La Morateka: La muerte de Bonzo

Si bien el baterísta de Led Zeppelin, John Bonham, es recordado en el mundo de la música por su velocidad, fuerza, golpe de su pierna derecha, sonido y estilo, también lo es tristemente por su capacidad de consumir alcohol. Por Héctor Mora.

En Septiembre de 1980 los integrantes de Led Zeppelin estaban preparando el repertorio y show de lo que seria su primera gira norteamericana desde 1977.  Todo estaba planeado para dar inicio el 17 de Octubre en Montreal, Canadá. Los ensayos se llevaban a cabo cerca  la mansión de Jimmy Page, lugar donde se estaban hospedando.

El 24 de Septiembre, John Bonham fue recogido por un asistente de la banda, llamado Rex King, quien lo llevaría a los BrayStudios para el ensayo del día. Durante el viaje, Bonham se detuvo a desayunar, y acompañó sus alimentos no con café con leche, sino con grandes cantidades de vodka. Posteriormente continuaría bebiendo a lo largo de la jornada.

Tras terminar las labores del día, la banda se trasladó a la casa de Jimmy Page, la OldMillHouse de Clewer, Windsor. Pasada la media noche, ya entrado el 25 de septiembre, Bonham se quedó dormido por la borrachera y por lo tanto le ayudaron a irse a la cama para que descansara.

 

 

A la mañana siguiente, Benji LeFevre, nuevo manager del grupo para ese entonces, y John Paul Jones, bajista de Led Zeppelin, le encontraron muerto en su cama. Bonzo, como también se le conocía, tenía 32 años de edad.

El informe del forense, ratificado posteriormente el 27 de Octubre, determinó la causa de la muerte del baterista por asfixia, producida tras inhalar su propio vomito, motivado por alrededor de 40 tragos de vodka  consumidos durante las últimas 24 horas de vida del músico.

Posteriormente el cuerpo de Bonham fue cremado y sus cenizas enterradas el 12 de Octubre 1980 en una iglesia de Rushock, Worcestershire, lugar donde actualmente reposan para la posteridad.
 

John Bonham

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me da igual'.