Mary Poppins, un musical para la eternidad

Ya hicimos la tarea de recordar las numerosas historias detrás de la superproducción del estadounidense Walt Disney, basada en los libros de P.L. Travers, que en 2014 cumple 50 años. Ahora queremos destacar, tal como lo hizo el mundo durante su lanzamiento, las canciones que dieron vida a este musical.

Cuando la película se estrenó, el éxito fue inmediato, como “Irresistible” la definió Bosley Crowther, en una crítica publicada el 25 de septiembre de 1964 en el New York Times. Todos destacaban el trabajo de Disney, las interpretaciones de Dick Van Dyke y Julie Andrews, pero las canciones escribieron sus propias historias. 

Richard M. y Robert B. Sherman, conocidos como Los hermanos Sherman fueron los compositores y letristas de muchas de las canciones que Disney usó en sus películas, además de su participación en Mary Poppins, trabajaron en El libro de la selva (1967), los cortos de Winnie-The-Pooh (1960), Los Aristogatos (1970) y muchas otras producciones.

En 1964 fueron galardonados con dos de las estatuillas de los premios Oscar, una para Mejor Banda Sonora por Mary Poppins y otro para Mejor Canción Original a Chim Chim Cher-ee, canción que después de haber hecho parte de la película de la famosa niñera, se quedó en la memoria de quienes ya sean de una u otra generación han sentido la melancolía del tema que acompaña al personaje de Bert durante toda la película. La letra de la canción fue inspirada por uno de los dibujos del guionista Don DaGradi y viene de una vieja creencia británica que dice que trae buena suerte dar la mano a un deshollinador.


Además de esta canción, otras dos de las composiciones que los hermanos Sherman se convirtieron en clásicos de la historia del cine fueron A Spoonful of Sugar y Supercalifragilisticoespialidoso, la primera es la animada canción con la que Mary Poppins mostraba a los niños que pueden realizar sus tareas y divertirse al mismo tiempo, la segunda está basada en la interminable palabra que la niñera usó para referirse a la sensación de ganar una carrera de caballos, cuando un reportero le preguntó si tenía palabras para describir lo que siente.

Los hermanos Sherman contaron en su momento, que de pequeños solían jugar a unir varias palabras para darles diversos significados, y que para construir la palabra tardaron varias semanas. En su idioma original (inglés), la palabra está formada por un número de 34 letras (Supercalifragilisticexpialidocious), mientras que la palabra en español (Supercalifragilisticoexpialidoso) cuenta con 32 carácteres. Hoy en día la palabra hace parte de la cultura popular y es usada cuando no se tiene respuesta a algo que se ha preguntado. 

A los dos premios Oscar otorgados a Mery Poppins por su banda sonora y mejor canción original se sumaron el de mejor montaje, mejores efectos especiales y mejor actriz para Julie Andrews, 5 galardones de las 13 nominaciones obtenidas, incluída la de Mejor Película, lo que marcó historia en la trayectoria de Walt Disney, quien no había sido nominado en las categorías más importantes de los reconocidos galardones. La nominación a Mejor Película no se repitió sino hasta La bella y la bestia en 1992.

Los hermanos Sherman siguieron componinedo canciones para la pantalla grande, en el 2008 recibieron la Medalla Nacional de las Artes, el más alto honor otorgado a artistas por el Gobierno de los Estados Unidos. En 2010 recibieron una ventana en Disneyland en Main Street. Y en 2011 fueron distinguidos con el doctorado honoris causa por la universidad Bard College, pues a pesar de vivir en continentes diferentes seguían colaborando en la promoción de nuevos proyectos musicales, hasta la muerte de Robert Sherman en el 2012, con 86 años de edad.

Por su parte, la película de Disney recaudó 28´5 millones de dólares en 1965. Fue la película más taquillera de ese año por delante de otros importantes musicales como Sonrisas y lágrimas (1965)  o My fair lady (1964). Con el dinero recaudado Walt Disney compró unos grandes terrenos en Florida, donde años después construiría su primer parque de atracciones. En 2013 la cinta fue seleccionada por la Biblioteca del Congreso Americano para formar parte del Registro Nacional Cinematográfico y así ser conservada por su carácter cultural. Hoy, 50 años después de su lanzamiento la industria conmemora la producción del recordado productor, director, guionista y animador estadounidense.

Los dejamos con una memorable escena de Mery Poppins en la se puede observar todo el potencial que le película tuvo para la época en la que fue producida. Esperen una entrega más de Cine Radiónica relacionada con la conmemoración de los 50 años de esta adaptación cinematográfica. 


Cine Radiónica 

¿Qué te pareció este contenido?