Las 10 del álbum debut de Aire Como Plomo

Música pesada colombiana por Juan Franco en el bajo, Miguel Jiménez en la guitarra, José Luis Jiménez en la voz y Santiago Botero en la batería.

Si siguen #ExpresoRadiónica, seguramente ya han escuchado algunos de los temas que componen el primer larga duración del metal / experimental de Aire Como Plomo.

En la casa de los sonidos colombianos hablamos con Miguel Jiménez, director y guitarrista de A.C.P, como llamaron su álbum debut después de pasar por muchos títulos hasta decidirse por ninguno y nombrarlo de forma homónima, para recordar que la publicación del mismo marca un antes y un después del camino de la banda.

A continuación les presentamos diez párrafos redactados frescamente por Miguel para acercarnos de primera mano al proceso detrás de la producción del disco, a las personas vinculadas, los sonidos, los puntos de partida y las letras de los 12 tracks que lo componen, que son más allá de la producción involucrada, 12 historias de extremos desgarradores. 

 El sonido del nuevo trabajo lo podemos describir como música pesada colombiana. Tiene de todo un poco, pero suena a que lo hacen los mismos 4 personajes; esa banda sonora del ruido indescifrable de una ciudad como Bogotá: un lugar teteado de gente donde suenan todos los géneros y se mezclan todos los géneros… y al fondo, en mute, un televisor para leer los titulares de esas delicias de noticias que nos llueven a diario.

 Buscábamos que se sintiera la inversión creativa y el “subámosle al nivel” con respecto al “DEMOSTRACIóN” (que tiene 6 canciones), por consiguiente los 12 tracks son inéditos y parecen fusiones depuradas entre las rolas del demo. La mayoría del material lo hemos tocado en vivo y demás, lo mejor es que hay muchas cosas en el disco que pocas personas han escuchado. No hay colaboraciones formales, pero estuvo la gente de Pitbull, Nonsense Premonition y SHARPBALL donando su talento para los coros en grupos.

 Aparte de lo gratificante que es trabajar en las artes y, en la experiencia de la banda, tener un rango de acción y colaboración con la comunidad, el disco expresa todo el desgaste físico y mental que envuelve el hacer música extrema y underground en nuestro país. Es sincero al re piso y juega con la libertad de expresión. El ángulo de ficción que presenta es la manera en que lidiamos con la realidad de lo que vemos pasar en Colombia; de ahí las 12 historias que suenan diferente pero son simbióticas.

 Un disco completo era la oportunidad para hacer un producto que fuera auténtico e impactante para el resto del mundo, naciendo de algo que es muy tangible y habitual, hasta ordinario, para la audiencia local. Tenemos una banda y somos artistas, pero jamás dejamos de ser el público, queremos que eso se sienta en las presentaciones, el arte, las letras y la música.

  Para empezar se hizo una preproducción en vivo, y una captura de baterías y bases en Independent; luego la captura de cuerdas en Alterna estudios; y captura de voces en Kariwapica estudios; el trabajo de ingeniería adicional y edición se hizo en Audiodatos; ya la finalización con producción, mezcla y master, se hizo en la apartamento de David al lado del Colsubsidio de la 26. La cantidad de lugares que visitamos y la cantidad de oídos externos que nos retroalimentaron le dieron a la banda un ángulo brutal para direccionar y accionar el disco.

 Algo que siempre será el modus operandi de la banda es la independencia, el “hazlo tú mismo”. De un momento para acá el planeta entero lo hace debido al impacto de las redes sociales; así dimos con Parallel Records, un sello nuevo e independiente que mostró interés en el producto que teníamos y cómo lo teníamos. Aparte de un par de ajustes técnicos y logísticos, esta alianza de trabajo se oficializó en torno al apoyo por la auto-gestión y la visión del artista, y ha sido de inmensa importancia en el respaldo de la agenda del disco y la banda en general. La estrategia que tenemos con ellos gira en torno a estrenar el producto tanto en físico como en descarga digital antes de que se acabe el semestre, y el evento de lanzamiento queda para el segundo semestre, para analizar la acogida del material y, en el mejor panorama, brindar un concierto donde el público nos acompañe rompiéndose al ritmo de las rolas y gritándose las letras.

 Pasamos por muchos títulos hasta decidirnos por ninguno en absoluto. En la reseña más reciente que nos hicieron le pusieron de nombre al disco el fragmento de un texto que usamos para promocionarlo en redes: “Tales of harrowing extremes” o “Relatos de extremos desgarradores”, la verdad es que el esfuerzo detrás de sacar el producto fue tal que esa frase dice mucho, pero optamos por dejarlo homónimo –o A.C.P para los más cercanos- en tributo a que definitivamente marca un antes y después para la banda. Es como nuestra real presentación, en propuesta a muchos niveles, para el público.

 Respecto a lo que soñamos como banda, deseamos que los años de experiencia se articulen en mejores condiciones para poder seguir haciendo esto. Hay mucho ruido por hacer e imágenes que mostrar, además de cosas por decir. Ya se está planeando un nuevo disco y, con lo que hemos aprendido en estos años, confiamos en que todo lo que nos falta por vivir se vea reflejado en la mejor entrega de parte de la banda hasta el momento.

  El disco duró mucho tiempo en un limbo en el que no sabíamos qué iba a pasar con tanto tiempo, esfuerzo y recursos (materiales y espirituales). Lo mejor que nos pasó en medio de esa demora fue madurar como personas y artistas, y traer al ruedo algo que sólo la paciencia sumada a la terquedad brinda: sabiduría. En este momento todas las decisiones que se tomaron, buenas o malas, le han dado la personalidad y la factura que tanto buscábamos para el producto terminado; hay satisfacción de por medio. Falta toda la promoción y un largo etcétera, pero estamos es que nos grabamos de nuevo.

  En el aspecto de audio trabajamos con Leonardo Vargas (Kilcrops, Tears of Misery, Withering Void), Álvaro Vargas (Grito, Tokai, Distracción), Darío Bernal (Terminal War, Chite, Compadres Recerdos), Juan Pablo Chaparro (Kariwa), Carlos Altuzarra (Narcopsychotic, Bent), Nelson Vera (Pèl de Gall, Snorkel Quintet, Kariwa) y David Londoño (The Reverent Souls, Art of Deception, Cuentos de los hermanos Grind); en la parte visual los cómplices usuales de A.C.P fueron SHARPBALL y Andrés Cruz Barrera –los de “Los Once”- haciendo lo suyo; y para finalizar el producto nos subimos al catálogo de Parallel Records y sus creadores Juan Pablo Fuentes y Mateo Peña (Free to Decide). Reunir todo ese material y montar una cosa que tuviera coherencia fue un reto inmenso. Trabajar con un grupo tan robusto de talento colombiano nos demostró que eso de los parches y de las roscas no condiciona la gestión artística. Y eso sí, aprender a producir a la banda fue la recompensa absoluta; entre aciertos y desaciertos, nos dimos cuenta qué tanto había crecido AIRE COMO PLOMO… cómo seguir creciendo y para qué.

 Vean a continuación el video liryc de "Solo América" bajo la dirección de los hermanos Jiménez. Y esperen pronto otra entrega directamente relacionada con los estrenos de sonidos colombianos que se vienen para el 2015.


facebook.com/AIRECOMOPLOMO

¿Qué te pareció este contenido?