"Los personajes son como la familia, de repente se van, sin despedirse" Cees Nooteboom

El autor de El Desvío a Santiago, Allerzielen, Perdido el Paraíso, entre otros, participó en el Hay Festival Cartagena 2014. Por: @profeastronauta

En su obra habita el viaje y la ruptura constante de fronteras. Eterno candidato al Premio Nobel de Literatura y referente obligatorio de los grandes escritores contemporáneos, Cees Nooteboom ha logrado crear un universo literario único, habitado por poesía, narrativa, ensayo, filosofía, teatro y por supuesto, carreteras y caminos con finales abiertos que evidencian el constante e incansable movimiento de la vida. 

 Más allá de sus obras, Nooteboom es un género literario por sí solo, es una colección de sensaciones, misterios y detalles que logran quedarse en la retina del lector, ya sea una obra arte, una montaña imaginaria, un templo japonés o una vía en medio de un paisaje perdido. Consecuente con una sabiduría compuesta por constantes preguntas y no con contundentes y frías respuestas, el autor holandés compartió sus experiencias de vida en el Hay Festival de Cartagena.

Sobre los personajes: "Para los escritores existen días raros, cuando los personajes de tus libros se van. Los personajes son como la familia, de repente se van, sin despedirse".

Sobre los dioses: "Cuando uno ha vivido desde su juventud con algunos dioses de la mitología uno quiere saber si los dioses nos desprecian porque somos mortales o nos tienen celos por nuestra mortalidad".

Sobre las habitaciones de los hoteles: "Un viajero vive en el ojo del huracán, cuando ingresa a la habitación de un hotel está como un monje en su celda, por eso para mí los hoteles son una especie de monasterio".

Sobre los Monasterios: "He visitado muchos monasterios porque me interesa el extremismo de esas vidas".

Sobre la interpretación de sus libros: "Uno escribe y después otros te dicen lo que has hecho".

Sobre la imaginación: "Yo quiero utilizar la oportunidad de ser escritor para poder

le dar montañas a un país que no tiene montañas".

Sobre los críticos: "Los escritores deben tener un poco de miedo a esa especie de policías de los libros... En el sentido de la acusación soy no culpable".

Sobre los sueños: "En los sueños vemos a mucha gente que no conocemos, yo siempre me he preguntado, ¿Cómo construimos esos personajes?"

Sobre el Silencio: En el silencio se puede pensar, cuando nosotros no decimos nada interesante. Sobre el silencio no se debe decir mucho.

Sobre el presente: "El hombre moderno no tiene oscuridad, ni silencio, ni soledad."


¡El mundo también se puede salvar con buenos libros!


Libros Radiónica

¿Qué te pareció este contenido?