La Morateka: Fleetwood Mac y su álbum "Rumors" (1977)

Este disco es uno de esos trabajos artísticos que logra trascender su reputación como pieza musical, transformándose en una leyenda. Es un trabajo que existe fuera del tiempo y la crítica, pero que claramente marca una era. Por Héctor Mora

Antes de editar "Rumors" en 1977, Fleetwood Mac gozaba de un éxito moderado, pero tras lograr el disco pop más vendido para la época, se convirtieron en todo un fenómeno, alcanzando ventas de 800.000 copias por semana. El disco está en la lista de los 10 álbumes más vendidos en la historia, con más de 41 millones de copias a nivel mundial.

Mientras los listados mostraban un éxito histórico, la grabación del disco fue todo un conflicto de emociones y tensiones a nivel interno. Como sucedía con muchas bandas a mediados de los 70, sus integrantes estaban vinculados entre sí, a nivel profesional y también romántico; en este caso, la historia ocurrió con dos parejas que se habían creado al interior del grupo: la teclista y cantante Christine McVie estaba casada con el bajista John McVie, y Lindsey Buckingham estaba casada con Stevie Nicks.

Para el momento de la grabación de éste álbum, el número 11 del grupo, Christine y John McVie estaban divorciándose, mientras que Linsey y Stevie estaban terminando su relación. Toda esa tensión llevó a que también las cosas se dieran para que Stevie corriera a los brazos del baterísta Mick Fleetwood, quien ya estaba casado y tenía problemas al interior de su familia. 

Ésa relación fue muy corta y terminó por consentimiento mutuo,  pero llevó a que un año después, en1978, Mick dejara a su esposa por una amiga de Stevie Nicks, llamada Sara Recor.

Las tensiones de estas situaciones abundan en casi todas las canciones de “Rumors”, por lo cual escuchar el disco deja una experiencia con tinte voyeur. El espectador se regocija mientras las lágrimas de los integrantes del grupo caen y se cantan verdades dolorosas entre ellos. Mentiras, rumores, dolor en el corazón, frases con doble sentido.

Todos los sentimientos relacionados con traición y decepción fueron captados en el estudio, en donde los integrantes se veían forzados a convivir con los otros. Por esto el disco toma el dolor personal de los artistas y lo transforma en algo público, de carácter universal.

El éxito de “Rumors” llevó a esta banda angloamericana a mantener la posición número uno de los listados norteamericanos durante 31 semanas consecutivas. La acogida fue replicada en varios países del mundo. En 1978 Fleetwood Mac ganó el premio Grammy al Álbum del año.

 


Más anécdotas de la música en La Morateka.

¿Qué te pareció este contenido?