LosPetitFellas estrenan el vídeo de "Simpática Fiesta"

A continuación reproducimos el texto que acompaña el nuevo videoclip de la banda de rock, hip hop y jazz, en el que la animación se mezcla con imágenes de los Fellas y la ciudad.

Esa noche la banda salió a andar sin norte, sin ruta; no teníamos más pretensión que la de encontrarnos con historias, esas que nos hacen lo que somos, que nos construyen y nos destruyen a la vez.

“La ciudad es candela…” dijo uno, refiriéndose a las esquinas y los corazones que arden; los ceños fruncidos, el caos; “Amerita cautela…” rimó mientras. Sólo Mr. Jay le prestaba atención, con ganas de cambiarse de lado de la acera.

Marcos, que aún vive en Chapinero, llamó y dijo que había fiesta en su casa, que nos esperaba -¡Ca ca ca caigan Fe Fllas, dijo tartamudeando, mientras nosotros ni cortos ni perezosos, ya maquinábamos cómo llegar.

La ciudad es una de día y otra de noche; así que cuando está oscura, del cielo hace encender otras luces, incluyendo las de los ojos. Es entonces cuando su color mediocre, el que suele tener a veces, se transforma en muchos de diferente intensidad.

Entre las estas y los recovecos estábamos, entre historias mínimas, conocidos y desconocidos, entre el ruído de la calle y el silencio de la cabeza, o al revés; yendo hacia un lugar, uno en especifico pero que para usted, puede ser cualquiera.

Ahí estábamos los de siempre; salvo un par que andaban en otras películas y desde hace días, perdidos. Pablo, por ejemplo, estaba de viaje, como que la cabeza se le había zafado de desamor y se había ido sin dejar dicho nada; seguramente su mamá sabía más de él, pero ella a nosotros ya ni nos puede ver. Gris y Elisa, estaban de Rock n Love y de a pocos habían desaparecido, salvo los días de torneos de FIFA en la casa de Pane, donde como fuera, siempre llegaban. Andrés, ya no salía con nosotros; andaba como con delirios, síndrome de Frégoli.

A donde Marcos, llegamos después de beber algo por ahí, de saltar canecas y de tirar risa por todo y por nada. Llegamos a las 11 de la noche y algo, y el resto es historia, la contaron Simón y Alberto; de hecho si usted todavía no la conoce, venga, acá se la podemos contar cuantas veces quiera: Simpática Fiesta. 

 


Foto: LosPetitFellas, Facebook.


lospetitfellas.com

¿Qué te pareció este contenido?