La Morateka: The Doors y su Roadhouse Blues

Cuando Jim Morrison se pasaba de copas, era normal que le gustara comenzar a cantar blues durante los ensayos. Por Héctor Mora

La banda tenía una faceta psicodélica que los hizo muy populares, pero en realidad sus bases iniciales eran muy blues; realizaban versiones de grandes temas del género y la canción ‘Roadhouse Blues’ es una muestra de su creatividad..

Adicionalmente, Jim Morrison inspiró la letra y la frase “Mantén tus ojos en la carretera y tu mano sobre el timón” ("Keep your eyes on the road, your hands upon on the wheel"), tras realizar un recorrido en automóvil mientras su novia, Pamela Courson, quien no era muy buena conductora, manejaba rumbo a las afueras de Los Ángeles.

John Sebastian, de la agrupación Lovin’ Spoonful, interpretó la armónica, identificándose en el álbum como ‘G. Poglese’, debido a que tenía el temor de que su nombre fuera asociado a The Doors, sobretodo después de los incidentes en un concierto en Miami, donde se acusó a Morrison de exposición pública indecente y de alterar el comportamiento de los asistentes. El cantante fue condenado a 6 meses de cárcel pero apeló el caso y falleció antes de que se diera el nuevo fallo. En el 2010, el Gobernador del estado de la Florida, Charlie Crist, otorgó el perdón a la memoria de Morrison y este fue declarado libre de todo cargo.

El guitarrista Lonnie Mack interpretó el bajo en la canción, algo inusual en la banda, ya que The Doors no utilizaba bajista. La canción fue el primer sencillo del álbum ‘Morrison Hotel’ de 1970 y llegaría  a la posición Nº 50 de los listados.

En un reportaje de la revista NME al guitarrista de The Doors, Bobby Krieger, publicada el 17 de Julio del 2010, comentó: “Ray, nuestro teclista, había estado manejando por Los Angeles y pasó por el frente de un lugar llamado ‘Morrison Hotel’. Así que nos comentó acerca de su hallazgo y decidimos ir a tomarnos unas fotos con el recién descubierto Hotel. Sin embargo el dueño del lugar no nos permitió entrar porque nos consideró  unos hippies indeseables, toda vez que habían muchos borrachos y vagabundos por la zona. De todas formas aprovechamos un descuido del propietario y nos tomamos la foto exterior que seleccionamos para la portada del álbum".
 

 


Todas las anécdotas de la música están en La Morateka.

¿Qué te pareció este contenido?