Paul McCartney en busca de los derechos de sus canciones

Solo hasta el 2018 McCartney podrá obtener oficialmente los derechos de las canciones que junto a Lennon escribieron en los años 60. De aquí hasta entonces deberá hacer trámites legales.

El músico británico inició las acciones legales pertinentes para recuperar el catálogo de The Beatles que le corresponde el cual está conformado por cerca de 32 canciones publicadas en su mayoría entre 1962 y 1964, y en 1969 en el álbum "Abbey Road", compuestas por él y John Lennon

Todo empezó por allá a comienzos de los años 60 cuando la banda firmó un contrato en donde los derechos de las canciones eran regulados por Dick James, un empresario de la industria musical, quien se quedaría con más del 37,5% de las ganancias. En 1967, James vendió esos derechos a la naciente compañía ATV Music, la cual fue adquirida en su totalidad por Michael Jackson en 1985. Diez años después, en 1995, Jackson fusionaría su empresa con Sony creando así Sony/ATV Music.

Con el reciente anuncio de que Sony le compraría la parte perteneciente a Michael Jackson, McCartney sumó motivos para hacerse dueño de este catálogo y continuó con las respectivas labores (a las estrellas del rock y sus trámites legales).

Según el reglamento Copyright de Estados Unidos creado en 1976, los autores pueden recuperar los derechos de sus canciones escritas antes de 1978 siempre y cuando hayan pasado 56 años. Parte del catálogo de los 'Four Fab' cumplirá 56 años en 2018, momento en el cual, si todo sale como lo esperado, 'Maca' se convertiría en el únido dueño de esas canciones pero solo en Estados Unidos, ya que para el resto del mundo, las mismas seguirán siendo propiedad de Sony/ATV (además solo serían la mitad de esas canciones, pues la otra mitad le pertenecen a Lennon, o sea a Yoko Ono, y eso es cuento aparte).

El buen hijo siempre vuelve a casa, y así pasará con la consentidas de Sir Paul. Ya veremos en qué se desatará todo. Por ahora, música:

¿Qué te pareció este contenido?