su bandera. La otra es que también al crecer la banda, también crece el sentido de responsabilidad. Ahorita la gente, con tantos cambios que hemos tenido, creo que está esperando el disco, tal cual. Están esperando para saber a qué suena el nuevo Porter, o el Porter en esta etapa. Ya sacamos Palapa como una primera probada y la respuesta fue increíble. En Soundcloud, recuerdo que el primer día tuvo como 25.000 reproducciones en un día. Eso es impresionante, y luego llegó a muchísimos lados. Nos dimos cuenta de que todavía hay mucho interés por la banda y que la gente sí está interesada en cómo vamos a sonar ahora.
 

¿Ya han tocado en Colombia?

No nunca, por eso estamos tan emocionados de ir allá. La verdad es que a mí en lo particular la ciudad me llama mucho la atención. Soy arquitecto, entonces estoy muy interesado en saber cómo ha crecido la ciudad y cómo han cambiado muchas cosas. Dsde el punto de vista social, urbano, me interesa mucho ir a Colombia. Obviamente del lado musical también, e ir a Festival Centro será una buena oportunidad para que nosotros nos refresquemos con música de por allá.
 

Volviendo al Festival Centro ¿Qué saben de éste? Se hace en la zona antigua de Bogotá ¿Les llama la atención?

Sí, porque yo creo que las bandas del festival son grupos que están innovando, son bandas frescas. Siento que es como un muestrario de cosas nuevas. No conocíamos el festival hasta que nos invitaron. Sabemos que es en el centro de Bogotá, una zona muy bonita y tenemos la expectativa de ir a escuchar agrupaciones colombianas, de ver qué está sucediendo. No solo vamos a tocar, también vamos a escuchar lo que está sucediendo. Estamos muy entusiasmados por poder ir.  
 

Después del Festival Centro ¿Qué sigue?

Estamos viendo la posibilidad de ir a Medellín, pero todavía no nos han confirmado. Estamos viendo si hacemos dos o tres tocadas por allá. 

¿Qué te pareció este contenido?