La BBC lanzará un servicio de descarga como iTunes

En medio del debate actual sobre el futuro convergente entre la televisión e Internet, el anuncio de este nuevo servicio del canal público inglés es un adelanto a lo que podría venir en este tema. 

Actualmente, empresas grandes de Internet y tecnología como Apple, Google, Samsung, Sony y otras, ofrecen servicios exclusivos de contenido en línea a través de sus televisores de última generación, permitiendo la descarga de programas en alta definición, la participación de los usuarios en emisiones en vivo, y que estos puedan compartir y publicar en redes sociales.

Sin embargo, cada una de estas construyen su propia interfaz y diseño en sus aparatos, por lo que son incompatibles entre usuarios, y no generan ganacias al mismo ritmo ni para los mismos. Por esto, los gobiernos de Europa y Estados Unidos se encuentran actualmente negociando y buscando un estándar al que canales como la BBC, empresas como Apple, redes sociales y otros productores de contenido, se sometan, y no al revés. 

Mientras se soluciona este embrollo, en el que están en juego millones de dólares en publicidad, impuestos y ganancias, el anuncio de la BBC de ofrecer un servicio de "almacen digital" que venderá contenidos con calidad DVD, es una movida interesante que por ahora motivará a los usuarios de computadores y dispositivos móviles a hacerse con sus programas favoritos para verlos en estos aparatos. 

El director general de la BBC, Mark Thompson, anunció el pasado miércoles 14 que el "Proyecto Barcelona", como se le llama internamente al que sería el iTunes Store de su cadena, ofrecerá contenido a un precio razonable, pero no dijo desde cuando, ni mencionó detalles sobre diseño o funcionalidad.


 

Por ahora, el objetivo que tendrá este servicio será la de que los usuarios paguen una licencia para obtener todos los programas del canal público, y acceder a su basto archivo digital, que irá creciendo a medida que la demanda lo requiera. 

En cuanto al futuro de estos servicios y de la televisión, ¿Qué pasaría si un usuario quiere comprar un programa de la BBC desde su televisor Apple? ¿Habrá restricciones? ¿Qué sucedería si ese programa se puede compartir en Facebook, pero esto no funciona para iOS o Android? ¿Y qué si los usuarios quieren todos los servicios al mismo tiempo? 

Por el momento, sabemos que se unirá entonces un nuevo e inmenso competidor al negocio de contenidos digitales de descarga en línea, lo que le añade un nuevo desafío a Apple y a quienes ven el futuro de este negocio en la televisión.

¿Qué te pareció este contenido?