La nueva antología del Sargento García

El cantante celebró su cumpleaños con el lanzamiento de un trabajo que recuerda un concierto en Burdeos, un fiestón de Máscaras en México y la calentura de la "cumbia muffin" que se imaginó en Colombia. 

"Con los mismos elementos de los bailes cantaos, la cumbia es una danza de cortejo amoroso que se baila en diferentes partes de la costa Caribe colombiana"La frase, del Museo del Caribe de Barranquilla, no entra en detalles pero habla sobre la sensualidad escencial de la cumbia.

¿Y la "cumbia muffin"? Ésa se la imaginaron el Sargento García y Richard Blair cuando el músico y cantante francés vino a Colombia en 2005, y maravillado con ese poder, sacó en colaboración con la figura de Sidestepper el disco Cumbia Muffin (2009), respondiendo así a los ritmos que venían cortejeándolo desde hace tiempo. 

Experimentado en el reggae, el hip hop, la salsa y la música africana, ingredientes claves de su "salsamuffin" que comenzó con Salsamanía (1996), e incluso desde su crianza en el barrio meztizo de París, Belleville, Bruno García (como se le conocía antes de tomar el nombre del personaje de El Zorro), vino persiguiendo los orígenes y raíces de la cumbia, quedándose otra temporada en el país.

Desde 2009 se le ha visto pasar con su ejército sonoro de músicos por Bogotá, Palenque, Cartagena, y muchos otros lugares que han inspirado otros proyectos champeteros como Me falla el WiFi con los Bazurto All Stars, nuevas colaboraciones colombianas como Calentura Mi Son con Zalama Crew, y el lanzamiento de otro EP llamado Una y otra vez"un viaje tremendo entre Francia, Valencia y Bogotá".  

El sargento, quien ya había compartido ideas a partir de su primera peregrinación por Colombia con La Mojarra Eléctrica, Erika Muñoz (Sidestepper), La-33 y Bomba Estéreo, cumplió años a mitad de diciembre pasado y decidió convertirlo en una fecha aún más especial con el lanzamiento de una antología sonora y en vídeo relacionada con nuestro país.
 
Incluyendo el disco que grabó con Blair, Anthologie: 2006-2010, nombre de su nuevo trabajo, recuerda lo mejor de su paso por México y Colombia, dos potencias de la cumbia, presentando todo su disco Máscaras de 2006 (su lado más mexicano), así como Okoka (experimento sound system con los españoles Supa Bassie y Nano Bravo), un concierto completo de 2006 en DVD en el Krakatoa de Burdeos. 

Radicado en Bogotá hace cuatro años, y facinado todavía con las chivas, entre otros íconos culturales y rumberos del país, El Sargento sigue buscando trabajar con "esa diversidad, esa riqueza de ritmos, melodías e instrumentos" que tienen los músicos colombianos. "La cultura musical que tiene Colombia es increíble", se le oye decir emocionado en este vídeo de promoción de Una y otra vez.

Anthologie es entonces un buen inicio para descubrir el sabor y la sensualidad bailable de este periodo cumbiero del Sargento García, que aún sigue vigente. Sin embargo, no se pueden olvidar sus grandes discos de influencia salsera y latin jazz como La semilla escondida, Un poquito quema'o Sin Fronteras, a los que valdría la pena también honrar su diversidad y enseñanza con otra antología.
 


Foto: tomada de Facebook, Sargento García.


sergentgarcia.com/es

¿Qué te pareció este contenido?