Lo que no me gusta de mi banda favorita: Oasis



En este capítulo presentamos: Diego Bolaños exponiendo lo que menos le gusta de la banda de su vida, sí, la de los hermanos Gallagher, Oasis.

Diego Bolaños Estrada
Por: Diego Bolaños Estrada - Miércoles, 28 Junio, 2017 - 07:25

Pocas veces en la vida uno se encuentra con algo tan fácil de escribir, y es que hay bandas míticas y legendarias en el favoritismo de tantos que se convierten en vacas sagradas intocables por encima de cualquier argumento. Eso no pasa con Oasis, todo el mundo tiene un motivo para odiar a Oasis.

Formada en los barrios de clase media de la ciudad trabajadora de Manchester, Oasis es todo lo que una gran banda de rock debe ser, es épica, perdura en el tiempo, es influyente, toca a las masas y a la crítica por igual y por consiguiente es problemática. Muchos odian a los hermanos Gallagher por ser tan escandalosos. Solo hoy en día, la disputa entre Liam y Noel Gallagher sigue llenando tabloides a casi una década de su disolución.

La relación entre el ellos es claramente un inconveniente, pero de cierta forma avivó una llama creativa que mantuvo a Oasis andando a pesar de los momentos oscuros y el sube y baja que viene con la fama.

Así pues superando lo obvio, ¿qué es lo que no me gusta de Oasis? En palabras del mismísimo Paul McCartney: “Eran jóvenes, frescos y escribían buenas canciones. Y creo que el mayor error que cometieron fue cuando dijeron ‘Vamos a ser más grandes que los Beatles’. Pensé ‘Mucha gente lo ha dicho y es el beso de la muerte’. Puedes ser más grande que los Beatles, pero no hay que decirlo. En el momento en que lo dices, todo lo que hagas a partir de entonces va a ser analizado a la luz de esa declaración”.

La historia de esa declaración tiene mucho que ver con una serie de comentarios que sumados uno tras otro, llevaron a ese pico que inevitablemente llevó a Oasis a convertirse en una banda más odiada que amada por muchos y que definitivamente tuvo un impacto negativo que aún hoy en día los Gallagher intentan arreglar, y después volver a dañar.

Si nos remontamos al origen de todo este desaguisado podemos irnos a ese primer momento en que los Gallagher llegaron a creerlo. Sucedió un 18 de mayo de 1993 cuando la cabeza de Creation Records Alan McGee visitó a su familia en Glasgow. Alan y su hermana decidieron ir a un lugar llamado Wah Wah Club del Rey Tut para ver a una de las bandas de su sello, 18 Wheeler. También en el cartel estaban la banda de Manchester Sister Lovers, una banda llamada Boyfriend y él no sabía más. Sister Lovers había invitado a la banda que practicaba al lado de su sala de ensayo. La banda se llamaba Oasis.

Después del espectáculo, McGee se acercó a Noel en el bar, se presentó y se ofreció a firmarlos en ese mismo instante. Gallagher buscó un demo, pero McGee dijo, "no necesito oírlo". Se dieron la mano y cuatro días más tarde lo hicieron oficial: Oasis firmó con Creation Records.

Esa misma tarde McGee diría que acababa de ver "la mejor banda de rock and roll desde The Beatles". Y aunque la historia y los records parecen estar de acuerdo, esa declaración rondaría por sus cabezas y las de muchos otros medios que en Reino Unido se refirieron a ellos de la misma forma. Más adelante esa comparación se convertiría en una obsesión que poco a poco caló en las mentes que veían en los Gallagher unos wanna be’s (posibles aspirantes a) de Lennon y McCartney.

El 5 de enero de 1996, después de lograr romper records con sus dos primeros álbumes de estudio, MTV, arruinando una cosa más para la historia, tituló: “Oasis: Bigger than The Beatles”. Para ser honestos, nadie tiene muy claro quien lo dijo, si Liam o Noel o ambos, pero a lo largo de ese año muchos medios titularon con declaraciones de las que no se puede encontrar una simple cita puntual del “bigger than The Beatles”. Noel asegura no haber estado en sus cinco sentidos cuando se presume que lo afirmó y no hay registro formal de los hechos.

El punto es que en su mejor año, la banda permitió que todo se tratara de esa comparación, incluso la Music Week Magazine, el equivalente británico de Billboard, realizó en junio de ese año una gran encuesta nacional en la que Oasis dobló a los cuatro de Liverpool. La banda ofreció una declaración oficial que dijo: "la encuesta sitúa a Oasis como una banda clásica junto a grandes como los Beatles, los Rolling Stones, Led Zeppelin y Bob Marley. ¿Es Oasis más grande que los Beatles? ¡Eso es blasfemia!". El daño ya estaba hecho.

Lo que menos me gusta es que aún hoy en día se comparen. En octubre de 2016 Liam volvía a avivar la discusión afirmando a Little White Lies que: “lo que hicimos en tres años, a los Beatles les tomó ocho”. Lo que no me gusta de Oasis es que se hayan dejado llenar de titulares estúpidos, que se dejaran meter en ese juego de los medios y que se hayan dejado meter en la cabeza la idea más tonta del mundo.