"No soy parte del estándar de la música progresiva": Devin Townsend

Con su nuevo álbum Retinal Circus, el pupilo de Steve Vai hace 20 años, repasa una carrera hecha en otro mundo. Hablamos con él a propósito de su presentación en el Progressive Nation At Sea

En una reseña musical de la extraña opera rock escrita por Devin Townsend sobre su alterego extraterrestre, Ziltoid the Omniscient (2007), sobre un reptil que ataca a la Tierra por culpa de un café mal preparado, Allmusic dice en tres palabras la descripción quizá más correcta de trabajo musical de este canadiense de 41 años: "no tiene igual". 

Townsend es como una mezcla entre Ian Anderson de Jethro Tull y Sherlock Holmes de Guy Ritchie; un tipo talentoso, excéntrico, irónico e increíblemente creativo, perturbado, variable y a veces demente, que llama la atención tanto por lo genio como por lo grotesco, y que siempre logra salirse con la suya en los proyectos más raros, gracias a una libertad artística y conceptual que ha asegurado en más de 14 discos como solista. Después de aprovechar un primer empujón que comenzó con una llamada inesperada de Steve Vai en 1993, para que Townsend cantará en un par de temas de su álbum Sex & Religion, este guitarrista nacido en Vancouver no ha parado de cimentar una carrera que es excepcional para una figura, en esencia, del metal.

Solo comparable con innovadores como Chuck Schuldiner, el mismo Steve Vai o Frank Zappa, Townsend es venerado no solo su música y la volatilidad de la misma -parte de su propio y extraño universo paralelo, temático y visual, que ha plasmado con ironía y genialidad en bandas con las que ha hecho pedazos los límites y reglas de interpretación, letras y presentación audiovisual del death metal y el rock progresivo, como Strapping Young Lad-, sino como productor consagrado.

Para un hombre de mil rostros, la de productor es una de sus facetas conocidas, aunque nos confesó que ahora ha dejado de lado, pero que en su momento le agradecieron bandas como Stuck Mojo, y otras de la nueva ola del metal como Darkest Hour (Deliver Us), Misery Signals (Controller), Bleeding Through (Declaration) y A Life Once Lost (Iron Gag). Como "director de orquesta", el suyo ha sido un trabajo sonoro comparado en varias ocaciones con lo hecho en producción musical por Phil Spector y el propio Zappa.

Como un punkero psicodélico y un profeta apocalíptico del metal y sus derivados extremos, Townsend, el músico, no tolera un mismo formato por mucho tiempo. Siempre está cambiando de músicos, moviéndose entre nuevos proyectos y bandas, como la Devin Towsend Band o el Devin Townsend Proyect -su más reciente creación-, siendo siempre protagonista. Como si su cabeza fuera una bomba creativa a punto de explotar, publica discos de diferentes mundos y estilos, radioactivos y mutantes, que siempre cuentan algo nuevo, mostrando facetas desconocidas y sorprendentes, en álbumes casi que atemporales y pertenecientes a otra dimensión. Townsend es un fanático del terror y de la ciencia ficción, pasiones que exhibe en grandes obras del metal y progresivo que compone sin mucho esfuerzo y sin tomarse tan en serio. Ziltoid the Omniscient es prueba de ésto, y de que no quiere ser un típico músico del género. Él hace lo que quiere y no respeta reglas o normas. 

El canadiense fue diagnosticado en 1998 con trastorno bipolar, lo cual ha aprovechado a su favor. "Él identificaría su condición como una explicación para la diferencia entre dos de sus bandas, Strapping Young Lad y Ocean Machine", ha explicado Jason Ankeny sobre esta parte íntima de Townsend.

Recientemente, para conmemorar todo este camino, publicó Retinal Circus, un álbum en vivo con 25 canciones grabadas en el Roundhouse de Londres en octubre de 2012, y lanzadas un año después, tomándose un buen tiempo produciéndolas. En ese disco hace un recorrido de lo mejor de todo esto, de su carrera de más de 20 años.

Charlamos con Townsend para conocer un poco más del nuevo proyecto -que para él significó un cierre de una etapa muy larga-, sobre lo que está haciendo ahora que lo terminó y sobre sus expectativas de tocar en el Progressive Nation At Sea de Mike Portnoy, auspiciado por InsideOut Music. 
 

"(Retinal Circles)Son 20 años de cosas que se resumieron
en una noche y me permitieron un cierto nivel de cierre, de conclusión."


Devin Townsend. Foto Erich Saide. Tomada de Facebook. 

 

¿Qué hace alguien como Devin Townsend en este preciso momento?

Estoy en Vancouver trabajando en un show de radio.
 

¿El show es suyo?

Sí, creé algunos de los personajes. Uno es una marioneta extraterrestre en la que he estado trabajando de una forma u otra por los últimos 7 años, se llama Ziltoid. Tengo el programa en una radio inglesa (TeamRock Radio) que me ha permitido transmitir esta historia semanal de cosas tontas. Hoy precisamente  es el día en que trato de terminarla.

¿De dónde sale la inspiración para algo así?

Creo que es parcialmente agresión reprimida o cosas infantiles que la vida real no me deja expresar constantemente. Tener un vehículo para contar eso es muy divertido, de hecho.
 

La gente de InsideOut nos dijo que se va de vacaciones ¿Devin Townsend descansa alguna vez?

Sí. Muy pocas veces he podido tomarme un descanso, pero he tratado de cambiar eso recientemente y me he tomado un tiempo suficiente de vacaciones. Ahora a fin de año, lo haré de nuevo.

¿A dónde se irá?

Probablemente a mi garaje a limpiar (risas). Ese es mi estilo de vacaciones. No soy el tipo de persona que quiera viajar a algún lado, yo solo quiero parar. Para mí, poder levantarme y hacer lo que quiera, a diferencia de estar obligado a hacer cosas, son las vacaciones de verdad. Busco hacer lo que me gusta hacer.
 

Porque Devin normalmente es un tipo muy ocupado, como músico, productor y ahora como productor de un programa de radio…

Sí. He estado muy ocupado por muchos años, pero creo que soy afortunado de tener un trabajo que disfruto, así que no es un problema para mí. De hecho, es algo bueno estar ocupado haciendo cosas que me gustan.
 

¿Vive solo o tiene familia?

Tengo hijos y he estado casado por unos 23 años, más de la mitad de mi vida. Entonces, creo que tengo una buena vida y una gran red de apoyo que me permite enfocarme en cosas que no creo que podría hacer si estuviera soltero. Si lo fuera, seguro habría mucha distracción (risas), así que para mí es fácil para trabajar en mi mundo como está ahora.
 

"No tiendo a analizar mucho lo que hago y creo que no tomarme
las cosas tan en serio es algo que me ha prevenido ser parte 
del típico estándar de la música progresiva"

 

En febrero de 2014 va a tocar en el Progressive Nation At Sea de Mike Portnoy e InsideOut Music. Alguien que no se toma tan en serio como Devin, seguramente se va a divertir mucho allí ¿Está listo para rockear el barco?

No sé. No tiendo a analizar mucho lo que hago y creo que no tomarme las cosas tan en serio es algo que me ha prevenido ser parte del típico estándar de la música progresiva. Creo que muchos músicos de progresivo se toman muy en serio. Pero no me malinterpreten. La razón para divertirme un poco con mi imagen es porque creo que hace mi música menos importante para mí mismo, porque cuando escribo estoy en piloto automático y me permito creativamente representar lo que sea que viene a mi mente. A veces es muy oscuro, otras es romántico, otras veces es chistoso, otras complicado y otras estúpido. Así que no darle tanta importancia es lo que me permite tener libertad creativa. Pienso que eso la gente está dispuesta a aceptarlo. En cuanto al Progressive Nation At Sea, no sé, yo no tomo, ni uso drogas hace uno siete años; estoy casado y no “jodo la vida”, por lo que tengo un estilo de vida divertido y libre (risas). Entonces, si se trata de estar en un barco por una semana con un bar abierto y todas esas cosas, mi esperanza es que haya muchos amigos y músicos que conozca para tener interacciones decentes, y que el viaje no se convierta en una sola fiesta de fraternidad. Pero veremos.
 

¿Quiere ver alguna banda en el crucero?

Conozco a John Anderson hace muchos años y es interesante que vaya a estar allá. Y por supuesto quiero ver a King’s X, una banda que obviamente me ha influenciado mucho. En King’s tengo una relación especial con Doug Pinnick (bajo), así que será bonito verlos de nuevo. Pero creo que lo que pasa con mi mundo es que solo pienso en lo que sucederá ya mismo, al contrario de pensar en lo que está lejos en el camino. Tengo muchas cosas que hacer antes de Progressive Nation. Tengo cosas que mezclar y me tomaré unas vacaciones. No he anticipado nada del crucero todavía.
 

Y además estuvo grabando Retinal Circus recientemente ¿Cómo se hizo ese DVD conmemorativo de toda su carrera?

No lo planeé, así que salió planeado ¿entiendes? Fue algo que se dio en direcciones diferentes. Retinal es algo muy importante para mí porque de una forma u otra es un sumario de una parte muy grande de mi vida, entre el Devin Townsend Project, Steve Vai y Strapping Young Lad. Son 20 años de cosas que se resumieron en una noche y me permitieron un cierto nivel de cierre, de conclusión. Ahora que estoy siendo creativo, escribiendo y haciendo una puesta a punto de mi mundo para mi nueva existencia musical, me he dado cuenta de que ya que Retinal terminó, hay muchos lugares diferentes para que yo vaya en el futuro. Retinal me ha dado un nuevo comienzo fresco, y no planeé nada de cómo debería haber sido o no, pero terminó siendo un éxito, creo, tal vez porque no hubo agenda; fue como ver qué pasa y ver si lo podíamos hacer y no hubo presión de que fuera perfecto. Y no lo es.
 

¿De dónde salió el nombre "Retinal Circus"?

Era el nombre de un club nocturno en Vancouver, donde nací, del que me hablaban mis padres. En los años 60 fue un sitio realmente hippie y de mal gusto. Cuando buscamos un nombre para el proyecto, creo que Retinal Circus llego en una búsqueda web, luego de teclear nombres como "electric circus", “crazy shenanigan circus”, o las que sea que hayan sido las ideas (risas). Retinal Circles apareció y recordé que mi papá me había hablado de él.
 

"Creo que lo que pasa con mi mundo es que solo pienso en lo
que sucederá ya mismo, al contrario de pensar en lo que está lejos en el camino".

 

¿Devin ha tocado en Colombia?

No. Fuimos a Suramérica hace unos años, pero a un show en Santiago de Chile. Hubo una opción de ir a Bogotá hace un tiempo pero no salió por cualquier razón… (Pregunta qué tan lejos es Bogotá desde Santiago). Me encanta, claro, la experiencia de conocer diferentes partes del mundo y poder tocar música en ellos.
 

Usted produjo uno de los discos más importantes de la banda Soilwork, el Natural Born Chaos. ¿Que sentía sobre el metal sueco en ese momento?

Me gustó hasta cierto punto, pero nunca me obsesioné por la cosa. Creo que ese disco fue muy bueno y un momento destacado para todos, pero nunca pensé en el metal sueco con mucha capacidad. Para mí, siempre fue algo que simplemente estaba pasando y en lo que pude participar. Pienso que fui tan intuitivo como pude y ya.
 

Aparte de Soilwork, claro, Devin tiene una carrera grandísima y reconocida como productor ¿Con qué bandas quisiera trabajar ahora?

Ya no produzco a nadie, solo hago mi propia música. Me han pedido varias bandas que lo haga y lo he pensado, pero no les seguí la cuerda porque quería tomarme un poco de tiempo para volver a mi mente. Como dije, después de Retinal estoy en un nuevo comienzo y no quería saltar de una a un nuevo proyecto hasta que no pudiera procesar lo que ha estado pasado conmigo.

"Me da risa cuando voy a Estados Unidos, y voy mucho a trabajar allá,
y lo que llama la atención es la forma en que digo cuatro palabras".

 

¿Cuál ha sido su relación con InsideOut Music?

¡Excelente! Han sido muchos años de trabajo juntos. Thomas, el dueño, y yo, tenemos una relación muy cercana y claro que ha habido altas y bajas, pero la nuestra es buena, limpia y transparente. Edgel, el tipo nuevo en Estados Unidos es nuevo en nuestro viaje pero parece estar haciendo un muy buen trabajo. No es el mejor momento para los sellos;  no es un momento muy orientado al negocio en la industria de la música desde las disqueras, pero con eso en mente ellos hacen muchas cosas y me permitieron hacer Retinal Circus y me han dado siempre mucha libertad creativa. No me puedo quejar de nada.
 

Tocando con tantos músicos estadounidenses como Steve Vai ¿le hacen las burlas típicas por ser canadiense?

Sí. Creo que es algo típico que pasa con ser canadiense. Tú sabes, si tienes un acento que otros no, pues es divertido para algunos burlarse de esto, y a mí no me importa, no me molesta. Me parece chistoso, pues Estados Unidos y Canadá son casi iguales en muchos aspectos, salvo en la forma en que los canadienses dicen algunas palabras como “house”, “about”, “process”, cosas así, pero eso parece ser una cosa gigante, sabes (risas). Me da risa cuando voy a Estados Unidos, y voy mucho a trabajar allá, y lo que llama la atención es la forma en que digo cuatro palabras. No es un la gran cosa. Pero si estás cansado y alguien te molesta por eso, pues dices como “fuck off” (risas). 

hevydevy.com


Por Andrés Elasmar, editor web Señal Radiónica.
Entrevista gracias a InsideOut Music y Progressive Nation At Sea.

¿Qué te pareció este contenido?