Las marcas del black metal

Con dibujos parecidos a los de un fan del rock pesado en su maleta del colegio, el legendario "señor de los logos" muestra cómo serían para él los logos de los grandes de la tecnología si fueran bandas de metal. 

Quienes hayan sido fanáticos del metal en el colegio o en la universidad, saben que tanto sus cuadernos como su maleta -esta última con Liquid Paper-, tenían que estar llenos de dibujos, o por lo menos "interpretaciones" de los logos y símbolos de sus bandas favoritas de trash, death, gore, hardcore, etcétera. Christophe Szpajdel es un diseñador belga de 43 años, metalero hasta los tuétanos, que tuvo que tener presente esa obsesión colegial cuando diseñó su más reciente trabajo. 

Lo llaman "The Lord Of The Logos" ("el señor de los logos"). Admirador del Art Nouveau y el Art Deco, nació en Bélgica en 1970, y a los 20 años, mientras estudiaba biología, dedició dedicar su vida al diseño del arte de bandas de black metal como Emperor, una de las más grandes de ese género que tuvo su apogeo en Escandinavia a comienzos de los años 90. 

El diseñó de la carátula del disco In The Nightside Eclipse (1994), de estos noruegos, le dio el reconocimiento y el crédito para seguir trabajando con otras agrupaciones importantes como Moonspell y Old Man's Child, y con menos conocidas como Blaze of Sorrow, Dark Wisdom, Labyrinthine, Lair of the Minotaur y Psychonaut 4. 

Inspirado en la naturaleza, e Influenciado desde muy pequeño por los logos de Kiss y Led Zeppelin, en 1990 creó su primer logo para la banda Disgrace, ya facinado por el estilo agresivo y oscuro de los de conocidas agrupaciones de metal ochenteras como Venom y Possessed. 

Hoy en día, Szpajdel es una leyenda que trabaja también con logos corporativos y publicitarios, aunque su pasión siga siendo dedicar semanas y meses en la creación de la "identidad de marca" de bandas extremas, de las que también es fan, como Dragged Into Sunlight, su favorita. Conoce el poder que los logos pueden tener y todo lo que significan para la presencia y la personalidad de un grupo de metal. Es un profesional que ha diseñado más de 7000 en toda su vida.

Pero lo que más ha llamado la atención de su trabajo, y que lo ha sacado un poco de bajo tierra, es el rediseño, pedido por Fast Company, de los logotipos famosos de grandes compañías de tecnología como Facebook, Apple o Yahoo, y de otras empresas como Walt Disney y el periódico The New York Times, marcas que tienen detrás todo un trabajo de branding que Szpajdel modifica en bosquejos con la misma técnica manual que utiliza para diseñar los de grupos de metal.

El resultado son 11 logos a mano, en blanco y negro, crudos y con un aire gótico, celta, arácnido -como los describe John Brownlee de Fast Company-, casi como dibujados para la carátula de un demo en casete de alguna banda desconocida de trash metal, o en el cuaderno de quinto de primaria de un fanático del género; incluso el que hizo de Google, que recuerda sin duda al de la banda sueca de metal progresivo Opeth. 

Aunque apenas parecen borradores, para el belga "los logos no se supone que deban ser diseñados por un comité, por esto es que los mejores son los dibujados con la mano. Miren al de Coca-Cola o al de Kellogg's. Los logos más duraderos no son necesariamente los más eficientes, los más fáciles de leer y tampoco los que más gente recuerde. Los más eficientes son los que tienen más flow", explicó en una entrevista con LogoDesingLove.

A continuación, vean entonces cómo algunas las compañías con las que trabajamos día a día se convierten en desconocidas joyas del metal. Todo el trabajo de este artista belga se puede ver en su libro Lord of the Logos, editado por la editorial alemana Gestalten.

¿Qué opinan ustedes? 


Imágenes tomadas de Fast Company


facebook.com/christophe.szpajdel

¿Qué te pareció este contenido?