La Copa de las desilusiones

La idea era hacer una fiesta. Invitar algunos amigos, conformar nuevas familias, reafirmar otras y experimentar nuevas sensaciones. Celebrar 100 años del certamen de selecciones más añejo del mundo prometía ser algo maravilloso. Sin embargo, la historia no tuvo final feliz. Al menos para algunos.

Cada selección participante en la Copa América Centenario tenía su propio objetivo. Algunos como México y Estados Unidos, demostrar que además de competirla, podían ganarla. Otros, a dar una que otra sorpresa, un golpe si se quiere, y demostrar cuánto han crecido. Fue el caso de Venezuela.

Pero esta competición arrojó un saldo inesperado: 4 Directores Técnicos dejaron su cargo: Gerardo Martino en Argentina, Ramón Díaz en Paraguay, Dunga en Brasil, y Julio Baldivieso para Bolivia; por si fuera poco, el máximo referente futbolístico del evento, Lionel Messi, renunció a la albiceleste. Selecciones estas, pertenecientes a la Conmebol. Un precio muy alto. Revisemos lo sucedido.

BOLIVIA: La cita en Estados Unidos y el haber perdido todos sus partidos allí (vs Panamá, Chile y Argentina), fue la excusa perfecta para separar a Julio Baldivieso de la selección de Bolivia. Fueron en total, 1 triunfo y 10 derrotas en 10 meses. Eso, y diferencias con parte de la dirigencia, frenaron el proceso.

PARAGUAY: Iniciaba la copa con optimismo y ante el rival más cómodo del grupo: Costa Rica. A la postre sería su perdición. No pasó del empate y con esto, llegaron las dudas al enfrentar a Colombia y a Estados Unidos. Perdió los dos juegos en mención, y de esta manera el trabajo acumulado de Ramón Díaz durante un año, basado en pilares como Villar, Santacruz y Barrios, se vino a pique. Llegó entonces la dimisión del ‘Pelado’.

BRASIL: Siempre es candidato. Así lo exige su historia y su talento. Sin embargo, al llegar a Estados Unidos, la irreglar campaña en la eliminatoria (sexta con 9 puntos) ponían a su DT, Dunga, en el centro de las miradas. Despreció a Marcelo, campeón de Europa con el Real Madrid, y sin la posibilidad de contar con Neymar, vio prematuramente la eliminación en la fase de grupos ante Perú. Suficientes motivos para la Confederación Brasileña de Fútbol para separarlo del cargo.

ARGENTINA: la cita centenaria era la oportunidad ideal para la albiceleste de lograr un título. Llegaban al torneo como subcampeones de la Copa América de Chile 2015 y del mundial de Brasil 2014. Lionel Messi lideró a una selección que cabalgó la copa sin sobresaltos hasta su cita en New Jersey con Chile. Esa derrota y de nuevo por la vía de los penales, fueron demasiado para Messi, quien renunció a seguir jugando para la selección.  Era apenas la punta del iceberg para lo que vendría después.

Sí. Chile fue justo campeón. Con todas las letras. Eso sí, jugaba sin presión: aún antes del inicio de la Copa era el vigente monarca y representaba a Suramérica en la Copa Confederaciones. Sin embargo, el desenlace de la Copa castigó en exceso a Argentina.

Este par de acontecimientos, sumados a la desorganización que la Asociación del Fútbol Argentino padecía, ocasionaron la renuncia del 'Tata', siendo este el caso más traumático de todos los anteriormente mencionados: Argentina se quedó sin DT, sin capitán, y no tiene siquiera una cúpula directiva organizada que tome decisiones.

Este será sin duda un semestre definitivo para las selecciones sudamericanas, y las eliminatorias

¿Qué te pareció este contenido?